Archivo del sitio

Los reveladores datos de Twitter en España #infografia #infographic #socialmedia (por @joaquinlopezl)

Los reveladores datos de Twitter en España #infografia #infographic #socialmedia (por @joaquinlopezl)

19 abril, 2011

Hola:

Una infografía de Joaquín López Lerida sobre los reveladores datos de Twitter en España. Enhorabuena Joaquín.

Un saludo

España hizo entrar a Europa en suspensión de pagos en 1557

La primera vez que España hizo entrar a Europa en suspensión de pagos

En 1557 Felipe II, rey de España, tomaba una decisión que hacía entrar en shock a toda Europa: el mandatario había decidido no pagar a los acreedores extranjeros la astronómica deuda acumulada por su padre el emperador Carlos I. Lo que sigue es una sucesión de hechos que guarda sospechosas semejanzas con las caídas de Grecia e Irlanda así como el “acoso” actual de los mercados contra España.

Las noticias sobre la quiebra hispana llegaron pocos días después a las casas reales de Portugal, Francia, Austria e Inglaterra así como a los oídos del prestamista más importante del emperador español, el jefe de la familia Fugger, que de la noche a la mañana pasaba a descubrir que se encontraba en la ruina.

Ante esos hechos los acreedores del rey de Francia entraron en pánico, las dudas eran lógicas ¿Si el emperador de la primera potencia militar del mundo se declaraba insolvente qué impedía al rey galo hacer lo propio? Debido al miedo y la confusión el monarca francés vio como le resultaba imposible encontrar a alguien en el extranjero que pudiera comprarle su deuda, era, por tanto, una situación delicada que de sostenerse en el tiempo llevaría a la ruina a las finanzas francesas. En ese estado de cosas tranquilizar a los “mercados” se convirtió en un objetivo prioritario, para conseguirlo el rey Enrique II intentó remarcar dos puntos:

a) Que Francia no era España (¿Le suena a alguien?)
b) Que Francia sí estaba dispuesta a cumplir sus contratos (¿Le suena a alguien?)

Las declaraciones del rey disminuyeron el miedo de los acreedores durante unos meses pero este volvió cuando los prestamistas trataron de tener acceso a las cuentas reales y comprobaron su opacidad lo que acabó cerrando definitivamente el grifo a la financiación francesa y conduciendo al país a la suspensión de pagos en 1558.

La caída del reino galo y del imperio español llevó, obviamente, las dudas a los acreedores de Portugal pero el mandatario del país se apresuró a informarles de que su nación no podía compararse a las otras dos y que el miedo sobre su solvencia era infundado. Lo fuese o no resultó algo poco convincente y en 1560 Portugal anunciaba su intención de no cumplir sus compromisos.

El contagio arrasaba las cuentas de toda Europa como un castillo de cartas en el que su base se hunde,
Francia entraría en quiebra ocho veces en apenas dos siglos y en cada una de sus crisis de deuda externa las familias nacionales que habían dejado dinero al monarca eran pasadas a cuchillo, el proceso llegó al imaginario popular que acabó denominando esos prestamos al rey como “contratos de sangre”.
Era una forma contundente de resolver los contenciosos con los acreedores ubicados dentro del país y a los que el monarca podía fácilmente acusar de cualquier delito (traición, brujería, etc…)

Debido al escaso desarrollo tecnológico y educativo en el s XVI la población profesaba la creencia errónea de que los mercados eran personas concretas que querían cobrar lo que se les debe, en la actualidad, gracias a internet y a los tertulianos hemos descubierto que se trata de una confabulación del capitalismo para acabar con el Estado del bienestar, una conspiración que ha conseguido vencer la voluntad del presidente de España.
Estamos, por tanto, ante un cambio de paradigma algo así como la demostración de la falsedad de la física aristotélica, gracias a los contertulios de cada pesebre, esos que dependiendo de la cuerda tan pronto rebuznan que Zapatero quiere instaurar un califato musulmán en España como afirman que los sindicatos, esos comunistas de yate para todos, realizan una labor ejemplar en el país.
Ahora los de la trinchera veloz llevan meses advirtiéndonos que quienes de verdad gobiernan el mundo son los mercados, gente que nadie ha elegido, un grupo de personas que unidos a Angela Merkel se atreven a no querer comprar la deuda española y solo adquieren la del país que estiman más segura.

Con dos cojones.

Lamentablemente la jauría de lobos neoliberales que niega la financiación a los PIIGS no existía en el s.XVI, entre otras cosas porque el capitalismo aún no había hecho acto de presencia en el mundo ¿Cómo explicar que en la corte de Enrique II surgiesen los mismo problemas que en la actualidad? La respuesta es obvia:

“Porque la situación es diferente”

Ese es el argumento que se ha dado cada una de las 13 veces en que España ha incurrido en bancarrota, la misma por la que que Rusia suspendió pagos con el Zar, los comunistas o tras adoptar el capitalismo, la misma explicación que los diferentes gobiernos griegos que entraron en “default” arguyeron:

“El corrupto régimen X ha sido un desastre para mi país por eso no le pagaron pero déjeme el dinero que le pido porque yo soy diferente y yo si lo voy a hacer”

Ha sido tantas veces “distinto” en la historia del mundo que C. Reinhart y K. Rogoff dedicaron un libro (imprescindible) a todos los procesos de suspensión de pagos acaecidos desde el s. XIV en los que se blandía esa excusa.

El manual, obviamente, se titula “This time is different”

El número de “defaults” varía entre países. España, el inventor del concepto moderno de deuda y la primera nación en quebrar (para que luego haya que oír críticas a la falta de impulso innovador en la fértil tierra de Isaac Peral) repitió el desastre 12 veces más.
En las décadas que van desde la Segunda Guerra Mundial a nuestros días el récord lo comparten, en dura pugna, Argentina y Nigeria con cinco, mientras que Venezuela, Grecia y Uruguay mantienen una media disparatadamente alta para ser naciones con menos de dos siglos de vida independiente.

Han incurrido en default incluso países que jamás existieron, como prueba el rocambolesco caso de la República de Poytais, una falsa nación centroamericana del que un militar escocés (Gregor McGregor) se proclamó rey en el s. XIX consiguiendo que miles de sus conciudadanos le compraran tierras, empleos de funcionario en la administración o incluso deuda, el timo alcanzó tales dimensiones que McGregor vio como sus cuentas ingresaban el equivalente al 20% de las letras del tesoro de Brasil.

La principal causa que permite que alguien que arruina a un país pueda mantenerse en el poder es el seguidismo ciego a la ideología que lo causó (monarquía / comunismo / socialdemocracia / neoliberalismo), tanto es así que algunos de los timados por McGregor a pesar de haber perdido los ahorros de su vida y visto morir a 2/3 de los que emigraron a ese país de fábula llamado “Poytais” continuaban excusándolo a su vuelta a Escocia.

Incluído un padre que había perdido a sus hijos gracias al engaño de ese buscavidas.

Los ciudadanos defienden a sus colores y a sus líderes como los miembros de una religión a su Dios.

La excusa siempre es la misma: “Es diferente, los anteriores no eran verdaderos cristianos / peronistas / comunistas / musulmanes / X…porque el verdadero cristianismo/comunismo/peronismo es amor, paz, bienestar, igualdad, paraíso, los pajaros cantan las nubes se levantan y en un país comunista/neoliberal/cristiano/musulman/ cada-ciudadano-tiene-una-briana-banks-que-le-hace-felaciones-perfectas-y-diarias”

Pero, volviendo a la historia inicial, al momento en el que el rey Enrique II de Francia trata de convencer a sus acreedores de que él no es como el monarca español, centrémonos ahora no en lo que era diferente sino en lo que era igual a la Celtiberia del 2010:

 a) Enrique II I mostró su voluntad de pagar pero no la de realizar las reformas necesarias para que eso fuera posible, todas las que se atrevió a tomar llegaron tarde y fueron titubeantes.
 b) Las contabilidad francesa era opaca y tenía más apaños que los números de una Comunidad Autónoma.
 c) El fraude fiscal estaban generalizado, los más ricos (nobles y clero apenas contribuían)
 d) Enrique II era un gobernante con una visión cortoplacista de los problemas, lo que conducía a que en lugar de resolverlos simplemente se retrasaban lo que acabó causando un efecto “bola de nieve”.

Francia no superó sus fallos estructurales hasta la revolución de 1789 en la que fueron abolidos los privilegios, se creó un sistema eficiente para mejorar la recaudación y se introdujo un modelo modernizado que pudiese controlar los gastos del gobierno.

Inglaterra hizo lo propio en 1688 reformando el parlamento para fiscalizar las acciones del rey.

En España, en cambio, sabemos que los problemas de financiación no son causados por una gestión ineficiente sino por el acoso de los mercados y por las recetas impuestas desde la Unión Europea a causa del empecinamiento fascista de Angela Merkel.

Solo el criminal comportamiento del neoliberalismo salvaje puede explicar por qué los acreedores tienen miedo. Lo que buscan no es cobrar, lo que buscan es poner a sus pies a una brillante nación liderada por Francisco Camps, Rodríguez Zapatero y Pepiño Blanco. ¿Al fin y al cabo qué inversor en su sano juicio prefiere comprar deuda de un país como el Reino Unido que no ha entrado en suspensión de pagos desde 1594 en lugar de la de otro que tiene como ministra a Leire Pajín?

No debería  preocuparles el pasado histórico de España ni su récord mundial de quiebras, tampoco la profesionalidad de los que llevan el mando ni su pragmatismo.

No debería porque esta vez “es diferente”.

La decisión a la que se enfrenta Alemania, perder o perder

Las Perlas de KikeKike Vázquez

La decisión a la que se enfrenta Alemania, perder o perder

@Kike Vázquez .-ocupa una butaca en la universidad, pero decir sólo eso sería engañoso dada su vocación por la economía y los mercados financieros. Descubre junto a este coruñés las perlas del día, las noticias que más suenan y las que no, pero sonarán. Si te gusta estar bien informado y no te conformas con lo de siempre, prueba con la visión de Kike Vázquez

@Kike Vázquez  –    10/05/2011

Alemania es grande, poderosa, pero no omnipotente. Conviene tener esto muy presente cuando pensamos en la Eurozona y sus eventuales soluciones y problemas, ya que la economía es un juego sin fin, nunca se acaba, por lo que antes o después siempre se está expuesto a perder. Y en el caso que nos ocupa, la grande y poderosa Alemania, a pesar de su apariencia de omnipotencia, se está acercando a ese momento.

En el futuro, si obviamos variantes y matices, tenemos dos escenarios para el euro: uno en el que sobrevive en una forma parecida a la actual y otro en el que deja de existir en favor de otro sistema. Podríamos pensar que en cualquiera de los casos se verán beneficiados, primero porque ellos “mandan” y escogerán lo que más les convenga, y segundo porque tienen una economía indudablemente fuerte y robusta con unos resultados en su industria exportadora envidiados en el mundo entero, por lo que nada mejor para enfrentarse a la incertidumbre de los cambios bruscos. Cierto es que están en una posición mucho más ventajosa que cualquier otro país, pero ello no exime de tener que dar pasos atrás en el futuro, quizá porque cuando estás en la cima es más fácil bajar que seguir subiendo.
Caso “A”.- Bruch der Eurozone: Teniendo en cuenta que media Eurozona está fuertemente endeudada y ve difícil hacer frente a las deudas, podríamos pensar que un escenario de ruptura de la Eurozona les favorece, al fin y al cabo son los que realmente tendrán que pagar la fiesta sin tener aparentemente culpa en ella. Sí, sus bancos están repletitos de deuda periférica pero, ¿qué es mejor salvar a sus propios bancos a toda la Eurozona? No es sencillo decidirse por una de las opciones teniendo en cuenta “costes – beneficio”, el problema, bajo mi punto de vista, es que ese no es el tema crucial.
El tema crucial es que Alemania es grande, poderosa y tiene una potente industria exportadora en gran parte gracias al euro. Si China adultera el comercio mundial con una divisa artificialmente baja, los germanos han conseguido algo parecido con la Eurozona. Juzguen ustedes mismos:
Nadie discute que tengan una magnifica industria, pero puede observarse como la introducción del euro les ha proporcionado unos resultados excepcionales. Tanto que han pasado de ser un país con una cuenta corriente negativa en los años noventa, es decir, que se endeudaban con el exterior al igual que estamos haciendo nosotros, a tener amplios superávits realmente importantes. Creo que no hay duda de que la moneda única les ha venido fabulosamente bien para consolidar la unificación de oriente y occidente en el país.
Me temo que lo que más preocupa a Alemania del fin del euro no es rescatar a su sector financiero, sino quitarle a la economía su actual ventaja derivada de la moneda única.
Caso “B”.- Eurozone Rettung: El segundo caso es rescatar al euro, conseguir que la moneda única sobreviva. ¿Cómo? Ojalá fuese tan sencillo como hacer un plan de rescate como los actuales, pero como se está viendo en Greciaotorgar más deuda no vale para nada si la capacidad de pago no mejora.
Robert Mundell, premio nobel de economía y experto en áreas monetarias óptimas, decía que para que una moneda única funcionase deberían de cumplirse unos requisitos. Junto con la aportación de otros autores se entiende óptima aquella área que presenta movilidad del trabajo, del capital, flexibilidad de precios y salarios y tiene mecanismos de trasferencia fiscal. Podríamos mencionar también el ciclo económico, la diversificación, la apertura comercial… hay varios factores y daría para mucha crítica, no obstante quiero centrarme en las dos cuestiones que están en el candelero para no extenderme: la flexibilidad de los salarios y las trasferencias fiscales.
Alemania argumenta, correctamente, que debemos adaptarnos a la nueva situación, hemos vivido como “nuevos ricos” y ahora es el momento de que ajustemos el cinturón y tengamos unos gastos y deudas en la medida de nuestras posibilidades. El problema es que simplemente bajando más los salarios no vamos a ser lo suficientemente competitivos para revertir la situación actual, es decir, dejar de endeudarnos con el exterior. Con una cifra superior al 20% de desempleo es obvio que nuestros sueldos bajarán, como mínimo en términos reales (hay discrepancias sobre si los ajustes nominales son factibles o no), pero nuestro objetivo debe ser el desarrollo de nuevos productos, la innovación, porque si lo que se produce es un empobrecimiento, ¿quién pagará las deudas que tenemos?
De lo que acabo de mencionar se habla mucho, porque parece obvio y porque es el debate que a Alemania le interesa, pero la solución verdadera a la crisis del euro son las trasferencias fiscales. ¿Qué tipo de trasferencias? Aquella que permita a un país en problemas recibir de alguna forma ayuda.
Ante los primeros síntomas de crisis G. Soros saltó a la palestra para decir que la respuesta eran los “eurobonos”, es decir, bonos emitidos por la Eurozona en su conjunto o incluso por un área aún mayor. Al principio no veía la causa y efecto muy clara, pero tras pensarlo detenidamente solo pude darle la razón. Una parte importante del superávit comercial alemán de la última década se debe a los periféricos, dicha situación no se da solo porque “ellos sean muy listos y nosotros muy tontos” sino porque nuestra zona monetaria presenta asimetrías no resueltas que provocan desequilibrios. Para solucionarlo la única forma es que a la vez que eso se produce exista una trasferencia de quien se enriquece a quien se empobrece, de quien se beneficia a quien se ve perjudicado.
Para entenderlo solo hay que pensar en España, nuestro Estado funciona porque hay redistribución, si eso no ocurriese se darían tales discrepancias territoriales que acabarían por romperla. Ojo, eso no quiere decir que quien más produce no se deba beneficiar más, el que gana se lleva “100” y el que no “20”. Tampoco quiere decir que dicha ayuda sea gratis y desinteresada, debe ser siempre a cambio de reducir las asimetrías, de hacer reformas, de eliminar la corrupción y la subvención injustificada. Llámele España, llámele Europa.
Viendo esto podríamos pensar que los rescates actuales son por tanto beneficiosos, pues es dinero que va de “A” a “B”. Nada más lejos de la realidad, con las condiciones impuestas se provoca la recesión en el país intervenido, y sin crecimiento más deuda no sirve de nada. Para que funcione un rescate el tipo de interés debe ser inferior al crecimiento nominal de la economía, solo así el ratio deuda / PIB puede disminuir y por tanto verse mejoras. Debe incidirse no solo en terminar con privilegios locales, la clave está en favorecer la competitividad y por tanto el crecimiento futuro a la vez que se ofrecen unos tipos de interés ventajosos por ejemplo de los “eurobonos”.
Ese es solo un ejemplo de trasferencia, aunque las preguntas al final son: ¿Puede la periferia realizar las reformas necesarias para ser competitiva? ¿Está Alemania dispuesta a tener competencia comercial en el seno de la Eurozona aún encima apoyada y subvencionada por ella misma? ¿Merece la pena eso a cambio de disfrutar de una divisa más baja de lo que correspondería? La decisión para los germanos, sea cual sea, es perder o perder. Aunque claro, ojalá nosotros estuviésemos en su misma tesitura.

La Banca siempre gana

La Banca siempre gana

Te lo cuenta Arsenio
10 DE MARZO DE 2011
COMENTARIOS 0

bancos

En España mantenemos un Gobierno socialista, para no ser exagerados dejémoslo en progresista.

Este gobierno ha ingresado a los bancos y cajas de ahorro entre los años 2008 y 2010 la mareante cifra de 230.000 millones de euros a modo de rescate bancario, esto supone el 20% del PIB y más del doble de lo que el Estado destina anualmente a las pensiones, o lo que es lo mismo, 5.000 euros hemos dado cada español a la banca. Como consecuencia se ha generado un déficit público extra para lo que ha sido necesario recortar sueldos, eliminar o recortar ayudas y prestaciones sociales, recortar las pensiones, etc, etc, etc.

Esta inyección de dinero público al conjunto de la banca puede hacer pensar que esta estaba al borde la quiebra; nada más lejos de la realidad, en el periodo 2004-2009 los beneficios de las entidades de crédito ascendieron a la bonita cantidad de 132.803 millones de euros.

Resumiendo, en un escenario de depresión económica y desempleo como la actual, se dedica más esfuerzo a rescatar a los culpables de la crisis que a proteger las víctimas. No hay que llamarlo crisis, hay que llamarlo estafa.

Si esto se hace bajo un gobierno progresista, no me quiero ni imaginar de lo que será capaz otro gobierno más liberal, menos social; claro que buena parte del trabajo sucio se lo van a encontrar hecho, lo que les beneficia inmericidamente.

rescate sociedad

Fuente: canalsolidario.org

Éxodo animal por el cambio climático en España

Éxodo animal por el cambio climático en España

Medio Ambiente calcula que el 50% de los vertebrados necesitará protección debido al calentamiento global

NUÑO DOMÍNGUEZ MADRID 09/03/2011 08:20 Actualizado: 09/03/2011 13:02

En 2070, el abuelo español contará a sus nietos que en sus tiempos había osos en Cantabria, linces en Doñana y grandes extensiones de alcornoques en Extremadura.

Algunas de esas especies habrán desaparecido para siempre del país y otras, como el lince o el alcornoque, habrán encontrado refugio cada vez más al norte, a medida que suben las temperaturas en sus territorios originarios.

Las especies más emblemáticas no serán las únicas afectadas. De acuerdo con escenarios conservadores de aumento de las temperaturas en la Península Ibérica, el 51% de los vertebrados necesitará acciones de protección a mediados de siglo y casi todas estas especies requerirán medidas legales para no desaparecer del mapa de España.

Ese es el escenario que pinta el Estudio sobre impactos, vulnerabilidad y adaptación del cambio climático en la biodiversidad española, un trabajo promovido por el Ministerio de Medio Ambiente y coordinado por investigadores de la Universidad de Extremadura y el CSIC.

Unas 300 especies animales sufrirán reducción de sus hábitats

El trabajo, presentado ayer pero aún pendiente de que se publique la parte referente a fauna, es incierto, pero con fundamento. Explora cómo afectará el cambio climático a la flora y la fauna ibérica a partir de 2040 y hasta 2100 en función de los escenarios de desarrollo y mitigación de la contaminación considerados como conservadores por el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de la ONU (IPCC). Este organismo aporta datos científicos sobre los que los políticos deben aún fraguar un pacto internacional que frene el calentamiento global.

Los trabajos abarcan cientos de especies y estiman las zonas de distribución de cada una hasta el próximo siglo, durante el cual los modelos climáticos utilizados muestran que las lluvias serán más escasas y las temperaturas más altas, especialmente en el suroeste de la península.

En el caso de los vertebrados, de las 317 especies estudiadas, 300 sufrirán “significativas contracciones” en sus zonas de distribución debido al aumento de las temperaturas, según indica el trabajo, coordinado por Miguel Araújo, investigador del CSIC.

La mitad de la flora catalogada en España podría desaparecer en 2050

La peor parte se la llevan los anfibios, mucho más vulnerables a la reducción de la humedad y el aumento de temperaturas y cuya capacidad de movimiento es más limitada. Hasta el 85% de estas especies verá sus posibles territorios mermados en al menos un 30% y en ocasiones en más de la mitad entre los años 2070 y 2100.

Más de la mitad de los reptiles, aves y mamíferos de España también verán menguar sus zonas de expansión en al menos un 30% debido al calentamiento.

La situación de la flora no es mucho mejor.

De las 220 especies analizadas, “casi todas” verán una reducción de la superficie climáticamente favorable para prosperar, según esta parte del trabajo, coordinada por Ángel Felicísimo, investigador de la Universidad de Extremadura.

El 50% de las especies catalogadas “evoluciona hacia una situación crítica, con muy alto riesgo de desaparición pasada la mitad de siglo”, señala el trabajo.

La situación es especialmente comprometida para especies como el alcornoque extremeño, el roble carballo de Galicia o el pinsapo de la sierra de Grazalema, en Andalucía.

Los anfibios son los más afectados por el aumento de las temperauras

Ambas patas del estudio (flora y fauna), que ha llevado dos años, incluyen una ficha específica por cada especie en la que se detalla su situación actual y las previsiones de dónde podrán vivir entre 2040 y 2070 y entre 2070 y 2100. En muchas puede verse que el suroeste de la península queda en blanco; es decir, inhabitable.

En muchos casos, tanto en animales como en plantas, los modelos climáticos muestran un éxodo generalizado hacia el norte a medida que las temperaturas aumentan en la mitad sur del país, especialmente en el suroeste y durante los meses de verano.

“Mis hijos no verán ni un oso ni un quebrantahuesos porque estas especies se habrán ido al norte”, explicaba ayer Esteban Manrique, director del Museo Nacional de Ciencias Naturales (CSIC), tras presentar la parte del trabajo relativa a la fauna. En concreto, esas especies “se moverían hacia el norte de Europa y las perderíamos”, dijo Manrique.

En el caso del lince, el aumento de las temperaturas lo empujará fuera de Doñana y hacia el norte de la península. “El gran problema es la fragmentación de hábitats alertó Manrique; si no tienen corredores para moverse, acabarán todos atropellados”.

Precaución

A pesar de su aval científico, los trabajos están sujetos a incertidumbre.

Los modelos utilizados para prever las situaciones climáticas a más de 30 años vista sobre datos actuales son muy cambiantes y pueden desembocar en situaciones mucho más halagüeñas y también mucho más catastróficas. Dependiendo del modelo local utilizado, las proyecciones de cada hábitat potencial varían considerablemente.

Las soluciones para evitar este futuro son progresivamente drásticas. Comienzan, según los estudios, por conservar las especies in situ, designando nuevas zonas protegidas, aportando corredores para su desplazamiento o evitando que se partan los bosques sensibles por la mitad.

En los casos más desesperados, cuando los ecosistemas naturales ya no puedan sostener la vida de ciertas especies, la solución será criarlas en cautividad y formar bancos de germoplasma; es decir, enormes bibliotecas con semillas de las plantas que hoy existen, pero que pueden haber desaparecido en 30 años.

Una península cada vez más cálida

6º subida de temperatura

Es el ascenso máximo de las temperaturas que se espera en España entre 2071 y 2100, según CLIVAR, un estudio sobre los impactos del cambio climático financiado por la ONU.

6.200 millones de euros

El coste del cambio climático puede ser de 6.200 millones de euros al año en 2020 si los países de la UE no toman medidas para adaptarse.

x1.000 pérdida de especies

La pérdida de vida animal y vegetal en la Tierra es 1.000 veces mayor que el ritmo natural, según la ONU.

Las especies que veremos marchar

Oso pardo

En la Península Ibérica sobreviven dos poblaciones: la pirenaica y la cantábrica. El rango de temperaturas de su distribución en la península varía entre -14,8°C y 27,8°C. Los modelos proyectan contracciones en la distribución potencial de la especie entre un 12% y un 13% en 2041-2070.

Halcón peregrino

Está presente en casi toda la península, pero es menos abundante en el suroeste. Las temperaturas en sus zonas de distribución varían entre -9,8°C y 36,3°C. Los modelosproyectan contracciones en su distribución entre un 43% y un 49% en 2041-2070, especialmente en el suroeste.

Sapo común

Se distribuye ampliamente por Europa y está presente en casi toda la Península Ibérica. Los modelos proyectan contracciones en la distribución potencial actual de la especie entre un 49% y un 54% en 2041-2070. Los mapas muestran que grandes extensiones del sur no serán aptas para el anfibio.

Abeto común

Sólo aparece en los Pirineos, que marcan su límite de expansión al sur de Europa. Vive en bosquecillos junto al haya entre los 900 y los 2.100 metros. Los modelos predicen una reducción muy significativa de la especie a final de siglo. La capacidad de mantenimiento y recuperación es escasa.

A %d blogueros les gusta esto: