Archivo del sitio

Tuenti ‘dinamita’ el mercado móvil en España: llamadas a 3 céntimos y 1GB de datos por 6 euros

Tuenti Saca Al Mercado Unas Tarifas Increibles Para Internet

La red social, del grupo Telefónica, ha estado probado el servicio en fase beta durante todo el año 2011.
La tarifa de voz asciende a tres céntimos de euro el minuto a cualquier operador, más 15 céntimos por establecimiento de llamada.
En concepto de datos , los precios serán de 6 euros al mes por 1 Gb y alcanzarán los 15 euros mensuales por 3 Gb.

La red social Tuenti, del grupo Telefónica, ha lanzado un servicio de telefonía móvil con una “rompedora” tarifa de voz a 3 céntimos de euro el minuto a cualquier operador, más 15 céntimos por establecimiento de llamada, mientras que el precio en concepto de datos oscila entre 6 y 15 euros al mes.

Así lo ha anunciado este miércoles, en Madrid, durante su primera rueda de prensa, el fundador y consejero delegado de esta compañía, Zaryn Dentzel, tras destacar la buena acogida de esta iniciativa en fase beta durante 2011, al recordar que en el último año ha crecido el 330% o el acceso a Tuenti a través de aplicaciones móviles.

Las tarifas en concepto de datos serán de 6 euros al mes por 1 Gb y alcanzarán los 15 euros mensuales por 3 Gb, mientras que los dispositivos serán teléfonos “inteligentes” en la modalidad de prepago, aunque la idea es extender el servicio a móviles con contrato en las próximas semanas.
Conexión permanente

El responsable de Tuenti ha destacado “la conexión permanente” que garantiza a sus usuarios este servicio, cuyas ventajas serán difundidas ampliamente con una intensa campaña de publicidad en universidades, institutos y el Metro.

Bajo el lema “Ahora Tuenti con lengua ;P”, varios jóvenes empleados o usuarios de la red social sacan la lengua en el “spot” publicitario, con la idea de demostrar que están rompiendo con un pasado de telefonía móvil de altas tarifas para dar paso a una nueva generación 2.0.

Dentzel ha destacado que este servicio garantiza el acceso a todos los datos y contactos del usuario en la red y le permite recuperarlos automáticamente en caso de perder el teléfono, porque están almacenados en “la nube”.

Dado que el perfil de usuario es una persona joven, la empresa le ofrecerá distintas gamas de móviles “inteligentes” a precios asequibles, ha añadido Dentzel.

Agencia: EFE. 15.02.2012 –

ElConfidencial.com > Tecnología > 

4 de 9 en TECNOLOGÍA  anterior siguiente

AGRESIVO LANZAMIENTO

Tuenti ‘dinamita’ el mercado móvil en España: llamadas a 3 céntimos y 1GB de datos por 6 euros

Tu (Tuenti) intentará desbancar a Pepephone, su máximo rival ahora mismo.

C. Otto – Sígueme en  Twitter   16/02/2012

Tuenti no piensa darse por vencido tan fácilmente. Después de unos comienzos algo dubitativos, su operadora móvil, Tu, ha decidido dar un golpe encima de la mesa y presentar una oferta que rompe con el mercado, incluso con las operadoras ‘low cost’. El CEO de Tuenti, Zaryn Dentzel, recibía ayer a toda la prensa convocada ante lo que sería un importantísimo anuncio: Tuenti decidía ‘romper’ las tarifas de móvil para intentar imponerse definitivamente en el mercado de las ‘low cost’. Las cifras son reveladoras: llamadas a 3 céntimos el minuto, a fijos y móviles, y 1GB de conexión por tan sólo 6 euros al mes. Y si te parece poco, también 3GB por 15 euros/mes.

Pepephone en el horizonte

Con estas cifras, Tu presenta batalla a sus grandes rivales: Yoigo, Jazztel y, sobre todo, Pepephone. Precisamente ésta última viene siendo la compañía reina de entre todas las que ofrecen servicios de bajo coste. Pepephonepresenta unos precios de llamada similares a los de Tuenti, pero sus 651MB de datos por 6,9 euros/mes parecen migas al lado del giga que ofrece Tu.

Dentzel, que ayer daba comienzo a eslóganes como ‘Ahora Tuenti con lengua’ o ‘Habla Tuenti’, tiene claras sus intenciones: “La propuesta es única en el mercado. Se trata de la primera red social que ofrece un servicio como proveedro de comunicaciones. Tenemos un servicio enfocado a los públicos del futuro, que hacen un uso intensivo de las comunicaciones y del consumo de contenidos”.

Un nicho potencial de 15 millones de usuarios

Se abre, a partir de ahora, una interesante lucha por ver quién copa un nicho de usuarios que gasta poco pero que cada vez es más potente.

De entrada, la clientela potencial de Tu no es poca cosa, ya que Tuenti cuenta con más de 13 millones de usuarios, que se acaban de convertir en el máximo objetivo de la operadora.
Tuenti presenta, además, unas evoluciones francamente buenas: sólo su aplicación para Android ya ha crecido un 634% en todo 2011.

No parece sencilla la lista de tareas que se ha asignado a Tu desde antes incluso de nacer: no sólo tiene que convertirse en la ‘low cost’ por excelencia, sino que además tiene que intentar compensar las terribles pérdidas de Movistar, que en tan sólo dos años ha perdido más de 800.000 clientes (600.000 de los cuales se marcharon en 2011).

Habrá que ver el recorrido de Tu.
De momento, ya tiene un nicho objetivo de más de 13 millones de usuarios.

5 programas ideales para garantizar tu privacidad en la red

5 programas ideales

para garantizar tu privacidad en la red

Hoy comenzamos una nueva sección en Bitelia que trata de presentaros programas y utilidades enfocadas a un determinado tema. Para empezar hemos decidido hacer una pequeña recopilación en torno a uno de los aspectos más importantes de la informática personal: la privacidad.

Por eso os presento algunas utilidades que podéis utilizar diariamente en vuestros ordenadores y que os ayudarán a comunicaros, codificar vuestros archivos, almacenar vuestras contraseñas, o navegar de forma segura.

TrueCrypt

TrueCrypt es una de las aplicaciones más conocidas a la hora de codificar nuestros archivos de cara a que solamente nosotros o quien queramos pueda acceder a sus contenidos. Lleva muchos años en el mercado y esta avalado por una gran comunidad de usuarios y de desarrolladores, ya que esta completamente basado en código abierto.

Su utilización es realmente sencilla, y entre otras cosas puede ayudarnos a codificar nuestros archivos, hacerlo con una partición o unidad de disco entera, o denegar el acceso en caso de que se haya detectado la entrada incorrecta de la contraseña.

KeePass

KeePass es un gestor de contraseñas que nos ayudará a almacenar nuestros passwordsde forma segura y sencilla. Con esta aplicación podemos guardar todas nuestras contraseñas en una base de datos que se cerrará y sólo se abrirá introduciendo una clave maestra. Es decir, únicamente tendremos que recordar una contraseña para poder acceder al resto de ellas. Además, permite que nos llevemos las bases de datos con nosotros allá donde vayamos, manteniéndolas lejos de peligros o de personas ajenas.

Particularmente soy más de no escribir este tipo de datos ni usar estos servicios, pero se trata de una aplicación muy segura, y además, con los tiempos que corren, en los que la cantidad de datos que almacenamos en la red es cada vez mayor y el número de servicios que usamos aumenta día a día, se trata de una muy buena idea.

Skype

Pese a que hace poco fue comprado por Microsoft y se anunciaban cambios importantes, la verdad es que a día de hoy tener una conversación por Skype sigue siendo una de las mejores forma de comunicarnos de manera totalmente privada a través de Internet.

Su versatilidad y el hecho de que esta disponible para un amplio número de plataformas hace ideal y casi indispensable que todos tengamos una cuenta de Skype, desde la que además no nos costará nada hablar con nuestros contactos, pese a que ellos se encuentren en la otra punta del mundo.

TorChat

En un post sobre privacidad no podíamos dejar de hablar de TOR. Como todos sabéis, se trata de un sistema que trata de proporcionarnos anonimato a la hora de conectarnos a la red a través de una serie de enrutamientos que nos permiten llegar donde queremos pasando por una serie de sitios que nunca sabrán quienes somos. De hecho, TOR significa The Onion Router, y como si de una cebolla se tratase nuestra conexión pasará por muchas capas antes de alcanzar el otro extremo.

Son muchos los programas que funcionan con TOR, y aquí os mencionamos unas cuantas. La primera de ellas es TorChat, una aplicación de la que ya os hablamos hace algunos meses y que es ideal para chatear de forma totalmente segura y anónima. Se distribuye para sistemas Windows, Mac y Linux, y su utilización se basa en un identificador de 16 caracteres que hará las veces de ID y que podremos compartir con nuestros amigos para hablar con ellos.

Privoxy

Privoxy es otra utilidad que se basa en TOR para garantizar nuestra privacidad, y que esta vez se centra en ofrecernos un avanzado web proxy desde el que podemos entre otras cosas, controlar los accesos o administrar las cookies.

Se trata de un programa bastante popular, ya que su licencia GNU hace que este disponible de forma multiplataforma, y podamos descargar compilaciones especiales para Windows, Mac OS X o Linux. Su instalación y configuración son bastante sencillas, aunque en la página oficial podemos encontrar abundante documentación si tenemos algún problema.

http://bitelia.com/2011/10/utilidades-5-programas-ideales-para-garantizar-tu-privacidad-en-la-red

 

No guardes archivos en servidores online o los perderás

No guardes archivos en servidores online o los perderás

¡Si dejas tus documentos en manos de la red, llegará un día en que lo perderás todo!

Angel Vilchez 22/01/2012

 

Teníamos muchas dudas y desconfianza en el modelo de almacenamiento que los fabricantes, operadores y proveedores de contenidos nos quieren imponer:

‘El almacenamiento en la nube o servidores online’

almacenamiento en la nube

De siempre he sido reacio a guardar documentos, fotos o archivos privados en Internet y, por supuesto, sustituir mis discos duros por plataformas como Google Docs, Skydrive de Microsoft, Dropbox, etc.

Vale que cuando las cosas van bien no hay por qué preocuparse, pero… ¿Qué pasa si una orden judicial decide clausurar la plataforma donde se almacenan mis archivos?

Hoy es un día de reflexiones, de replantearse ciertas cosas y de tomar decisiones.

Esta semana ha tenido lugar una de las más disparatadas tragedias que podía sufrir Internet: El asalto del FBI a las oficinas de Megaupload. Y no hablo en este momento de si es lícito o no, de la trama que hay supuestamente detrás del fundador de Megaupload…

Al fin y al cabo este tipo era millonario y no voy a llorar por él. Hablo de nuestros derechos, de por qué el FBI se atreve a privarnos del acceso a nuestros archivos privados y confindencialesque manteníamos en Megaupload.

Yo, por ejemplo, tenía archivos, documentos de texto y fotos en Megaupload. La plataforma te permitía almacenar y acceder a ellos desde cualquier parte, ya que se consideraba un servidor de almacenamiento en la nube.

Por qué tengo que aceptar que el FBI me prohiba recuperar dichos archivos o lo que es peor… ¿quién les da derecho a poder leer dichos archivos personales y confidenciales cuando me ampara la Ley de Protección de Datos?

Pero no penséis que el caso de Megaupload es el único… Esto es sólo el principio.

Lo mismo que hemos perdido nuestros archivos y que ciertos señores pueden ver lo que teníamos dentro de los servidores de Megaupload, nos puede pasar exactamente lo mismo con otras plataformas. Apple, Microsoft, Google y los fabricantes de dispositivos como Smartphone, Tablet o PCs ofrecen menos capacidad de almacenamiento físico cada vez.

A cambio, promueven que guardes tus documentos en sus plataformas online.

Claro… para que las lean ciertas autoridades, hagan un perfil de nosotros, trafiquen con nuestras gustos y, si llega el Tio Sam con una orden, se apoderen de dichos documentos y nos dejen con las manos vacías.

Mi consejo… Exigid más memoria en vuestros equipos y desconfiad de La Nube. Al menos hasta que nuestros derechos de privacidad y accesibilidad se cumplan y exista un acuerdo de garantía de cumplimiento Internacional.

http://www.configurarequipos.com/actualidad-informatica/4661/no-guardes-archivos-en-servidores-online-o-los-perderas?utm_medium=twitter&utm_source=twitterfeed

LOS EJECUTIVOS NO TIENEN TIEMPO PARA ENCONTRAR PAREJA Y SE LO ENCARGAN A AGENTES DE CITAS

ElConfidencial.com > Alma, Corazón y Vida > 

5 de 5  anterior

LOS EJECUTIVOS NO TIENEN TIEMPO PARA ENCONTRAR PAREJA Y SE LO ENCARGAN A AGENTES DE CITAS

Agentes de citas 2.0: tú me pagas, yo la seduzco y te la pongo en bandeja

 

Agentes de citas 2.0: tú me pagas, yo la seduzco y te la pongo en bandeja

Los agentes de citas seducen a las mujeres principalmente vía chat. (Corbis)

Rebeca Royo  20/12/2011  (06:00h)

¿Por qué un ocupado ejecutivo iba a sacrificar sus escasas horas libres delante del ordenador, buscando pareja, si alguien puede hacerlo por él? Basta con pagar una generosa cifra y dar un par de pistas sobre lo que se pretende encontrar a un agente especializado, un profesional del ciberligoteo, un ‘cyrano de internet’.

Se trata de un servicio no apto para tímidos y especialmente pensado para que seductores y donjuanes den rienda suelta a su talento a través de la red, poniéndolo al servicio de sus clientes. Axel, un estudiante de Niza, es uno de estos ‘asistentes de citas’ que se dedica a encontrar y cautivar a mujeres potencialmente atractivas para sus clientes, según las directrices que éstos le hayan indicado.

Axel y los demás ciber-seductores a sueldo se dedican, básicamente, a filtrar las candidatas que haya en la red y allanar el terreno ahorrándoles a sus clientes el tedioso trabajo de pasar horas y horas chateando con alguien para comprobar que no es la persona adecuada.

Los clientes de Axel, que depositan en él toda su confianza, llegan a mesa puesta: entran en juego sólo cuando su ‘agente’ ha hecho todo el trabajo de seducción previo y la mujer está totalmente predispuesta a enamorarse.

Vicente Fabre es el creador de la web para la que trabaja Axel,Netdataassistant, y asegura que el de asistente de citas es “un trabajo de ensueño”. Exclusivo para hombres, al parecer, pues en esta página sólo trabajan varones y sólo ‘seducen’ a mujeres. Su nicho de mercado, por supuesto, está acotado sólo a los hombres.

¿Si puedo pagarlo por qué lo voy a hacer yo?

Uno de ellos es Julian, de 38 años, un ejecutivo que rara vez llega a casa antes de las ocho de la tarde y que no quiere pasarse la noche pegado al ordenador buceando en la red en busca de una mujer que le guste.

“Prefiero ir a tomar una copa con los amigos o visitar mi hija de diez años”, asegura Julien al rotativo The Sunday Times. “No tengo mucho tiempo para buscar citas por Internet, pero sí tengo los medios para pagar a alguien que lo haga por mí. ¿Por qué no?”.

De esta forma, Julian informa a Axel, su agente, sobre sus criterios y preferencias en las mujeres (edad, aspecto, religión…) y delega en él todo lo referente al cortejo.

El trabajo del asistente de citas consiste en conseguir que su cliente destaque por encima de los demás, tomando su personalidad y poniendo en marcha sus dotes seductoras. Si le sale bien, le último paso es concertar una cita entre la mujer elegida y su cliente. A partir de ahí, el trabajo deberán hacerlo ellos.

Pero, ¿qué ocurre si Axel da con una homóloga suya y resulta que están flirteando dos ‘profesionales’? “Es muy improbable, la mayoría de los asistentes de citas son hombres y sus clientes también”, argumenta Axel.

Tampoco teme que le ocurra como al célebre Cyrano de Bergerac, aquel seductor que terminó enamorándose de la mujer a la que tenía que seducir para su amigo. “Soy un profesional y siempre voy a poner al cliente por delante”, afirma convencido.

ElConfidencial.com

El Internet y sus mitos

El Internet y sus mitos

Marcelo Colussi (especial para ARGENPRESS.info)
Un cuchillo puede servir para cortar la comida…., o para apuñalar a alguien. Del mismo modo, la energía nuclear puede servir para alumbrar toda una ciudad, o para hacerla volar por el aire. Conclusión: la tecnología en sí misma, permítasenos apelar a este maniqueísmo un tanto reduccionista, no es ni “buena” ni “mala”.
El aprovechamiento de los avances técnicos está en función del proyecto humano en que se despliegan. Los instrumentos que el ser humano va creando, desde la primera piedra afilada del Homo Habilis hasta la más sofisticada estación espacial actual, son herramientas que ayudan a la vida.
Las herramientas no tienen un valor por sí mismas: son la perspectiva ética, el modelo de ser humano y de sociedad a la que sirven, quienes les da su valor.

Es importante empezar diciendo esto para aclarar un mito que se ha venido dibujando en el mundo moderno, el mundo de la industria basado en la siempre creciente revolución científico-técnica: el mito de la tecnología y del progreso sin par.
Las herramientas, los útiles que nos ayudan y hacen más cómoda la vida cotidiana –el tenedor, la presa hidroeléctrica, el calzador para ponernos un zapato o el microscopio electrónico– son pasos que nos van distanciando cada vez más de nuestra raíz animal.
Pero con la aceleración fabulosa de estos últimos dos siglos que se da con la industria surgida en Europa y hoy ya globalizada ampliamente, el poder técnico pareciera independizarse obteniendo un valor intrínseco: la tecnología pasa a ser un nuevo dios ante el que nos prosternamos.
En muchas ocasiones terminamos por adorar la herramienta en sí misma, independientemente de su real utilidad o de las consecuencias nocivas que pueda acarrear.
Una vez más entonces: la tecnología no es “buena” ni “mala”. Es el proyecto político-social en la que se inscribe lo que debe cuestionarse. Los motores de combustión interna, por ejemplo, facilitaron las comunicaciones de un modo espectacular, pero al mismo tiempo pasaron a ser los principales contaminantes del mundo contribuyendo a provocar la catástrofe medioambiental que vivimos destruyendo la capa de ozono.
¿Son los automóviles la “causa” de ese desastre?
Obviamente no, sino el proyecto social al que sirven. Y es claro que el mismo está decidido e implementado por grandes poderes que obligan a seguir determinados criterios y no otros: ¡todo el mundo consume automóviles alimentados con gasolina hasta que se termine la última gota de petróleo que hay en el subsuelo!
¿Se consultó a alguien, a los ciudadanos comunes, si estábamos de acuerdo con eso?
El mito tecnológico alimenta generosamente esas construcciones culturales borrando la reflexión crítica al respecto: “tener auto da estatus…, y si es una Ferrari, ¡mejor!”
Los mitos tienen esa función: dan explicaciones convincentes del mundo, eximen de seguir interrogándonos porque “resuelven” el origen de todas las cosas.
En la sociedad planetaria actual, marcada por la gran industria que transformó radicalmente la vida en estos últimos 200 años, hoy por hoy el desarrollo técnico ha llevado a entronizar la acumulación y procesamiento de información como el bien más importante.
Tanto, que se puede hablar de una “sociedad de la información”.
En esta nueva “aldea global”, las tecnologías de punta ligadas a las comunicaciones marcan el ritmo: sociedad digital, sociedad basada en la inteligencia artificial y en la virtualidad, donde quien no puede seguir ese ritmo –y de hecho, es la gran mayoría planetaria– queda en una situación de desventaja comparativa cada vez mayor con quien sí lo impone.
De más está decir que son unos pocos centros de poder mundial los que detentan esas tecnologías. Las diferencias, por tanto, se aumentan exponencialmente.
Las sociedades agrarias que por milenios se desarrollaron en los distintos puntos del planeta, con diferencias sin dudas, tenían no obstante una cierta paridad entre sí. Hoy día, estas tecnologías hiper desarrolladas que combinan ámbitos diversos como la navegación aeroespacial, la inteligencia artificial y la búsqueda de nuevos materiales, han creado brechas (abismos mejor dicho) tan enormes que el mundo que se perfila para más adelante nos presenta en realidad la perspectiva de dos mundos: quienes siguen con el arado de bueyes… y quienes están en la ampulosamente llamada “post modernidad”.
“La tecnología de la información y las comunicaciones entraña innovaciones en microelectrónica, computación (equipo y programas informáticos), telecomunicaciones y óptica electrónica (microprocesadores, semiconductores, fibra óptica). Esas innovaciones hacen posible procesar y almacenar enormes cantidades de información así como distribuir con celeridad la información a través de las redes de comunicación.
La ley de Moore predice que la capacidad de computación se duplicará cada período de 18 a 24 meses gracias a la rápida evolución de la tecnología de microprocesadores. La ley de Gilder augura que cada seis meses se duplicará la capacidad de las comunicaciones, una explosión en la amplitud de banda, debido a los avances de la tecnología de redes de fibra óptica”, alertaba Naciones Unidas en su Informe de Desarrollo Humano algunos años atrás.
Es allí donde entran a tallar los mitos: “La tecnología es como la educación: permite a las personas salir de la pobreza”, dice el referido Informe. Sí y no. Las nuevas herramientas sirven, por supuesto; pero no resuelven la vida. Si hay pobreza –¡y por cierto la hay, y mucha!– ello responde a estructuras de base asentadas en la explotación de unos por otros. Allí hay una cuestión de ejercicio de poder, conflictos de clase, dominación. Ninguna herramienta, por más sofisticada que sea, puede cambiar esas relaciones.
La tecnología ayuda a hacer el mundo más cómodo. Pero también puede transformarlo en un infierno. No hay dudas que para quienes están leyendo este texto en la pantalla de su computadora, habiéndolo descargado de internet, la tecnología digital es un paso adelante fabuloso.
No dirán lo mismo los pobladores de República Democrática del Congo, que viven en situación de pobreza extrema y en guerra casi perpetua por ser el principal productor mundial de coltán, el material con el que se elaboran los microchips gracias a los cuales funcionan las computadoras y los satélites geoestacionarios que permiten estos prodigios técnicos, como estar leyendo esto ahora.
Apurémonos a aclarar que este escrito no pretende ser, como en los tiempos de la revolución industrial en Inglaterra, un llamado a destruir las nuevas máquinas “endemoniadas”. Bienvenidas las nuevas tecnologías, sin dudas. Pero no dejemos de ser críticos. Internet es un adelanto tecnológico espectacular, de eso no cabe la menor duda. Pero estemos alertas con los mitos que se van tejiendo al respecto.
“Internet ha cambiado el mundo”, “la historia está cambiando gracias al internet”, “la vida antes y después del internet”….. Frases así se escuchan a diario, se han hecho comunes, populares. Pero justamente por tan omnipresentes merecen ser, como mínimo, puestas en entredicho.
No hay dudas que algunos desarrollos técnicos tienen una importancia mayor que otros en la historia humana. La agricultura, la rueda, los metales, la máquina de vapor –por poner algunos ejemplos– definitivamente han dejado marcas indubitables, más que otros.
En la era de la revolución científico-técnica que vive el mundo desde hace doscientos años, ciertas invenciones, ciertos campos de descubrimiento posibilitaron saltos cualitativos de profundidades inéditas. Las comunicaciones, quizá más que ninguna, se inscriben en ese ámbito.
Hoy, de hecho, ellas representan una de las áreas más dinámicas del quehacer humano, en todo sentido: por la celeridad con que crecen, por su calidad siempre en aumento, por las transformaciones socio-culturales a que dan lugar, por las fortunas que contribuyen a amasar. Internet hace parte de todo ese paquete, pero más aún: es su estandarte, su insignia. El mundo post moderno es el mundo de la red de redes, del ciberespacio.
Ahora bien: ¿en qué sentido internet ha cambiado el mundo? En este nuevo mundo digital, globalizado, hiper comunicado, por supuesto es la savia vital de la nueva economía basada en la información, en la velocidad rutilante, en la virtualidad del ciberespacio. Pero permítasenos dos observaciones.
Por un lado, el número de seres humanos con acceso a esta tecnología todavía es mínimo a escala planetaria. Mucha población mundial todavía ni siquiera dispone de energía eléctrica o de acceso a un teléfono, y el analfabetismo (no el digital, sino el de la lectoescritura) sigue siendo una dura realidad para alrededor de 1.000 millones de personas. No hay dudas que internet llegó para quedarse, pero todavía estamos muy lejos de poder decir que sea un invento disfrutado por las mayorías.
Y nada hace pensar que se esté por llegar rápidamente a ese punto. “Actualmente, de las computadoras conectadas con la Internet, el 93% están en los países de más altos ingresos, donde reside sólo un 16% de la población mundial.
Hay en Finlandia más computadoras conectadas a la Internet que en toda la región de América Latina y el Caribe; hay más en la ciudad de Nueva York que en todo el continente de África”, da como datos contundentes el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo.
El mito del cambio del mundo en función de la llegada de internet, de momento no es sino la promoción mercadológica de quienes detentan estas tecnologías, y por supuesto las comercializan. En muchos países del Tercer Mundo hay ya más teléfonos celulares que población (y quizá pronto haya tantas computadoras conectadas con internet como personas), pero de todos modos el desarrollo no llega. Salir de la pobreza es algo más que una cuestión técnica.
Pero por otro lado –quizá esto es lo más importante para analizar críticamente– los cambios que puede traer aparejados, no necesariamente son transformaciones positivas vistas en términos de especie humana.
Hoy día internet es cada vez más omnipresente en innumerables facetas de la vida: sirve para la comercialización de bienes y servicios, para la banca en línea, para la búsqueda de la más variada información (académica, periodística, de solaz), para el ocio y esparcimiento (siendo los videojuegos una de las instancias que más crece en el mundo de las nuevas tecnologías digitales, esto no hay que olvidarlo –preparación en los niños de los futuros consumidores del futuro–), en la gestión pública (algunos gobiernos están incorporando el uso de redes sociales como Twitter, Facebook o Youtube cuando las autoridades dan a conocer su posición sobre acontecimientos relevantes), habiendo incluso todo un campo relacionado al sexo cibernético.
Hasta incluso podríamos agregar que da la posibilidad de espacios alternativos y de denuncia como éste donde ahora aparece el presente texto.
Todo esto beneficia la vida cotidiana, la hace más cómoda, más placentera incluso, facilitando el acceso a fuentes de información insospechadas algún tiempo atrás.
Sin embargo, no debemos olvidar que también esto ha creado una cultura de la “información de la pantalla”: breves resúmenes audiovisuales que en tres líneas explican todo, desde una receta de cocina a la “Fenomenología del Espíritu” de Hegel, desde la noticia puntual del momento al Corán.
Cultura de la inmediatez, del flash. Internet contribuye también, visto en esta lógica, al triunfo de la imagen sobre la simbolización –¿evaporación del pensamiento crítico?–
La imagen juega un papel muy importante en esta cultura cibernética. Lo visual, cada vez más, pasa a ser definitorio. La imagen es masiva e inmediata, dice todo en un golpe de vista. Eso seduce, atrapa; pero al mismo tiempo no da mayores posibilidades de reflexión. “La lectura cansa. Se prefiere el significado resumido y fulminante de la imagen sintética.
Ésta fascina y seduce. Se renuncia así al vínculo lógico, a la secuencia razonada, a la reflexión que necesariamente implica el regreso a sí mismo”, se quejaba amargamente Giovanni Sartori .
No hay dudas que “pega” más una imagen atractiva que un discurso sesudo, profundo; la fascinación hace parte medular de lo humano. Seguramente por eso pudo constituirse –y seguirá ahondándose– esa cultura de lo visual no crítico. Lo cual no es condenable; lo escandaloso es la manipulación con fines de control social que se pueda hacer de ello.
Al respecto valen las palabras de Carlos Estévez: “en términos mayoritarios [los usuarios de internet] adquieren información mecánicamente, desconectada de la realidad diaria, tienden a dedicar el mínimo esfuerzo al estudio, necesario para la promoción, adoptan una actitud pasiva frente al conocimiento, tienen dificultades para manejar conceptos abstractos, no pueden establecer relaciones que articulen teoría y práctica”.
“¡No piense, mire la pantalla!” Así podría resumirse la tendencia cultural moderna, de la que internet es principal tributario, junto con la televisión.
Según una investigación de la empresa de encuestas Gallup, nada sospechosa de posiciones críticas precisamente, el 85% de lo que “sabe” un adulto urbano término medio proviene de los mensajes asimilados en la televisión. ¿Realmente sabe? La imagen atrapa, tiene un valor propio: fascina.
La actual cultura cibernética, nada distinta a la televisiva, obliga a perpetuarse horas y horas ante una pantalla (de la computadora, o actualmente también de un teléfono móvil con acceso a internet, o de las tablets). Así como los insectos caen en la luz que los subyuga, así los humanos sucumbimos a las pantallas de las “máquinas vendedoras de sueños”.
Esto nos lleva preguntar: ¿estamos condenados a vivir siempre con un nivel de ilusión? ¿Por qué es más fácil dejarse invadir por las imágenes atractivas que desarrollar una lectura analítica? ¿Por qué gusta destinar tanto tiempo a la “recreación” simple que nos ofrecen las pantallas? Y nadie, absolutamente nadie podría decir que en internet no se ha desarrollado ya una fabulosa cultura del copia y pega que va marcando nuestro cotidiano modo de hacer.
Una vez más, y para que no queden dudas: internet es un invento fabuloso y vale la pena aprovecharlo al máximo. Pero cuidado con los mitos que se puedan haber tejido al respecto.
Las llamadas redes sociales, por ejemplo –más a-sociales que sociales, que obligan a estar en solitario ante la pantalla una buena parte del día– pueden contribuir a juntar gente, a establecer contactos.
O también, enmascaradas en la ilusión de estar unidos –teniendo centenares de “amigos” en el perfil– pueden obligar a la soledad de la lectura en la pantalla. De todos modos es una falacia pensar que el espacio virtual reemplaza a lo humano de carne y hueso.

¿Reemplazará el sexo cibernético al otro? ¿Podrá haber revoluciones sociales hechas desde las pantallas? El debate está abierto.

Haga click aquí para recibir gratis Argenpress en su correo electrónico.

2

PUBLICADO POR ARGENPRESS EN 19:22:00 

6 formas de leer tus fuentes (desde la más tediosa a la más inteligente)

6 formas de leer tus fuentes (desde la más tediosa a la más inteligente)

Por  | 28.10.2011  | Facebook• Google• HerramientasInternet• redes-sociales• RSS• Twitter

FeedsConozco a mucha gente que no sabe lo que es una fuente RSS. También conozco a muchos que dan por muerta a la sindicaciónde contenidos. La Redevoluciona muy deprisa y es probable que dentro de un par de años, la www no sea ni parecida a la que conocemos hoy.

Si lasapps ganan la partida a la web (Instagram es un ejemplo embrionario de lo que puede serInternet dentro de unos años) no tendrá sentido ni el SEO ni, a lo mejor, el RSS. O ambos evolucionarán o se adaptarán.

Mientras tanto, el RSS puede servirte para acceder a los contenidos cómodamente desde cualquier sitio, desde cualquier app y desde cualquier dispositivo. A continuación, hemos recopilado 6 formas de leer tus fuentes (blogs, páginas web, etc.).

1. Tediosa (sin agregador de feeds). ¿Te gustan los viejos marcadores de favoritos? Bueno, es una opción. También tienes la posibilidad de entrar, una por una, a tu lista de blogs. Pero vas a perder mucho tiempo, accediendo a sitios que no han actualizado.

Te recomiendo, si lees blogs así, que vayas pensando en abrirte una cuenta en Google Reader y te suscribas a tus blogs preferidos. Pero date prisa, porque Google ha anunciado cambios importantes en su agregador de feeds.

2. Clásica (con Google Reader). Eres de los que empezó con Bloglines y ahora no hay quien te saque de Google Reader. Bueno, quizás tampoco cambies de marca de cerveza o de colonia.

Con Google Reader tendrás la oportunidad de organizar bien la lectura ordenada de tus fuentes, tiene (por ahora) funciones sociales interesantes y puedes enviar fácilmente los posts a cualquier red social.

Sin embargo, con muchas fuentes el sistema se convierte también en algo tedioso y carecerás de herramientas para filtrar la información: leeras varias veces la misma noticia, no puedes diferenciar lo importante de aquello que no lo es, etc.

3. Caótica (con Twitter). Dicen que Twitter vino para matar a los blogs o, por lo menos, que vino a sustituir al RSS. Yo no lo creo pero sí es cierto que Twitter ha hecho cambiar el modo en el que blogueamos.

Twitter es la red de información inmediata y rápida. Si tu timeline está bien seleccionado, puedes acceder a toda la información que te interese. Con las búsquedas y las listas puedes organizar algo la abrumadora cantidad de datos. Pero al no existir el archivado de posts, y dado el caudal tan enorme de información existente, utilizar Twitter como fuente exclusivamente puede resultar algo caótico.

4. Temerario (con Facebook). Hay quien me ha dicho que utliza Facebooksolamente para acceder a sus fuentes. No está mal pero hay que tener en cuenta que esa red social no es inicialmente un sistema público, aunque ahora puedes suscribirte a las publicaciones de alguien aunque no seáis amigos.

El nuevo funcionamiento del muro permite elegir lo que prefieres ver y los perfiles van a ser pronto como blogs. Sin embargo, yo calificaría de “temeraria” la opción de acceder a mis fuentes solo con Facebook.

Además de la rigurosa elección de amigos (por suscripción, ya que la bidireccional implica la aceptación de amistad) requiere mucha organización y “enseñar” al timeline lo que realmente quieres ver.

5. Reposada (con Flipboard). Pero existen otras formas más óptimas de leer feeds.Flipboard es la alternativa para disfrutar de una lectura reposada de los contenidos de tus fuentes.

Con Flipboard disfrutarás (solo con tu iPad) de tus contenidos sin prisas. Flipboard, como Instagram, es una app que ha revolucionado la forma de relacionarnos con la información y es un ejemplo perfecto de por dónde pueden ir los tiros de la web en el futuro. Sin embargo, todavía se puede lograr una experiencia mucho más óptima en el acceso a tus fuentes.

6. Inteligente (con Zite)Zite es un paso más en la personalización del acceso a la información. Se diferencia de Flipboard en que no tienes que preocuparte por configurar una lista de feeds para ir leyendo tranquilamente sino que, una vez seleccionadas tus fuentes, el sistema va eligiendo automáticamente lo que seguramente quieres leer.

El grado de acierto depende de tus hábitos: lo que lees, lo que marcas con “me gusta”, lo que compartes, etc. El filtrado inteligente de la información, basado en sofisticados algoritmos sociales, sí que es con toda probabilidad, el futuro de la agregación de fuentes.

¿Y tú? ¿cómo lees tus fuentes?

[fuente de la imagen: Jessica Hemingway]

Posts relacionados

Ideas para crear una microempresa en Internet

Ideas para crear una microempresa en Internet

Uno de mis lectores preguntaba a raíz de mi último post si podía dar ideas para crear una microempresa en Internet. Me parece interesante, así que le voy a dedicar un par de entradas.

Para crear una empresa solo necesitas ofrecer algo que tu cliente esté dispuesto a pagar. Obviamente, el precio que cobres por lo que ofreces debe ser mayor que lo que a ti te cuesta producirlo.

Dicho esto, que es un poco perogrullesco pero a veces se nos olvida, entiendo que la pregunta es ¿qué puedo ofrecer por internet? Más aún: ¿qué puedo ofrecer por internet sin que me cueste un riñón poner en marcha todo lo que necesito para vender? Más aún: ¿qué puedo ofrecer sin dejar (al menos de momento) mi cómoda vida de asalariado?

Básicamente, hay dos tipos de cosas en las que puedes basar tu empresa: en tu capacidad para producir algo que otros valoran o en tu capacidad de arbitraje (conseguir cosas baratas y venderlas más caras).

La capacidad de producir algo valorado por el mercado la tenemos todos. A veces nuestro problema es que no somos capaces de verlo, pero es seguro que todos podemos hacer algo por lo que alguien esté dispuesto a pagar. La capacidad de arbitraje también la tenemos prácticamente todos. Veamos algunos ejemplos:

Puedes crear una microempresa basada en tus capacidades si sabes escribir, diseñar, programar, sabes algún idioma, tienes conocimientos técnicos de cualquier tipo, sabes tocar un instrumento musical, practicas algún deporte, tienes una afición a la que le dedicas unas cuantas horas a la semana, tienes una mascota…

Puedes crear una microempresa basada en el arbitraje si sabes inglés, si conoces a alguien en un pueblo que produzca alimentos, si conoces bien otro país, si tienes gusto en el vestir, si eres bueno negociando, si vives en una localidad turística, si conoces bien alguno de los objetos que habitualmente se venden en sitios como segundamano o ebay…

Probablemente estas ideas, y más si se desarrollan en ratos libres, no den para convertirte en un multimillonario como Jobs o Zuckerberg, pero sí pueden ser una fuente de ingresos complementaria interesante. Y hay quien ha conseguido convertirlo en un medio de vida y dejar el trabajo.

Insisto, cualquiera de estas ideas tiene potencial. Y muchas otras que parecen demasiado simples. La clave no está en la idea, sino en la ejecución.

En optimizar el tiempo para sacar el máximo provecho a ese par de horas al día que tienes para dedicar a tu empresa. Y por supuesto en optimizar los pocos euros que puedes invertir en ella.

Una buena noticia para los que creen que hay que darse de alta de autónomos (o constituir una SL) nada más empezar: hasta que estéis abrumados por las llamadas de clientes pidiendo que les facturéis de una vez, absteneos de hacer cualquier gesto que declare a Hacienda que vais a iniciar una actividad potencialmente delictiva y siempre sospechosa como poner en marcha un negocio.

Como decía un comentario, aquí se trata de empezar un chiringuito. Si conseguimos convertirlo en empresa, bien para todos. Si no, cuantos menos papeles tengas que deshacer para cerrarlo, mejor.

Guía para crear una empresa

Como os había anunciado, mañana empiezo algo nuevo: será una serie de post para explicar con detalle cómo crear una empresa. A lo largo de estos años de blog, he escrito muchas entradas sobre el tema, pero están un poco deslabazadas, hay huecos que debería cubrir, conceptos por desarrollar…

El motivo de hacerlo ahora es porque creo que puede ser útil para las personas que se están quedando en paro y que no ven una salida a su situación. Emprender no es fácil, evidentemente, pero cada vez más va a ser la única salida posible.

Andrés Pérez Ortega escribía el otro día sobre la diferencia entre “ser empleado” y “ganar dinero”. Estoy totalmente de acuerdo con él.
Nuestros padres vivían en un mundo en el que entrabas en una empresa de jovencito y te jubilabas en ella. Como mucho, cambiabas de empresa una o dos veces en toda tu vida.

En los últimos tiempos cada vez han sido más frecuentes las carreras profesionales en las que se permanece menos de cinco años en una misma empresa. En el futuro cercano, trabajaremos para dos o tres empresas a la vez.

Cada uno de nosotros será una microempresa, y contratará a otras, o será contratado por otras, en función del tipo de proyectos que esté haciendo en cada momento.

No podemos esperar a que otro nos dé trabajo mientras dejamos que la vida se escape sin hacer nada. Cualquiera puede tomar las riendas de su destino y generar sus propios medios de ganar dinero. No es un camino de rosas, pero al menos eres tú quien decide.

Como por experiencia sé que no es fácil, que uno se siente solo, que falta información, que cometemos errores de principiante, para eso está la guía que voy a ir publicando aquí. Por supuesto, serán bienvenidas todas las sugerencias, comentarios, ideas…

10 cosas que no necesitas para crear una empresa

Chris Guillebeau ha escrito una lista de cosas que no necesitas para emprender:

* Capital riesgo
* Otros inversores externos (no necesitas pedir dinero a tu familia)
* Empleados o personal subcontratado
* Un plan de negocio de 50 páginas (o ningún otro plan de negocios)
* Un MBA (ni otra formación académica)
* Deuda en tu tarjeta de crédito
* Tarjetas de visita o material de oficina
* Una estructura legal complicada
* Membresías costosas en asociaciones empresariales o grupos de networking
* Una oficina física

Como él mismo advierte, no es que tener algunas de estas cosas no te pueda venir bien, pero no las necesitas para emprender. Estoy de acuerdo con él.

Muchas veces nos autojustificamos diciéndonos a nosotros mismos que emprenderemos ese proyecto un poco más adelante, cuando tengamos algo más de dinero ahorrado, cuando hayamos terminado la carrera o el máster, cuando hayamos elaborado un poco más el plan de negocio…

No se trata de emprender a tontas y a locas y meterte en una aventura que no puede salir bien, pero cuaquiera, en cualquier circunstancia, tiene a su alcance la posibilidad de crear una empresa. Si no tienes dinero, ni tiempo, ni formación, ni contactos… no puedes ser tan ambicioso, pero siempre hay algo a tu alcance.

Si de verdad quieres emprender, no esperes a que todo a tu alrededor sea perfecto: simplemente analiza tus circunstancias y piensa qué puedes hacer con ellas.

También te interesará leer esto:

  1. 10 cosas que no necesitas para crear una empresa
  2. Guía para crear una empresa
  3. ¿Es buen momento para crear una empresa?

La próxima revolución en internet

La próxima revolución en internet

Russell M. Davies, escritor y bloguero

Especial para BBC

    ObjetosPara algunos, la siguiente revolución tecnológica consistirá en conectar los objetos a la red.

    Se cree que la “internet de los objetos” será el próximo gran paso tecnológico. Pero, ¿cuándo será posible que las personas creen sus propios objetos?

    Siempre entendí el mundo de los blogs como un medio de establecer relaciones para las personas tímidas.

    Yo soy muy retraído, no me gusta conocer gente nueva y soy malo en las conversaciones casuales.

    Entré en los 30 dando por hecho que tendría un círculo de amigos pequeño que se iría estrechando hasta que muriera.

    Pero entonces descubrí el poder de los blogs. Me abrí el mío y empecé a hacer amigos. Comencé a explorar nuevos mundos y hallé mi propia voz. Y lo hice sin tener que aprender programación, ningún código, sin necesidad de ser informático.

    De repente, podía publicar en internet para todo el mundo. Eso no significa que todo el mundo me leyera, pero sí que podía hacerlo, y eso resultó tremendamente liberador, muy excitante.

    Ahora sabemos que los blogs son un aspecto de lo que denominamos redes sociales por internet, que transformaron todas las industrias y profesiones y que son tan discutidas en los medios de comunicación.

    El bricolaje de internet

    “Crear algo personal, incluso de una calidad mediana, tiene un encanto diferente a consumir algo hecho por otros, a pesar de que sea de una calidad alta”

    Clay Shirky, pensador

    De lo que ya no se habla tanto es de un sitio web llamado Geocities. Ahora ya no existe, pero para muchas personas ése fue el lugar en el que vivieron online por primera vez.

    Geocities era un sitio donde uno podía crear su página personal sin tener que saber hacer nada técnico, sólo con unos pocos clics.

    Visualmente no era muy atractivo, solía haber más letreros intermitentes de los que uno desearía, muchos carteles de “sitio en construcción” y cosas así. Quizá era algo un poco tonto y trivial, pero también era maravilloso porque por fin, millones de voces podían escucharse.

    En aquella época, el pensador de la comunicación Clay Shirky estaba empezando a trabajar como creador de webs. Shirky recuerda que entonces pensó que nadie iba a usar jamás Geocities.

    ¿Por qué iba alquien a utilizar algo tan tosco y feo como aquello? Pero entonces, Geocities tuvo éxito. Y cuando llegaron MySpace y Facebook, Shirky se dio cuenta de que algo se estaba cocinando que todos los profesionales habían pasado por alto.

    Como él mismo dijo, “crear algo personal, incluso de una calidad mediana, tiene un encanto diferente a consumir algo hecho por otros, a pesar de que sea de una calidad alta”.

    Creo que esta idea es profunda y pone de relieve algo que nos habíamos perdido sobre las redes sociales en internet. No se trata de los lectores, ni de la calidad del contenido. Se trata de quienes escriben y del acto de escribir. Eso es lo que hace que todo esto funcione y lo haga tan poderoso.

    Objetos online

    “¿Cuál será la próxima revolución tecnológica? Si le preguntan a las grandes compañías e instituciones sobre esto, les responderán que “la internet de los objetos””

    Pero ahora la innovación en este terreno se está secando. No necesitamos vías nuevas para poner nuestra voz, nuestras fotos o nuestros videos online. Ya es todo lo fácil que puede llegar a ser.

    Sin embargo, el mundo sigue moviéndose y las cosas y las personas interesantes desde el punto de vista tecnológico ya están empezando a pensar en otras cosas.

    ¿Cuál será la próxima revolución tecnológica? Si le preguntan a las grandes compañías e instituciones sobre esto, les responderán que “la internet de los objetos”.

    “Internet de los objetos” es una expresión que se va a escuchar mucho en los próximos años y la clave está desvelada en su propio nombre. Se trata de conectar objetos más que de conectar personas.

    En 2020 se estima que habrá 50.000 millones de objetos online. Otras previsiones elevan esta cifra a un billón, aunque nadie lo sabe con certeza.

    Hay muchas personas interesadas en conectar todas las cosas a la red y cobrar por el ancho de banda que eso necesita.

    En este mundo todo es inteligente –ciudades inteligentes, redes inteligentes- o al menos está precedido de ese adjetivo.

    Ahora, incluso los puentes tienen sensores que informan sobre cuándo esos puentes necesitan arreglos. Cada vez está más cerca un mundo en el que cada cosa informe sobre su estado a alguien que la supervise.

    Hackers de ferretería

    Hombre pensandoQuienes piensan desde los márgenes podrían impulsar la nueva revolución tecnológica.

    Todo esto pierde fuerza, sin embargo, cuando empezamos a pensar en las personas y cómo se verán involucradas en esta nueva infraestructura. No es que sea un mundo estúpido o malo, simplemente sería un poco aburrido. En él no hay nada de lo mágico y especial que tiene la vida.

    Pero entre la maleza del desarrollo de la internet de los objetos, entre bambalinas, queda algo de entusiasmo subversivo, encarnado por los llamados hackers, hackers de hardware o “hacedores” que siguen desarrollando cosas interesantes en los márgenes.

    A estas personas les gusta desmontar, deconstruir, desmantelar, reconstruir, reparar, hacer algo nuevo y mejor, algo propio, a partir de los objetos que ya existen.

    Esta afición ha existido durante años y años, pero ahora está siendo revivida por un pequeño artilugio llamado Arduino, un aparato que cualquiera puede utilizar para conectar su computadora a proyectos electrónicos.

    Dispositivos sencillos que cualquiera haya en casa pueden conectarse a Arduino y así unirse al poder de lo digital y a la red. Esto ha sacado a la luz todo tipo de aparatos interesantes inventados por personas normales.

    El mundo de Arduino es un lugar donde la gente hace las cosas que uno haría si le dejaran inventar por sí mismo. Es un mundo donde la gente amarra cámaras digitales a globos meteorológicos para fotografiar el espacio. Un mundo donde Arduino conecta máquinas de hacer pompas de jabón a internet para que produzcan burbujas cada vez que el programa detecta una palabra clave en Twitter.

    Todo esto sólo lo piensan y lo hacen personas que juegan, imaginan y se mueven en los márgenes.

    Inventores de un mundo nuevo

    “Yo siempre pienso que quienes están detrás de la internet de los objetos tienen como meta hacer que el mundo sea más eficiente y controlado, mientras que el fin de los hackers es que el mundo sea un poco más mágico”

    Yo siempre pienso que quienes están detrás de la internet de los objetos tienen como meta hacer que el mundo sea más eficiente y controlado, mientras que el fin de los hackers, es que el mundo sea un poco más mágico.

    Un amigo mío, Andy Huntingdon, le llama a ésta era el “Geocities de los objetos”. Se trata de hacer cosas que quizá sean un poco insustanciales, un poco tontas y un poco sinsentido, pero que provocan la satisfacción de haberlas hecho uno mismo.

    Creo que todavía no estamos en el “Geocities de los objetos”. Eso no es tan fácil como hacer una página web. Pero no estamos tan lejos y caminamos en esa dirección.

    Además, siento que lo que más deseamos no es una “Geocities de los objetos” o una “internet de los objetos”, sino una internet con objetos, un mundo donde compartir nuestras redes con los objetos.

    El diseñador Matt Jones dijo que es tan importante pensar sobre la red como sobre los objetos. Y creo que ésa será la siguiente fase: diseñar nuestras relaciones con los objetos será la parte verdaderamente interesante.

    Ahí es donde lo realmente excitante, radical y vitalista emergerá, especialmente cuando se le agregan al cóctel cosas como la impresión en 3D o la robótica personal.

    Nosotros mismos vamos a estar diseñando todas estas cosas brillantes. Y los diseñadores profesionales y los medios de comunicación las desdeñarán y las tacharán de insustanciales, tontas y sinsentido.

    “¿Para qué quieren hacer eso?”, dirán, como dijeron de Geocities, de los blogs y de Facebook.

    Y yo les recordaré una vez más el pensamiento de Shirky: “crear algo personal, incluso de una calidad mediana, tiene un encanto diferente a consumir algo hecho por otros, a pesar de que sea de una calidad alta”.

    No tiene que ver con el objeto, sino con la satisfacción de hacerlo y con las relaciones que lo envuelven. Eso es lo que hará que la próxima revolución tecnológica sea transformadora y cautivadora.

    No se tratará de medios de comunicación y pantallas, se tratará de nuestras vidas y de los objetos que nos rodean.

    Mi red de amigos me llevó, gracias a los blogs, a pensar en todo esto y será una red de personas entusiastas la que hará que se haga realidad. Ése es el motivo por el que ganarán.

    fuente BBC

    Antiguo miembro de Anonymous habla sobre la falta de seguridad de las empresas

    Antiguo miembro de Anonymous habla sobre la falta de seguridad de las empresas

    Escrito el August 30, 2011

    Prácticamente, no hay semana en la que no hablemos de Anonymous , de algunas de acciones o de los intentos de los gobiernos por cazar a sus miembros.

    El colectivo, que ha logrado en menos de un año provocar dolores de cabeza a empresas y gobiernos, ha demostrado las carencias en la seguridad de muchas compañías y, por tanto, ha puesto sobre la mesa el problema de la seguridad de los datos de los usuarios.

    Cisco , que tiene una división de productos de seguridad, contactó con SparkyBlaze , un antiguo miembro del colectivo , y le ha realizado una entrevista bastante interesante .

    A este hacker de 20 años y residente en Reino Unido, siempre le llamó la atención la seguridad informática y, tras su experiencia, quiere mudarse a Estados Unidos para estudiar Ciencias de la Computación y Hacking Ético.

    Desde su punto de vista, la despreocupación de usuarios y empresas por la seguridad es un verdadero problema que ha quedado demostrado en estos últimos meses:

    Mucha gente no sabe lo que es el hacking, siguen usando las mismas contraseñas en todos los servicios y no utilizan ni antivirus ni firewalls.

    Para ellos, esas cosas son ajenas y quedan fuera de su instalación de Windows con Internet Explorer 7. Este es el problema de la gente hoy en día, no entienden la importancia de la seguridad. […]

    Las empresas no quieren gastarse ni dinero ni tiempo en seguridad porque no entienden su importancia.

    No cifran sus datos o no adquieren el software adecuado, el hardware o fichan a la gente adecuada para velar por su seguridad.

    El problema no está en el software o el hardware que se usa, está en la gente que lo utiliza

    Antiguo miembro de Anonymous habla sobre la falta de seguridad de las empresas

    30 de agosto, 2011, 22:02

    Anonymous1 400x250 Antiguo miembro de Anonymous habla sobre la falta de seguridad de las empresas

    Prácticamente, no hay semana en la que no hablemos de Anonymous, de algunas de acciones o de los intentos de los gobiernos por cazar a sus miembros. El colectivo, que ha logrado en menos de un año provocar dolores de cabeza a empresas y gobiernos, ha demostrado las carencias en la seguridadde muchas compañías y, por tanto, ha puesto sobre la mesa el problema de la seguridad de los datos de los usuarios. Cisco, que tiene una división de productos de seguridad, contactó con SparkyBlazeun antiguo miembro del colectivo, y le ha realizado una entrevistabastante interesante.

    A este hacker de 20 años y residente en Reino Unido, siempre le llamó la atención la seguridad informática y, tras su experiencia, quiere mudarse a Estados Unidos para estudiar Ciencias de la Computación y Hacking Ético. Desde su punto de vista, la despreocupación de usuarios y empresas por la seguridad es un verdadero problema que ha quedado demostrado en estos últimos meses:

    Mucha gente no sabe lo que es el hacking, siguen usando las mismas contraseñas en todos los servicios y no utilizan ni antivirus ni firewalls. Para ellos, esas cosas son ajenas y quedan fuera de su instalación de Windows con Internet Explorer 7. Este es el problema de la gente hoy en día, no entienden la importancia de la seguridad. […] Las empresas no quieren gastarse ni dinero ni tiempo en seguridad porque no entienden su importancia. No cifran sus datos o no adquieren el software adecuado, el hardware o fichan a la gente adecuada para velar por su seguridad. El problema no está en el software o el hardware que se usa, está en la gente que lo utiliza. Hace falta enseñarle a las empresas la importancia de tener una buena política de seguridad.

    Y es que no le falta razón, por desgracia, en muchas compañías aún falta el compromiso de la dirección para poder implantar una política real de seguridad que no se quede en un mero documento que permita obtener un sello de calidad y colgar un diploma. Los datos de las empresas son el mayor de sus activos y si los pierden, la continuidad del negocio peligra al igual que la imagen de nuestra empresa.

    Creo que la ingeniería social es el mayor problema de hoy. Tenemos software y hardware para defendernos del malware, de la ejecución de código o de ataques DDoS. Pero alguien puede desactivar su firewall o entregarte su contraseña simplemente porque les digas que eres Greg, el del mantenimiento de ordenadores, que ha venido a probar una cosa a tu equipo. Todo se reduce a mentir, todo el mundo lo hace y hay gente que es muy buena en esto.

    Según SparkyBlazelas empresas deberían formar a sus empleados intensamente, estar al día de los ataques que se producen, implantar una política de seguridad y formar a sus administradores de sistemas, por ejemplo, dejándoles asistir al DefCon. Además, anima a los aficionados a la seguridad a dejar “el lado oscuro” y a que trabajen en la mejora de la seguridad de las empresas porque, además de ser legal, te pagan por ello.

    Artículos relacionados

    Leer la nota completa: Antiguo miembro de Anonymous habla sobre la falta de seguridad de las empresas

     

    El valor de los enlaces en un texto

    El valor de los enlaces en un texto

    por ANSELMO LUCIO

    Como dijo Jeff Jarvis, “un contenido sin enlaces no tiene valor”.

    Los enlaces son la esencia de la redacción web y en este artículo se pretende explicar para qué sirven y por qué son tan importantes los ‘enlaces de autor’.

    Los enlaces o hipervínculos son direcciones de hipertexto (http://…) que se insertan normalmente en los textos, imágenes y otras partes de una página web.

    La palabra o frase de donde parte el enlace se diferencia del resto del texto con un color diferente o un subrayado.

    Esa palabra o frase se denomina ‘texto ancla’ o ‘anclaje’ y tiene especial valor para los motores de búsqueda.

    Tanto si hablamos de textos periodísticos y conversaciones como si se trata de páginas comerciales o de una organización, es conveniente utilizar enlaces para enriquecer el texto enlazándolo con las fuentes de la noticia, aportando antecedentes o acceso directo a otros documentos o archivos multimedia.

    Estas son las principales funciones de los enlaces en un texto:

    1. Identificación: Los enlaces son muy útiles para acceder al perfil profesional o biográfico de un sujeto, o para llevar al lector a la página web de una empresa o institución.
    2. Información de contexto: Los enlaces se emplean mucho para referirse a los antecedentes, información de contexto y demás documentación de un tema determinado.
    3. Validación y contraste de fuentes: Los enlaces pueden remitir a páginas o informes que reafirmen o contradigan lo que manifiesta una fuente. En estos casos es muy importante que el sitio adónde conduce el hipervínculo tenga la mejor reputación posible.
    4. Arma dialéctica: Los enlaces se pueden emplear para apoyar afirmaciones, hipótesis, interpretaciones o argumentos propios.
    5. Contacto: Los enlaces pueden remitir a una dirección de contacto o de conversación con los lectores: Blog, página en Facebook, buzón de sugerencias…
    6. Difusión y recomendación: Los enlaces se utilizan también para compartir y recomendar sitios interesantes, blogs amigos, vídeos, música, etcétera.
    7. Actualización: Los enlaces ayudan a mantener actualizado un tema, añadiendo novedades o reacciones posteriores.
    8. Transparencia: El buen uso de los enlaces aumenta la transparencia de un texto, artículo o información al permitir al lector acceder a documentos y fuentes originales, y darle más oportunidades de profundizar y contrastar lo que se dice.
    9. Calidad: Los enlaces adecuados otorgan calidad y valor añadido al texto en sí. Por eso Jeff Jarvis dijo aquello de que “un contenido sin enlaces no tiene valor”.
    10. Visitas: Como se dijo al principio, los motores de búsqueda como Google, Yahoo! o Bing tienen muy en cuenta los enlaces de una página a la hora de rastrear, por lo que el uso de enlaces mejora la posición de ésta en los resultados de búsqueda y en definitiva aumenta las visitas de los internautas.

    En definitiva, los enlaces son la esencia de la web porque permiten navegar libremente por Internet. Según sea el punto de destino de un enlace, éste puede ser interno, cuando lleva a otra página del mismo dominio o medio digital, o externo, en el caso de que conduzca a cualquier otro sitio de la Red.

    REFERENCIAS

    Lluís Codina, «Hiperdocumentos: Composición, estructura y evaluación», enManual de Redacción Ciberperiodística (Barcelona: Ariel Comunicación, 2003), 141-194.

    Milagros, «La importancia del contexto de las palabras claves y de los enlaces entrantes y salientes», ChicaSEO, Febrero 11, 2008,http://www.chicaseo.com/la-importancia-del-contexto-de-las-palabras-claves-y-de-los-enlaces-entrantes-y-salientes/.

    David Weinberger, «Transparency is the new objectivity», Joho the Blog, Julio 19, 2009, http://www.hyperorg.com/blogger/2009/07/19/transparency-is-the-new-objectivity/.

    Jeff Jarvis / Buzzmachine, «La importancia de la procedencia», 233grados.com, Julio 7, 2010, http://www.233grados.com/blog/2010/07/la-importancia-de-la-procedencia.html.

    Joseba Elola, «Algunos periódicos se están disparando a sí mismos»,ElPaís.com, Septiembre 19, 2010,http://www.elpais.com/articulo/reportajes/Algunos/periodicos/estan/disparando/mismos/elpepusocdmg/20100919elpdmgrep_2/Tes.

    SOBRE EL AUTOR/A

    Anselmo Lucio es periodista. Diploma de Estudios Avanzados en ‘Análisis de los espectáculos: Puesta en escena, códigos audiovisuales y cambio digital’ por la Universidad de Málaga. Perfil digital.

    TRUCO

    Los enlaces confieren calidad y transparencia a un escrito, y “la transparencia es la nueva objetividad” (David Weinberger).

    A %d blogueros les gusta esto: