Archivo de la categoría: DENUNCIA

El otro Steve Jobs por Vicenç Navarro

El otro Steve Jobs

La muerte de Steve Jobs, fundador y dirigente de la empresa Apple, ha sido el espectáculo mediático empresarial más teatral vivido este año.

Durante las últimas semanas hemos visto una enorme movilización de los mayores medios de información internacionales, bajo la batuta del establishment empresarial estadounidense (lo que se llama en EEUU la Corporate Class), para celebrar la vida del que ha sido canonizado unánimemente por tales medios.

Uno de los mayores rotativos del país aseguró incluso que había tenido “una vida ejemplar o extraordinaria”, que mostraba el enorme potencial que un ser humano puede alcanzar bajo el capitalismo estadounidense.

En esta construcción mediática se ha presentado a Steve Jobs como una persona de orígenes humildes que alcanzó por su propio mérito la cumbre del mundo empresarial, creando nuevos productos que han beneficiado a toda la humanidad.

En esta proyección mediática, Steve Jobs es el self-made man, emprendedor por antonomasia que, a base de genio y ambición, llegó a unos niveles de grandeza que pocos alcanzan en nuestro mundo.

Para no ser menos, los rotativos de mayor difusión e influencia en España utilizaron también adjetivos superlativos para describirlo.

Le definieron como “ejemplar”, “extraordinario”, “inspirador”, “magnífico” o “un hombre que quiso dar amor en su dedicación a satisfacer a las masas”, “pionero”, digno de “admiración”, “respeto” y “agradecimiento”, “fuente de inspiración para los emprendedores españoles”, “un gran creador de puestos de trabajo”, y así un largo etcétera.

Podría continuar y continuar con una larga lista de cantos y alabanzas a la figura del emprendedor cuyo genio supuso el éxito del capitalismo.

En esta divinización (y no creo exagerado este término para definir el clamor unánime de alabanzas) se ignoran varios hechos de su biografía que dan otra versión del personaje.

En realidad, Steve Jobs era muy representativo del emprendedor que ha hecho una enorme fortuna a base de utilizar y explotar para beneficio propio bienes comunes sin los cuales no hubiera alcanzado su éxito. Es más, su fortuna se basó, en parte, en una enorme explotación de otros seres humanos.

Veamos los datos, comenzando por sus características como empresario empleador.

Apple, la empresa de Steve Jobs, no fabrica sus productos en EEUU. Lo hace en Shenzen, una ciudad de China conocida como el Silicon Valley chino, donde trabajan 420.000 trabajadores en condiciones miserables.

El grupo empresarial Foxconn dirige tal conglomerado de industrias que producen aparatos electrónicos.

En este lugar, incluidas las fábricas de Apple, se explota brutalmente a sus trabajadores (no es extraño que trabajen seis días a la semana 16 horas al día) en condiciones militares en sus cadenas de montaje.

Existe un ambiente de terror bien documentado por la obra de Mike Daisey (The agony and the ecstasi of Steve Jobs) en ninguna parte mencionada en la bacanal de elogios escritos a razón del homenaje a su figura.

Su fortuna personal (estimada en 8.500 millones de dólares) y los enormes beneficios de su empresa se basaban, en parte, en esta súper explotación de otros seres humanos.

El número de suicidios, consecuencia de las horribles condiciones de trabajo, ha sido denunciado en varios medios internacionales.

Según el diario londinenseDaily Mail, a los trabajadores de las fábricas de Apple en China se les fuerza a firmar un contrato en el que se comprometen, ellos y sus familias, a no denunciar y a no llevar a la compañía a los tribunales en caso de accidente, daño, muerte o suicidio.

La insensibilidad hacia las condiciones de trabajo en sus empresas reflejaba una actitud muy representativa del gran emprendedor del siglo XX.

Su antagonismo, casi hostilidad, hacia la clase trabajadora, era bien conocido. Como señala Eric Alterman en su artículo titulado Steve Jobs.

Una vergüenza americana (Steve Jobs. An American Disgrace publicado en The Nation. 28-11-11), Steve Jobs había aconsejado al presidente Obama a imitar a China y permitir a las empresas estadounidenses hicieran, no sólo en China, sino también en EEUU, lo que quisieran, sin ningún tipo de protección a los trabajadores ni al medio ambiente.

Su obsesión era acumular dinero, sin ningún freno en ello. Era el “perfecto emprendedor” de la Corporate America, que se nos quiere presentar como modelo y ejemplo. No se conoce que diera dinero a actos sociales benéficos, como los súper ricos suelen hacer en aquel país como estrategia de marketing para mejorar su imagen.

En realidad, ridiculizó a Bill Gates por crear una fundación que lleva su nombre, atribuyendo un supuesto retraso tecnológico de las empresas de Bill Gates (la hostilidad de Steve Jobs hacia Bill Gates era bien conocida) al “excesivo interés de Bill Gates en ayudar a los pobres”. Steve Jobs era un personaje que pertenecía al mundo definido por Charles Dickens.

Una última observación. Las empresas Apple y la gran mayoría de “inventos de la industria electrónica” se basan en el conocimiento de la investigación básica producida en otras instituciones, frecuentemente centros académicos financiados públicamente por el Gobierno federal de EEUU, especializados en temas militares o aeroespaciales. Internet es un claro ejemplo de ello. El conocimiento que produjo Internet, por ejemplo, procedía de las inversiones públicas.

Parece ignorarse que el Gobierno federal de EEUU tiene una de las políticas industriales más desarrolladas en la OCDE, invirtiendo enormemente en investigación y desarrollo. La industria electrónica ha explotado tal conocimiento público para sus fines privados.

Sin desmerecer la importancia de la investigación aplicada y de la creación intelectual, hay que señalar que la escalera que les permite subir ha sido construida por otros, punto también olvidado en esta biografía de un personaje representativo de lo que significa el capitalismo sin guantes y sin límites.

http://blogs.publico.es/dominiopublico/4388/el-otro-steve-jobs/

Windows 8 permitirá a Microsoft desactivar aplicaciones instaladas en nuestro ordenador Adiós privacidad..

Microsoft: Se puede borrar de forma remota aplicaciones de Windows 8

Al igual que Apple y Google, Windows tienda incluirá un “kill switch” para desactivar o eliminar las aplicaciones de pícaro

Por Gregg Keizer
08 de diciembre 2011 13:57 ET

Computerworld – Microsoft será capaz de lanzar un “kill switch” para desactivar o eliminar una aplicación, incluso de los usuarios de Windows 8 dispositivos, la compañía reveló en la documentación lanzado a principios de esta semana para su próxima tienda de Windows.

Mata interruptores – llamada así porque una simple orden se puede desactivar o eliminar una aplicación – son comunes en las tiendas de aplicaciones móviles. Apple y Google puede voltear un interruptor para las aplicaciones distribuidas por la tienda de la aplicación iOS y Android Market, respectivamente.

En los términos de la tienda de Windows de uso , Microsoft dejó en claro que se puede bajar la palanca matar a su discreción.

“En los casos en que su seguridad está en peligro, o cuando estamos obligados a hacerlo por razones legales, no puede ser capaz de ejecutar aplicaciones o acceder a contenidos que previamente adquirido o comprado una licencia para”, dijo Microsoft en el Windows términos tienda.

“En los casos en que se quita una aplicación de pago de su dispositivo Beta de Windows 8 no en su dirección, podemos reembolsarle la cantidad que pagó por la licencia”, añadió Microsoft.

La compañía también señaló que junto con la aplicación, también puede fregar los datos creados por la aplicación de un dispositivo.

“Si la tienda de Windows, una aplicación, o de su contenido se cambia o se elimina, sus datos podrán ser eliminados o puede que no sea capaz de recuperar datos almacenados”, dijo Microsoft.

Hace tres años, el entonces consejero delegado de Apple , Steve Jobs, reconoció la existencia de un interruptor en iOS, pero la compañía todavía tiene que usarlo. Aplicaciones que la compañía aprobó, pero luego decidió retirarse después de la App Store – el ejemplo más reciente fue una aplicación de inmovilización $ 15 que eludió operador de telefonía móvil tarifas adicionales para atar el iPhone a un ordenador portátil para proporcionar este último con acceso a Internet – – han seguido trabajando y no se han eliminado de forma remota desde los teléfonos de los usuarios o tabletas.

Google, sin embargo, ha utilizado un interruptor varias veces para eliminar de forma remota las aplicaciones de los teléfonos inteligentes Android, cuando se le ha dicho esas aplicaciones contienen código malicioso o la intención. Google utilizó por primera vez el interruptor en junio de 2010 para fregar un par de aplicaciones agregado al Android Market por Jon Oberheide, co-fundador y CTO de seguridad Duo, un desarrollador de software de dos factores de autenticación.

Oberheide plantado las aplicaciones como parte de su investigación sobre las vulnerabilidades que permiten a los atacantes empuje de software malicioso para teléfonos Android.

En 2011, Google utiliza el mismo interruptor para retirar decenas de aplicaciones maliciosas que se había hecho un hueco en el mercado de Android no curada, y desde allí en los dispositivos de los usuarios.

Microsoft no ha aclarado si – y si es así, ¿cómo – se va a escanear o examinar las solicitudes de aplicaciones de malware potencial o intento malicioso.

La aplicación de los requisitos de certificación de Windows prohíbe a los desarrolladores de la inclusión, la vinculación o utilizando el servicio de notificaciones push para “proporcionar un punto de entrada de virus, malware, o cualquier otro software malicioso” que el acceso de un usuario de Windows 8 del sistema.

Pero la compañía no ha dicho cómo se va a la policía con ese requisito.Tampoco respondió de inmediato a las preguntas de hoy.

Un analista espera que Microsoft siga más de cerca los pasos de Apple que Google aquí.

“A juzgar por cómo Microsoft se ha quedado la tienda de Windows Phone, yo esperaría que una forma mucho más rigurosa [la aprobación de la aplicación] procedimiento [de Google]”, dijo Al Hilwa de IDC esta semana. “Aquí, en el proceso de aprobación de aplicaciones, Microsoft está caminando por la fina línea que proporciona una apertura más, la velocidad y la previsibilidad de Apple, y un mayor control y supervisión de Google.”

Microsoft no ha puesto una gran apertura específica para el almacén de Windows, pero ha dicho que pondrá en marcha el e-mart simultáneamente con el lanzamiento de Windows 8 es la primera beta , que se presentará algún momento de finales de febrero de 2012.

 cubre Microsoft, los problemas de seguridad, Apple, navegadores web y noticias sobre tecnología en general para romper Computerworld. Gregg seguir en Twitter en Twitter @ Gkeizer , en Google + o suscribirse al feed RSS de Gregg Keizer RSS . Su dirección de correo electrónico estágkeizer@computerworld.com .

Ver  .

Lea más sobre las aplicaciones de escritorio en el Centro de Computerworld Tema de Escritorio Aplicaciones.

WikiLeaks muestra en vídeo las herramientas utilizadas para hackear iTunes, Gmail o Skype

WikiLeaks muestra en vídeo las herramientas utilizadas para hackear iTunes, Gmail o Skype

9 de diciembre, 2011

 


WikiLeaks ha colgado hace unas horas una serie de vídeos que muestran cómo actúa Gamma Internacional, conocido fabricante del software espía Finfisher. Relacionados todos con los documentos que vieron la luz hace unos días y que mostraban el espionaje masivo existente en la actualidad, las piezas visuales son las utilizadas por la empresa para que los “compradores” tengan conocimiento de las herramientas.

Gamma Internacional vende herramientas para hackear equipos y que terceros puedan realizar un seguimiento de usuarios en la red o incluso la interceptación de redes móviles. Dentro de este “lucrativo” negocio que tiene la productora de software, Gamma se dedica a recrear el trabajo de las herramientas que oferta. Una serie de vídeo de marketing con animaciones por ordenador a las que WikiLeaks ha tenido acceso.

Los vídeos colgados por la organización muestran todo tipo de vulneraciones que incluyen:

  • Obtención de redes wifis en espacios públicos.
  • Intercepción de redes móviles.
  • Hackeo de equipos a través de actualizaciones falsas de software.
  • Infección de ordenadores a través de USB espía con las que interceptar llamadas por Skype.
  • Registros de contraseñas cifradas y lectura de archivos privados.

Como vemos toda una gama de actos delictivos con la que se estaría operando los últimos años. En los archivos publicados también se encuentran evidencias de que Gamma habría ofrecido sus “servicios” al gobierno egipcio tras la caída de Mubarack. El fin no era otro que utilizar el software para vigilar los equipos de la población a través de herramientas como Hotmail, Yahoo, Gmail o Skype.

Los vídeos colgados por WikiLeaks los podéis encuentrar alojados en la página de la organización junto al conjunto de cables The Spy Files.

http://alt1040.com/2011/12/wikileaks-muestra-en-video-las-herramientas-utilizadas-para-hackear-itunes-gmail-o-skype

¿ Paramilitares o asesinos a sueldo, guerra sucia o terrorismo de estado? Las empresas de seguridad de EEUU en el extranjero.

¿ Paramilitares o asesinos a sueldo, guerra sucia o terrorismo de estado? Las empresas de seguridad americanas en el extranjero.

De las mil formas que tiene el imperialismo americano de luchar contra los imaginarios enemigos creados por él mismo.
Ya sea a través de sicarios de la CIA, aviones no tripulados, bombas de racimo o instigando golpes de estado y revoluciones allí donde  creen que hay que hacerlo por ser lugares geoestratégicos o ricos en materias primas.

Las empresas de seguridad son la peor de todas ellas ya que en un futuro no muy lejano serán las que apliquen con mayor impunidad la represión tanto en Latinoamérica como en Africa.

Y poco a poco se irán haciendo con un hueco en las democracias occidentales como vigilantes supercelosos de su visión imperial del mundo.

Donde todo lo diferente deber ser  silenciado o en el peor de los casos eliminado.

Los casos de Irak y las pequeñas naciones de Centroamérica son un claro ejemplo de ello. Y allá donde la ley no puede llegar por motivos jurídicos y políticos aparecen ellos como auténtica fuerza paramilitar actuando sin ningún tipo de escrúpulo y con total impunidad.

El auge de estas empresas en todo el mundo debería de ser motivo de preocupación, ya que la seguridad ciudadana debería ser pública e imparcial. La proliferación de éstos grupos armados deberían de ser restringida en todo lo posible y encauzada para  asuntos de vigilancia de bienes inmuebles y traslado de mercancías valiosas.

En el caso de EEUU, que es el caso que nos preocupa, se ve una utilización ultraderechista de los mismos. actuando en parcelas que no les corresponden y asumiendo un rol que raya en el extranjero al de los grupos paramilitares colombianas, a los que por cierto adiestró.

En los países pequeños, son un pequeño ejército que rivaliza y supera en fuerza y en la mayor parte de los casos, a las fuerzas de seguridad de los estados.

La misma ONU advierte del peligro de estas empresas e insta a regularlas. No debemos olvidar las masacres perpetradas en Irak por la desgraciadamente famosa Blackwater.

El imperialismo americano utiliza estas empresas como fuerzas de pseudo-ocupación. Tanto en Irak, como en Afganistán, como en ciertos países Centroamericanos las utilizan para velar por el buen rumbo de sus respectivos gobiernos para que éstos no viren en contra de sus intereses. Honduras y Guatemala son dos prueba de lo que digo.

No creo que haya que argumentar hasta donde son capaces de llegar el imperialismo americano por mantener sus intereses.

Estos artículos demuestran en parte lo que digo. Lo demás se concluye sin tener que pensar mucho.

La ONU insta a regular las empresas de seguridad privada estadounidenses en Irak

SÁBADO, 09 DE JULIO DE 2011 10:22 LVC / AGENCIAS
Irak_2011

El presidente del Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre el uso de Mercenarios, José Luis Gómez del Prado, ha señalado que es urgente que tanto Estados Unidos como Irak adopten una legislación para regular las actividades de las empresas privadas de seguridad norteamericanas en el país asiático, según un comunicado de la ONU.   Gómez del Prado ha afirmado que con la retirada de las fuerzas estadounidenses de territorio iraquí cambiará el panorama de contratación de esas empresas.

“Va a disminuir la seguridad para todos aquellos proyectos que han sido contratados por el Departamento de Defensa o el Pentágono. Sin embargo, lo que va a aumentar, y va a aumentar muchísimo, es la seguridad para todos aquellos diplomáticos norteamericanos que van a entrar en Irak”, ha apuntado.

“A esto se sumarán las compañías multinacionales que van a establecer sus negocios en el país cuando éste logre un poco más de estabilidad”, ha agregado Gómez del Prado. Por último, ha destacado que las normas que rigen estas empresas de seguridad datan de 2004, cuando Irak era administrado por el diplomático estadounidense Paul Bremer.

Bremer era por aquel entonces director de Reconstrucción y Asistencia Humanitaria en Irak, cargo del que dimitió el 28 de junio de ese mismo año cuando se produjo la entrega del poder a las autoridades iraquíes.

LAS AGENCIAS DE SEGURIDAD PRIVADA DE LATINOAMÉRICA ESTÁN ARMADOS HASTA LOS DIENTES

Publicado: 09 jul 2011 | 05:41 MSK

Los empleados de las empresas de seguridad privada en América Latina son los más armados del mundo, según el ‘Informe de Armas Ligeras 2011′ publicado por el Instituto de Estudios Internacionales y Desarrollo de Suiza.

Según el documento, los agentes de seguridad privados en Latinoamérica están armados hasta los dientes y son los más blindados del mundo, con excepción de los lugares en guerra.

El informe recoge que la tasa de posesión de armas supera casi diez veces a la de sus homólogos europeos. Actualmente el campo de la seguridad privada en América Latina está integrado como mínimo por 20 millones de personas. El informe explica que en la región hay una tendencia de sustituir a la policía en la protección de bancos, barrios e individuos.

El analista en temas de seguridad Sandro Villanes comentó a RT que la escasez de policías hace que su terreno sea consumido por este sector emergente. “En ciertos casos estas empresas de seguridad no son alternativas de combatir, sino una alternativa de prevenir y coordinar con las entidades públicas, llámese las policías de cada país.

Me parece que hay un trabajo de cierta coordinación entre las empresas de seguridad que definitivamente por leyes legales de cada país no pueden hacer el trabajo de capturar a una persona. Simplemente ellos previenen, detectan, informan, ayudan a la policía”, subrayó Villanes.

Esta situación refleja la gran expansión de la seguridad privada en varios países de América Latina en las últimas dos décadas. Así, en Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Costa Rica, El Salvador, Argentina, Colombia, Chile y República Dominicana hay más agentes de seguridad privada que policías.

Por ejemplo, Guatemala es el ejemplo puntero, ya que cuenta con 120.000 agentes privados frente a 19.900 policías, es decir, por cada 6 agentes privados hay un policía, la mayor desproporción de los 70 países analizados en el informe.

Le sigue Honduras, donde hay 60.000 agentes privados y 12.300 policías (una proporción de 4,88 a 1); Nicaragua, con 19.700 agentes privados y 9.200 policías (2,14 a 1); Panamá, con 30.000 agentes privados y 12.250 policías (1,97 a 1); Costa Rica, con 19.550 agentes privados y 12.100 policías (1,61 a 1); y el Salvador, con 21.140 agentes privados y 16.730 policías (1,26 a 1).

Según el informe, México tiene una relación de casi ‘uno a uno’: el país tiene 450.000 efectivos en empresas de seguridad particular, frente a 495.821 policías del Estado, al igual que Brasil con 570.000 agentes privados y 687.468 agentes públicos. Sin embargo, en Argentina se estima que puede haber 50.000 agentes privados más de los registrados, en Brasil la cifra oscila entre los 670.000 y el millón y en México entre los 240.000 y los 600.000.

Los datos revelados en el informe indican que Centroamérica es un terreno especialmente abonado para las empresas privadas de seguridad, ya que en todos los países el número de agentes privados supera con amplitud al de miembros de las fuerzas públicas.

Articulo completo en:http://actualidad.rt.com/actualidad/america_latina/issue_26635.html

Honduras es el segundo país con más guardias privados de CA

GINEBRA.- Honduras es el segundo país con más guardias privados de la región centroamericana, superado únicamente por Guatemala, según el “Informe de Armas Ligeras 2011”, publicado ayer por el Instituto de Estudios Internacionales y de Desarrollo, en Ginebra.

El análisis sostiene que los agentes de seguridad privada de América Latina son los más armados del mundo, con una tasa de posesión de armas por empleado diez veces superior a la de Europa Occidental.

Honduras tiene al menos 60 mil agentes privados de seguridad, lo que nos deja en la segunda posición en la región centroaméricana.

Además refleja la gran expansión de la seguridad privada en las últimas dos décadas, hasta el punto de que el sector emplea en la actualidad al menos a 20 millones de personas, casi el doble que agentes de policía en activo.

El director de la investigación, Robert Muggah, afirmó en conferencia de prensa que “Latinoamérica, y en particular Centroamérica, tienen los niveles de violencia más altos del mundo, con unas tasas que multiplican por seis la tasa media mundial”.

Muggah agregó que en la región “existe la tradición de potenciar la seguridad privada para sustituir a la policía en la protección de bancos, barrios e individuos, con un amplio abanico de actividades”.

Esto explica el hecho de que la industria de la seguridad privada sea especialmente próspera en América Latina, pero no por qué sus empleados disponen de auténticos arsenales en comparación con sus colegas del resto del mundo, con excepción de los lugares en guerra.

Nicolas Florquin, uno de los investigadores del informe, admitió que “no hay una clara respuesta a esta cuestión tan interesante” y sugirió que “quizá las altas tasas de violencia en la región sean la razón para que haya una alta demanda de compañías de seguridad privada y una alta demanda de compañías privadas bien armadas”.

CENTROAMÉRICA

El llamado “ejercito privado” supera en una proporción de cuatro a uno a las fuerzas policiales en el país.

Centroamérica es terreno especialmente abonado para las empresas privadas de seguridad, ya que en todos los países el número de agentes privados supera con amplitud al de miembros de las fuerzas públicas.

Guatemala es el ejemplo puntero, ya que cuenta con 120 mil agentes privados frente a 19 mil 900 policías para velar por la seguridad de 12.7 millones de habitantes, según datos del año 2008. Es decir, por cada 6 agentes privados hay un policía, la mayor desproporción de los 70 países analizados.

60 MIL GUARDIAS PRIVADOS EN HONDURAS

Le sigue Honduras, donde hay 60 mil agentes privados y 12 mil 300 policías, una proporción de 4.88 a 1); Nicaragua, con 19 mil 700 agentes privados y 9 mil 200 policías (2.14 a 1); Panamá, con 30 mil agentes privados y 12 mil 250 policías (1.97 a 1); Costa Rica, con 19 mil 550 agentes privados y 12 mil 100 policías (1.61 a 1); y el Salvador, con 21 mil 140 agentes privados y 16 mil 730 policías (1.26 a 1).

México cuenta con sendos “ejércitos” en el sector privado y el público —con 450 mil y 495 mil miembros respectivamente— al igual que Brasil, con 570 mil agentes privados y 687 mil 468 agentes públicos.

El informe dedica un apartado especial a Haití, en el cual señala que tras el terremoto de 2010, la comunidad internacional se concentró en elevar la seguridad del país.  Con información de EFE.

ONU denuncia impunidad de compañías privadas de seguridad en Irak

16/06/11 – EFE

Crédito: EFE

Afirma que sigue en vigor la Orden 17 emitida por el Gobierno provisional de coalición, según la cual los mercenarios no podían ser juzgados en los tribunales iraquíes.

Un grupo de expertos de la ONU denunció hoy que las compañías privadas de seguridad siguen operando con impunidad en Irak, por lo que insta al Gobierno del país a vigilar y regular las actividades de dichas empresas.

Tras visitar Irak, el grupo de trabajo de la ONU sobre el empleo de mercenarios dijo que constató que los abusos de poder y la violación de derechos humanos relacionados con estas compañías han disminuido en los últimos años, principalmente por el descenso de las actividades militares en dicho país.

Algunas de estas compañías se vieron envueltas en los años posteriores a la guerra de Irak en varios incidentes violentos debido al abuso de poder por parte de los mercenarios.

El caso más conocido fue el de la matanza de la Plaza Nissour de Bagdad, en 2007, donde mercenarios contratados por la empresa Blackwater asesinaron a diecisiete civiles iraquíes.

A pesar del descenso de estos incidentes, la ONU afirma que sigue en vigor la Orden 17 emitida por el Gobierno provisional de coalición, instaurada en Irak tras la caída del Sadam Hussein, según la cual los mercenarios no podían ser juzgados en los tribunales iraquíes.

En 2009 Estados Unidos e Irak llegaron a un acuerdo para retirar la inmunidad a algunas compañías privadas de seguridad, aunque no quedó claro si las contratadas por el Gobierno estadounidense también se veían afectadas y si cualquier tribunal iraquí podía juzgarlas.

“Además existe un vacío legal que no garantiza la justicia a las víctimas de violaciones de los derechos humanos antes de 2009″, aseguró José Luis Gómez del Pardo, presidente del grupo de trabajo.

Para la ONU, la vigencia de la Orden 17 no tiene sentido en la actualidad, ya que desde 2008 el Parlamento iraquí aprobó leyes referidas a la seguridad.

El grupo de expertos también expresó su preocupación acerca de las informaciones publicadas recientemente que apuntan a que el Gobierno de Irak está pidiendo a estas compañías militares que no empleen a asiáticos ni a africanos.

La CIA y su papel en Centroamérica.

La otra lucha que pocos conocen

El imperialismo yanqui no está dispuesto a que la revolución boliviriana se expanda más. En el Centroamérica se está jugando ahora una lucha soterrada para que esto no ocurra.
www.kaosenlared.net/noticia/cia-papel-centroamerica-otra-lucha-pocos-conocen

Centroamérica, punto de mira de la inteligencia americana. La otra lucha que todos desconocen.

EEUU no está dispuesta a que su trastienda se pase al enemigo. Léase Chávez y sus correligionarios del ALBA.
Para ello, lleva ya dos años inmiscuyéndose( Como no podía ser de otra manera) en la gobernatura de estos países, que al ser pequeños y con poca repercusión en el mundo, son presa fácil de sus ambiciones.

Éstas, como ya se sabe, no son otra más que situar en la cabeza de sus gobiernos a marionetas que frenen de alguna manera las ideas bolivianeras que se extienden como reguero de pólvora por toda lationamérica.
EEUU sabe que si caen estos pequeños estados, México ( La gran potencia del lugar) caerá irremediablemente.

Hace un año, ya vimos como en contra de la voluntad popular libremente expresadas en las urnas, el gobierno de Honduras fué destituido con un golpe de estado auspiciado en la sombra por la CIA americana. Ahora este gobierno se dedica a sembrar dudas sobre la legitimidad del vecino Nicaragua y la señala como nido de presuntos terroristas y revolucionarios.

Como véis la idea es la misma que en Colombia ( Uno de los pocos baluartes que le queda a EEUU en la zona).
Es de todos conocida la crispación que provoca Colombia acusando continuamente a Venezuela de lo mismo.

Según la emisora nacional, HRN,( véase  http://www.elnuevodiario.com.ni/nacionales/88662) a la que Álvarez dio información de la “invasión de extranjeros provenientes del lado de Nicaragua”, Honduras estaría documentando “todo lo necesario” para hacer un planteamiento ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) y “denunciar” a Nicaragua por este tipo de “acciones”, de las cuales no han mostrado más pruebas que los informes de “inteligencia militar”.

Mientra tanto, y esto está demostrado, es que Honduras se está rearmando con dinero americano. Mientras en su país se dedican a perseguir a todo atisbo de oposición. Hoy mismo, grupos armados tienen asediada una televisión local  por según ellos animar a la subversión. Detalles en          http://www.kaosenlared.net/noticia/urgente-llamado-solidaridad-grupos-armados-rodean-televisora-resistenc

Dentro de poco veremos las consecuencias, de nuevo, de la política imperialista americana impulsada desde la época de Kissinger( Ideólogo del golpe de estado de Pinochet) y que hoy está más presente que nunca con la salida, estos días, ( véase Los Estados Unidos tenían planes para invadir Portugal en 1975
www.aporrea.org/internacionales/n170041.html ) a la luz de los documentos secretos que prueban la implicación de la CIA en un intento de golpe estado en Portugal en 1975 si la revolución de los claveles hubiese dado un giro radical a la izquierda.

Aunque a nosotros que nos van a decir si somo letrados en golpes fructuosos y fallidos.

El caso es que esta crisis “ha venido al pelo” para que la vieja Europa preocupada de sus asuntos, no ponga la mirada en lo que poco a poco está haciendo la política exterior americana en Centroamérica, ya que está dispuesta a costa de lo que sea a recuperar el terreno perdido desde la llegada de Hugo Chávez al poder.

A todo esto, yo pregunto:
” De verdad creen que no estar de acuerdo con la política exterior de EEUU es una amenaza directa contra su país como nos llevan vendiendo la diplomacia americana de siempre.

¿ Acaso, Cuba, representa una amenaza para alguien?

Y se están comiendo un bloqueo totalmente injusto que hace que el país no levante cabeza como aquí el dictador Franco no la hubiera levantado sin el plan MARSHALL o lo que le pasa a la claustrofóbica Corea que nadie comercia con ella.

Qué país saldría adelante estando totalmente incomunicado.
Esta es, señores, la forma de actuar del gobierno americano, si no te hunde económicamente por las buenas, lo intenta por la malas de cualquier modo.

Pudo con el régimen soviético enfrascándole en una carrera armamentística.
Pero sabe que eso no puede suceder con Venezuela, que gracias al petróleo hasta se permite ayudar a otros países. Y está empleando todos los medios a su alcance, lícitos e ilícitos para lograrlo.

Véase Cien millones de dólares por la cabeza – Página Noticias [España]21 Nov 2010 … Parece un juego de apuestas, pero es el propio presidente de Venezuela, Hugo Chávez, quien denuncia que le han puesto precio a su cabeza: …
www.paginanoticias.es/…/Cien-millones-de-dólares-por-la-cabeza-de.htm

http://armakmyblog.wordpress.com/
Etiquetas: IrakONU
Irak expulsa a empresa de seguridad
Redacción BBC Mundo

Un agente de la empresa privada de seguridad Blackwater en Bagdad.

Hay varios miles de agentes de seguridad trabajando para empresas privadas en Irak.

El Ministerio del Interior de Irak canceló la licencia de una empresa estadounidense de seguridad cuyos agentes participaron en un tiroteo en el que murieron varios civiles y anunció que revisará el estatus de todas la compañías de seguridad.

Un portavoz iraquí declaró que la empresa Blackwater -cuya sede está en Carolina del Norte- no volvería a trabajar en el país, aunque no dijo si la suspensión de su licencia es definitiva.

Blackwater no ha emitido ningún comentario sobre el incidente del domingo, en el que al menos once personas murieron cuando la caravana de un diplomático estadounidense fue atacada en Bagdad, la capital.

El gobierno de Estados Unidos le ha pagado cientos de millones de dólares a Blackwater para que proteja a sus empleados en Irak.

Al parecer, los guardias de Blackwater abrieron fuego cuando los atacaron.

Investigación

Todo el personal de Blackwater -exceptuando aquél involucrado en el tiroteo- deberá abandonar Irak. Según las autoridades, los responsables serán procesados.

 Abrimos una investigación penal contra el grupo que cometió el crimen 
Mayor general Abdul Karim Kalaf, director de operaciones del Ministerio del Interior

La secretaria de Estado de EE.UU., Condoleezza Rice, le ofreció disculpas al primer ministro de Irak, Nuri al-Maliki, y le prometió una investigación transparente por el incidente.

El director de operaciones del Ministerio del Interior, mayor general Abdul Karim Kalaf, declaró que las autoridades sancionarán a cualquier operativo extranjero que use fuerza excesiva.

“Abrimos una investigación penal contra el grupo que cometió el crimen”, dijo el funcionario a la agencia de noticias AFP.

Polémica protección

Un agente de una empresa privada de seguridad en Bagdad

Según los críticos, los agentes privados no tienen suficiente preparación.

No es la primera vez que la presencia y protección del personal de vigilancia extranjero provoca debate en Irak. Y la causa tiene fecha.

Poco antes de su partida, en 2004, el en ese entonces “administrador” de EE.UU. en Irak, Paul Bremer, expidió la ordenanza 17, por medio de la cual se establecía que todo el personal estadounidense y extranjero -militar o civil- gozaba de inmunidad ante la ley iraquí.

Según Roger Hardy, analista de temas del Medio Oriente de la BBC, desde ese momento todos los gobiernos de Irak han aceptado esta ordenanza, aunque con serias reservas.

Por su parte, muchos iraquíes la ven como una afrenta a su soberanía

Según Hardy, el incidente del domingo pasado abrirá de nuevo la polémica y pondrá en una posición difícil a Estados Unidos, pues para llevar a personal de Blackwater será necesario abolir la ordenanza 17.

Bremer recibió protección de personal de Blackwater cuando vivió en Irak.

Latinoamericanos

BLACKWATER
Fundada en 1997 en Carolina del Norte, EE.UU.
Emplea a 744 ciudadanos estadounidenses, 231 de otros países y 12 iraquíes
Le proporcionó protección a Paul Bremer
Cuatro de sus empleados fueron linchados en Faluya, en marzo de 2004

En la actualidad, hay decenas de miles de guardias privados en el país.

Con frecuencia, estos vigilantes tienen armas de gran calibre aunque, según sus críticos, no siempre están debidamente entrenados.

Según el diario británico The Guardian, en agosto de este año había alrededor de 48.000 “agentes de seguridad” contratados por empresas privadas.

Meses antes, en abril, el Departamento de Estado de EE.UU. dijo que unas 129.000 personas de muchas nacionalidades diferentes estaban contratadas en Irak.

Muchos de los agentes de seguridad son chilenos, salvadoreños, colombianos y de otros países de América Latina, donde algunas empresas reclutan voluntarios para Irak.

Convoy

El convoy en el que viajaban funcionarios del Departamento de Estado de Estados Unidos fue atacado a aproximadamente las 12:30 hora local, mientras pasaba por la plaza Nisoor, en la zona predominantemente sunita de Mansour.

Personal de Blackwater en un helicóptero (2005)

Blackwater no ha comentado sobre el incidente.

La mayoría de los once muertos eran civiles, según fuentes oficiales, aunque uno era agente de la policía.

Una portavoz de la embajada estadounidense en Bagdad confirmó más tarde que se había producido un incidente durante el que personal de seguridad del Departamento de Estado reaccionó ante la presencia cercana de un vehículo cargado con explosivos, y alguien disparó contra ellos.

“Lo estamos tomando muy en serio”, le dijo la funcionaria a la BBC, y agregó que había negociaciones sobre la situación de Blackwater tras la orden de salida.

Cuando le preguntaron si Blackwater estaba cumpliendo la orden, la funcionaria dijo que no podía hablar sobre el tema porque la investigación no ha concluido.

Según el corresponsal de la BBC en Bagdad, Hugh Sykes, por lo general se asume que los tribunales iraquíes tienen jurisdicción sobre agentes privados de seguridad extranjeros.

La portavoz de la embajada dijo, sin embargo, que la inmunidad de los agentes privados era “uno de muchos temas” cuya discusión provocó el incidente.

Muertes civiles

El mismo domingo se publicó un estudio de la empresa británica de encuestas Opinion Research Business (ORB) que sugiere que podrían haber muerto 1,2 millones de personas en el conflicto en Irak.

En 2006 una investigación de la prestigiosa revista médica británica The Lancet indicó que unos 665.000 iraquíes habían muerto “a consecuencia de la guerra”.

Sin embargo, estos cálculos son mucho más elevados que el total de muertes que mantiene la organización no gubernamental Iraq Body Count, y que ubica la cifra entre 71.000 y 78.000.

Seguridad privada: riesgo y ganancia
JA
Javier Aparisi
BBC Mundo, Miami

Arriesgarse el cuello en Irak puede ser una actividad muy lucrativa para quienes trabajan en el sector de la seguridad privada.

Guardia privado

¿Primer conflicto privatizado en la historia de Estados Unidos?

Según expertos en el tema, la mitad de los que trabajan en seguridad privada son iraquíes, el resto provienen de Estados Unidos, el Reino Unido, Turquía y varios otros países.

Entre los latinoamericanos, hay muchos de Colombia, Perú, El Salvador y Honduras.

Algunos han calificado la guerra en Irak como el primer conflicto privatizado en la historia de Estados Unidos, pero hay quienes discrepan de esa calificación.

“El sector privado ha sido parte de la seguridad de nuestra nación desde la Guerra Revolucionaria. El sector privado ha participado en todos los conflictos”, señaló a BBC Mundo el vicepresidente de iniciativas estratégicas de la firmaBlackwater U.S.A., Chris Taylor.

 Los colombianos han sido excepcionales con su profesionalismo. Están trabajando en servicios de vigilancia estática en varias instalaciones 
Chris Taylor, Blackwater U.S.A.

En entrevista telefónica desde Mohok, Carolina del Norte, Taylor citó el ejemplo del caso de la marina mercante durante la Segunda Guerra Mundial y la decisión del presidente estadounidense Franklin Delano Roosevelt de vender cazas P-40 a China y permitir que pilotos del sector privado volaran en esas aeronaves.

Se calcula que Blackwater genera US$1.000 millones al año en ingresos; sin embargo, su volumen de negocios es pequeño en comparación con KBR, una subsidiaria en el mismo sector de la petrolera Halliburton, la empresa que encabezó Dick Cheney antes de asumir la vicepresidencia de Estados Unidos.

En números

“Hay miles de contratistas civiles estadounidenses trabajando en Irak. Algunos manejan cifras de hasta 50.000. Sin embargo si tomamos en cuenta que la mitad de los contratistas son iraquíes y le restamos los nacionales de terceros países como Fiji, Nepal, Honduras y Colombia, serían entre 6.000 y 8.000″, le dijo a BBC Mundo el portavoz de la organización Asociación de Operaciones de Paz Internacionales, Doug Brooks, en Washington.

Guardia privado

La seguridad privada en una zona de conflicto tiene su jerarquía.

La asociación representa a 25 empresas que trabajan en conflictos internacionales, en su mayoría como proveedores de servicios de logística.

Ninguna fuente consultada por BBC Mundo pudo o quiso aventurar una cifra de cuántos contratistas latinoamericanos podría haber en Irak, pero muchos parecen gozar de alta estima entre sus empleadores.

“Los colombianos han sido excepcionales con su profesionalismo. Están trabajando en servicios de vigilancia estática en varias instalaciones”, señaló Taylor.

Salario

El campo de la seguridad privada en una zona de conflicto como Irak tiene su jerarquía.

Los ex miembros de fuerzas de seguridad de países occidentales como Estados Unidos y Reino Unido suelen ser los mejor pagados porque se desempeñan en tareas de escolta de personalidades de alto rango.

 Al comienzo de la guerra en 2003 la tarifa promedio giraba en torno de US$650 a US$700 por día. Eso probablemente ha bajado a unos US$350 por día debido a la competencia 
Doug Brooks, Asociación de Operaciones de Paz Internacionales

“Al comienzo de la guerra en 2003 la tarifa promedio giraba en torno de US$650 A US$700 por día. Eso probablemente ha bajado a unos US$350 por día debido a la competencia”, dijo Brooks.

En cuanto a los colombianos que trabajan para Blackwaterel experto calcula que estarían ganando entre tres a cinco veces más de un salario normal en su país.

Un ex policía colombiano le dijo a BBC Mundo desde Bogotá que un agente de las fuerzas de élite de la policía nacional colombiana gana en torno de US$750 por mes.

¿James Bonds?

Iraqui herido observa un vehículo usado como carro bomba

Los riesgos no parecen haber desalentado a candidatos latinoamericanos.

“Esto tiene que ver con la eficacia del gasto. ¿Realmente hace falta contratar a James Bond para vigilar un portón?”, se pregunta Brooks, quien trabaja en Washington.

Según el representante de la asociación de empresas contratistas, solamente una pequeña parte de los US$20.000 a US$30.000 millones en contratos civiles con el gobierno estadounidense en Irak tienen que ver con seguridad privada.

El presidente salvadoreño, Antonio Elías Saca, recientemente señaló a BBC Mundo que además de los casi 500 soldados del Batallón Cuzcatlán, existe un número indeterminado de nacionales de su país trabajando como civiles en Irak.

“Hay otros que ya son particulares, que han decidido trabajar en la construcción especialmente de obras humanitarias. De esas personas no es responsable el gobierno de El Salvador porque viajan por su cuenta y riesgo”, dijo Saca.

Un portal de Internet no gubernamental (http://icasualties.org/oif/) estima que desde 2003 han muerto 350 contratistas en Irak.

Mena y Arias Duque

Ahí figuran los casos de dos latinoamericanos.

Señal de Pare

Hay guardias privados de países como Fiji, Nepal, Honduras y Colombia.

El paramédico hondureño José Mauricio Mena murió a los 23 años en una emboscada en noviembre de 2004 mientras trabajaba para DynCorp.

El colombiano Jorge Arias Duque, un contratista de seguridad privada de KBR, murió en circunstancias similares un año antes en un ataque en Balad, a dos kilómetros de un campamento militar.

Taylor señaló que en el caso de Blackwater, cuyos contratos se renuevan cada seis meses, los empleados están cubiertos por seguros de vida y la empresa se hace cargo de la repatriación de sus restos si mueren en el cumplimiento de sus tareas.

La escasez de personal voluntario le ha dejado poco margen de maniobra a dirigentes políticos, temerosos de las repercusiones de restablecer la conscripción obligatoria suspendida en 1973 al final de la Guerra de Vietnam.

Misión a futuro

En Irak ese fenómeno se ha destacado aún más por el hecho de que el gobierno estadounidense libra una guerra con un despliegue de fuerzas voluntarias de unos 130.000 efectivos.

En varias ocasiones el ejército ya extendió forzosamente los contratos de servicio de su personal voluntario mientras el Cuerpo de Infantes de Marina recientemente convocó a reservistas que hace poco habían terminado de cumplir con sus períodos de servicio.

Dentro de ese contexto el trabajo de los contratistas privados se ve como un apoyo a las fuerzas militares estadounidenses, los que así no tienen que hacer tareas como la vigilancia de instalaciones.

Todo indica que ellos seguirán desempeñando un papel cada vez más importante en el futuro, pero en el interín todavía quedan por resolverse cuestiones como la precisión de las obligaciones y los derechos de contratistas que actúan bajo un complejo marco legal.


Las agencias de seguridad privada de Latinoamérica están armados 

RT –
Las agencias de seguridad privada en América Latina y sus empleados disponen de auténticos arsenales en comparación con sus colegas del resto del mundo, con excepción de los lugares en guerra. 

Honduras es el segundo país con más guardias privados de CA

La Tribuna.hn – ‎‎
GINEBRA.- Honduras es el segundo país con más guardias privados de la región centroamericana, superado únicamente por Guatemala, según el “Informe de Armas Ligeras 2011”, publicado ayer por el Instituto de Estudios Internacionales y de Desarrollo, 

Parece que en Irak primero se dispara y después se pregunta. La investigación será“transparente” y “objetiva”. Así se defendió el portavoz del Departamento de Estado, Sean McComarck cuando quería esquivar las consecuencias del caso Blackwater.

Los abusos de poder en Irak superan a las fuerzas militares, ahora sale a la luz como los equipos privados de seguridad también se mueven con total impunidad por las calles de Bagdad.

La compañía de seguridad norteamericana Blackwater se convirtió en el centro de atención, luego de que el domingo pasado, varios de sus agentes asesinaran a nueve personas e hirieran a 15 más en la Plaza Al Nusur en la capital de Irak.

El gobierno de de Nuri al Maliki anunció que revocó la licencia de Blackwater y que revisará los permisos entregados a otras compañías del rubro. También desde Estados Unidos se escucharon algunas propuestas. Henry Waxman, perteneciente al Partido Demócrata declaró a los medios de prensa que comenzará una investigación sobre los hechos ocurridos el pasado domingo.

La empresa Blackwater posee más de 1.500 empleados en ese país y pertenece al sector de la industria de la seguridad privada. En la actualidad más de 20 mil hombres armados trabajan en estas compañías contratadas por el Ejército de Estados Unidos. Estos guardias de seguridad son tropas paralelas que custodian intereses norteamericanos.

Foto: AP / HADI MIZBAN

La ‘Odisea del Amanecer’ no significa nada, es un código

VIERNES, 25 MARZO 2011

El barco de la Marina estadounidense Barry DDG 52 lanza un misil contra territorio libio, el 19 de marzo. / Efe

De la Tormenta del Desierto para liberar Kuwait a la Libertad Duradera para ocupar Iraq, los norteamericanos siguen dando nombre a las operaciones bélicas que acometen mientras rotulan sus calles con números para evitar polémicas. ¿Qué significa la Odisea del Amanecer (Odyssey Dawn) en la que estamos envueltos para evitar que el coronel Gadafi siga masacrando a los libios? Según el portavoz del comando para África del Ejército estadounidense, Eric Elliott, “no significa nada”.

Los doce cantos de Homero sobre las peripecias de Ulisespara regresar a Ítaca tras la guerra de Troya relatan los peligros que va sorteando con trampas, disfraces, discursos, imaginación y con la ayuda de Palas Atenea. Ulises tarda diez años en reunirse con Penélope. Así que la elección del título de una de las primeras obras de la literatura grecolatina podría evocar la pericia o la duración de la aventura. Pero según Elliot, “no significa nada”.

Antiguamente eran los soldados y oficiales los que bautizaban las contiendas o ponían nombres a determinados escenarios bélicos. Los norteamericanos del Batallón Lincoln que vinieron a España en noviembre de 1936 a defender la democracia y participaron en la Batalla del Jarama bautizaron un cerro entre Morata de Tajuña y Perales del Río (Madrid) con el nombre de Colina del Suicidio. La literatura angloamericana de Guerra Civil está llena de nombres parecidos. Cada cual tiene su explicación relacionada con un hecho bélico.

Ahora los nombres los pone la Casa Blanca o el Pentágono y carecen de significado. La guerra contra Gadafi podría llamarse la del misil subsónico tomahawk, el avión tornado o el flamante caza europeo eurofitgter. Pero se llama Odisea del Amanecer porque el comando del Ejército de EEUU para África (AFRICOM) tenía asignadas una nomenclatura de letras, había gastado el código JS-JZ en las maniobras Jidicious Response (Respuesta Prudente) y sólo le quedaba el OA-OS, de modo que eligieron Odisea para obedecer al codificador.

La explicación puede parecer una solemne majadería, pero en estas operaciones manda la técnica, los códigos, las siglas, las coordenadas. Las palabras no significan nada. El término “guerra” no se utiliza, a la muerte se le llama “baja” y al enemigo “objetivo”. Todo es pragmático y frío. Pero eso sí, el reglamento del Pentágono prohíbe usar términos “violentos, ofensivos para el buen gusto, despectivos con minorías y creencias, palabras exóticas, expresiones triviales y marcas comerciales conocidas”.

LOS MAPUCHES

Mapuches

De Wikipedia, la enciclopedia libre

 

«Araucano» redirige aquí. Para otras acepciones, véase Arauca.
Mapuche
Araucanian husband and wife.jpeg
Matrimonio Mapuche circa 1890.
Ubicación Bandera de Argentina Argentina
Bandera de Chile Chile
Población total 900.000
Idioma Mapudungun
Español
Religión Cristianismo
Religión mapuche
Etnias relacionadas Picunche, huilliche, pehuenche, argentinos, chilenos

Los mapuches (< mapudungun mapu, «tierra», che, «gente»: «gente de la tierra») son un pueblo originario sudamericano que habita el sur de Chile y el suroeste de Argentina.

A la llegada de los conquistadores españoles en el siglo XVI, habitaban entre el valle del Aconcagua y el archipiélago de Chiloé, en el actual territorio chileno. Las parcialidades septentrionales, llamados «picunches» por los historiadores, se hallaban parcialmente bajo el dominio o influenciados por el Imperio inca, pero quienes vivían en el territorio al sur del río Biobío eran totalmente independientes y se opusieron a los españoles en la llamada Guerra de Arauco, donde mostraron un destacado dominio del caballo, el cual fue un importante factor en el desarrollo de su cultura. Entre los siglos XVII y XIX, los mapuches se expandieron al este de los Andes, de forma violenta en unos casos y pacífica en otros, en un proceso que significó la aculturación de los tehuelches y otros grupos de cazadores nómadas.

A fines del siglo XIX, los estados argentino y chileno ocuparon los territorios habitados por mapuches autónomos mediante operaciones militares llamadas «Conquista del Desierto» y «Pacificación de la Araucanía», respectivamente.

En los siglos XX y XXI, han vivido un proceso de asimilación a las sociedades dominantes en ambos países y existen manifestaciones de resistencia cultural y conflictos por el reconocimiento de derechos y la recuperación de autonomía.

La economía de caza y horticultura del siglo XVI dio paso a una economía agrícola y ganadera en los siglos XVIII y XIX, para convertirse en campesinos, luego de la radicación forzosa en terrenos asignados por los gobiernos de Chile y Argentina, que, con el paso del tiempo, ha conducido a una gran subdivisión de la propiedad y la migración hacia las ciudades de las generaciones más jóvenes, de modo que la población mapuche actual es mayoritariamente urbana, aunque vinculada a sus comunidades de origen. Los mapuches enfrentan discriminación racial y social en sus relaciones con el resto de la sociedad y según estadísticas censales, un número significativo de ellos vive en la pobreza.

Se les conoce también como araucanos,[1] [2] [3] nombre que predomina en la historiografía para el período que abarca desde los primeros contactos con los españoles hasta el siglo XIX, aproximadamente.

Contenido

[ocultar]

[editar] Etimología

Fotografía de 1897, tomada por el geógrafo Hans Steffen Hoffman.

El nombre mapuche, o mapunche, significa en su lengua «gente de la tierra» (es decir, «nativo»), en oposición a los extranjeros arribados desde Europa y sus descendientes, llamados «wingka», y a quienes han adoptado su forma de vida. En algunas zonas, se usan los términos mapuche y mapunche con leves diferencias de significado. Hasta el siglo XVIII, también habría existído entre los integrantes de esta etnia la autodenominación reche, «gente verdadera».[4]

El nombre «araucano» deriva de Arauco, nombre que para los españoles tenía la tierra que habitaban, cuya etimología es incierta.[5] Se ha postulado que «Arauco» podría derivar de una castellanización de la palabra mapuche Ragko, «agua gredosa», que los conquistadores habrían usado para los habitantes de un sitio llamado así y que luego se habría extendido a todos los restantes pueblos del área;[6] otra teoría manifiesta que procedería de la palabra quechua awqa, «salvaje» o «rebelde»,[5] «enemigo», que les habría sido dada por los incas o por los españoles; según los cronistas, los incas ya habían denominado como purumauca a la población que habitaba el sur del río Cachapoal, y los españoles sólo habrían adoptado la denominación «auca» para referirse a ella.

Los mapuches rechazan el uso del nombre «araucano», porque les fue otorgado por sus enemigos. Luego la palabra awka fue adoptada por los mapuches con el significado de «bravo»,[7] o «indómito», «salvaje».[8]

[editar] Origen y migración

Artículos principales: Origen de los mapuches y Expansión mapuche

El origen de los mapuches no se conoce con mucha certeza. Sin embargo, se sabe que hacia el siglo V de nuestra era ya existían manifestaciones culturales que pueden rastrearse hasta la época actual. Se mencionan como posibles antecesores de los mapuches a los grupos creadores de las culturas Bato, El Vergel, Llolleo y Pitrén.

Sobre su más reciente presencia en territorio Chileno, se sabe que, debido a la presión ejercida por los españoles, y en un largo proceso de migración a través de los pasos de la cordillera de los Andes y de transmisión cultural, entre los siglos XVII y XIX colonizaron los territorios ubicados al este de la Cordillera:[9] el Comahue, gran parte de la región pampeana, y el norte de la Patagonia oriental, tierras hasta entonces ocupadas por diversos pueblos no mapuche. De tal modo fueron mapuchizados, no siempre en forma pacífica, los «pehuenches antiguos» y las parcialidades septentrionales de los tehuelches.

[editar] Composición, ubicación y distribución

Retrato de mujeres mapuche dibujado por el expedicionario Dumont D’Urville en 1842.

[editar] En Chile

Según el Censo de Chile de 2002, 604.349 personas en Chile se declaran pertenecientes al pueblo mapuche, aproximadamente un 4% de la población total, que representan el 87,3% de la población indígena. Viven principalmente en la Araucanía (33,6%) y la Región Metropolitana (30,3%) y en menor cantidad en las de Biobío (8,8%), Los Lagos y Los Ríos (16,7% las dos sumadas).

Sin embargo, el Censo de 1992 había registrado 932.000 mapuches (mayores de 14 años; si se incluían a los menores de esa edad, esta cifra ascendía a 1.281.651 personas).[10] Esta reducción de un 30% de la población mapuche en una década se ha intentado explicar con diversos argumentos: algunos sostienen que se trata de un genocidio estadístico,[11] otros, que se trata de un genocidio burocrático con el fin de deslegitimar las peticiones indígenas,[12] mientras que algunos sostienen que la diferencia se debe al cambio de las preguntas del censo, sin consecuencias socio-políticas. Según varias ONGs, la población mapuche estimada actualmente en Chile es de entre 800.000 a 1.400.000 de personas, dependiendo de si se incluyen o no a quienes no conservan su cultura ni reconocen su herencia. Así, por ejemplo, la encuesta CASEN contabilizó a 625.005 mapuches en 2006.[13] Organizaciones indígenas estiman en un millón y medio el número de mapuches en Chile.[11]

[editar] En Argentina

A partir de la Encuesta Complementaria de Pueblos Indígenas (ECPI) 2004-2005, llevada cabo por el estado argentino a través del Instituto Nacional de Estadística y Censos, se calculó que casi 105.000 personas son las pertenecientes o descendientes en primera generación del pueblo mapuche. El 73% de ellas vive en las provincias de Chubut, Neuquén y Río Negro.[14]

Según la ECPI, se autorreconocieron 78.534 mapuches en las provincias de Chubut, Neuquén, Río Negro, Santa Cruz y Tierra del Fuego, de los cuales 13.237 vivían en comunidades indígenas. En la Ciudad de Buenos Aires y los 24 partidos del Gran Buenos Aires se autorreconocieron como mapuches 9.745 personas. En el resto de la provincia de Buenos Aires y en La Pampa lo hicieron 20.527 personas, ninguno de los cuales residía en comunidad. El total del país dio como resultado 113.680 personas que se autorreconocieron mapuches, viviendo 13.430 de ellas en comunidades.

Durante la preparación del Censo argentino 2001, representantes del pueblo mapuche realizaron críticas sobre su diseño y realización por no garantizar una participación adecuada de los pueblos originarios, reproducir el estereotipo prejuicioso de «el indígena», subestimar la migración mapuche hacia las ciudades y apoyarse en funcionarios que incumplían los compromisos jurídicos y políticos.[15] La Comisión de Juristas Indígenas en Argentina (CJIA) presentó un recurso de amparo en el que solicitaba la postergación del Censo 2001, alegando que no había tenido participación en las condiciones establecidas por el Convenio 169 de OIT y el artículo 75, inciso 17, de la Constitución Nacional. La controversia llegó a desencadenar una toma de las instalaciones del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas (INAI) por parte de representantes de las los pueblos originarios. Al realizarse el Censo 2001, en algunas provincias hubo participación directa de censistas y capacitadores indígenas. Sin embargo muchos niegan su validez.[16] Contrariando las cifras del INDEC, una publicación oficial del gobierno argentino informó que existían 200.000 miembros mapuche viviendo en su territorio.[17] En cambio, otras fuentes no oficiales hablan de 90.000[18] y 200.000.[19] La propia comunidad mapuche difiere mucho del censo realizado por el INDEC y estima que la población mapuche en Argentina es de 500.000 personas.[11] [20] Cálculos de 19982000 estimaron que vivían en Argentina hasta 300.000 mapuches, de estos, unos 70.000 se encontraban en Neuquén.[21] Las cifras más altas llegan a 4.000.000 de descendientes mestizos de mapuche en Argentina.[22] La crítica mapuche sobre la metodología censal fue similar a la que se realizó contra el gobierno chileno.[23] Basándose en la encuesta del ECPI, las poblaciones de las provincias de Neuquén y Chubut son un 7% y 5% de origen mapuche, respectivamente.[24]

Dentro de la provincia de Buenos Aires, en los partidos de General Viamonte (Los Toldos) y de Rojas, a 280 y 220 km al oeste de Buenos Aires, respectivamente, existe una comunidad mapuche semiaculturada descendiente del boroano Ignacio Coliqueo.[25] [26] En esa comunidad ya no se practica la Rogativa y sólo algunos hablan mapudungun, sin embargo, han comenzado un proceso de recuperación de sus raíces mapuche y una de las tres escuelas primarias de la comunidad enseña el idioma mapuche.[27]

La Confederación Mapuche Neuquina, creada en 1970, agrupa a las comunidades rurales mapuche de la provincia del Neuquén, sus autoridades son electas en un trahun («parlamento») cada dos años.[28]

Particularmente importante es su presencia en el Parque Nacional Lanín, donde habitan entre 2.500 y 3.000 mapuche en 7 comunidades (Aigo, Cañicul, Cayún, Curruhuinca, Lefimán, Ñorquinko y Raquithue), en territorios que ellos consideran como propios,[29] ocupando unas 24.000 ha.[30]

Lista de comunidades rurales mapuches neuquinas existentes hacia 2003:[31] (véase: Mapa de las comunidades del Neuquén)

(*) comunidades de constitución reciente.

En la provincia de Río Negro, las comunidades mapuches se agrupan en la Coordinadora del Parlamento del Pueblo Mapuche de Río Negro. A fines de 2002, existían las siguientes comunidades rurales y urbanas:[32] Cañumil; Anekon Grande; Cerro Bandera (Quimey Piuke Mapuche); Quiñe Lemu (Los Repollos); Wri Trai; Tripay Antu; Ranquehue; Monguel Mamuell; Pehuenche (Arroyo Los Berros); Makunchao; Centro Mapuche Bariloche; Trenque Tuaiñ; San Antonio; Los Menucos; Putren Tuli Mahuida; Ngpun Kurrha; Peñi Mapu; Cerro Mesa-Anekon Chico; Lof Antual; Wefu Wechu (Cerro Alto); Cañadon Chileno; Lof Painefil; Cai – Viedma; Fiske Menuco; Kume Mapu; Aguada de Guerra; Tekel Mapu; Carri Lafquen Chico Maquinchao; Laguna Blanca; Río Chico; Yuquiche; Sierra Colorada.

En la provincia del Chubut existe la comunidad Limonao y grupos mestizos de mapuches y tehuelches muy mapuchizados que se autodenominan mapuches-tehuelches, existiendo también cuatro comunidades mapuches-tehuelches en la provincia de Santa Cruz: en Caleta Olivia (Fem Mapu), Río Gallegos (Aitué), en Río Turbio (Willimapu) y en Puerto Santa Cruz (Millanahuel).[33] [34]

Luego de la Conquista del Desierto, los pehuenches virtualmente desaparecieron como pueblo en el territorio argentino, muchos de ellos probablemente cruzaron los Andes hacia Chile. En la provincia de Mendoza, a partir de 2007, grupos pehuenches han comenzado a organizarse eligiendo un werkén («vocero») y conformando dos lof («comunidades») en el departamento Malargüe, que recibieron personería jurídica en 2009:

[editar] Subdivisiones territoriales y etnias aculturadas por los mapuche

Hija del Lonco Quilapán en 1860. Foto aparecida en el anuario de Chile de 1900.

Para los estudios contemporáneos, se suele agrupar a los indígenas de habla mapuche diferentes grupos según el territorio que ocupaban y ciertas diferencias culturales derivadas de esto. Los nombres asignados son deícticos y dados tomando como punto de referencia al grupo mapuche de La Araucanía:

Desde mediados del siglo XVII,[24] cuando la Guerra de Arauco se fue haciendo menos intensa, el comercio entre mapuche y criollos aumentó: Los indígenas empezaron a criar ovejas y vacas que consiguieron en malones; lo mismo sucedió con el contacto con los pueblos de las pampas con los que comerciaban ganado y mercancías, principalmente la sal.[39] El cruce de los pueblos mapuche a las pampas se intensificó a partir del siglo XVIII[40] por las victorias sobre los tehuelches.

El contacto con los españoles fue el principal desencadenante de este proceso. Los europeos ejercieron presión demográfica sobre los mapuche que buscaron otro territorio para exportar la población sobrante. Fue el comercio con los criollos lo que motivó la conquista de otros pueblos para controlar las rutas comerciales. El ganado robado y la sal extraída en la pampa se vendían a los criollos de Chile y Buenos Aires, lo que se logró gracias a otro aporte español: la introducción del caballo. Con el caballo, los mapuche podían cruzar la pampa arriando ganado en relativamente poco tiempo; mientras que con el nuevo modo de vida ganadero los pueblos de las pampas también cambiaron su modo de vida, la población aumentó, lo que motivó la serie de conflictos por los recursos entre las tribus rivales. Esto facilitó la conquista y posterior aculturización por los mapuche.[41] A partir del siglo XVI, gracias al caballo, los tehuelches iniciaron su expansión desde el sur extendiendo su cultura a toda la pampa hacia inicios del 1600. A mediados del siglo XVIII, sin embargo, ese proceso fue detenido por la llegada de los mapuche.[42] La mapuchización se caracterizó por la asimilación y mestizaje del pueblo conquistado y los mapuche de manera gradual, a través de varias generaciones.[43] Hacia 1820, se produjo la mayor migración de mapuche a territorio argentino cuando cerca de 40.000 borogas cruzaron los Andes, producto de la guerra a muerte entre realistas y patriotas en el sur de Chile.[44]

Principales pueblos mapuchizados:

  • Chonos: Vivían al sur de Chiloé, pero al ser capturados por los misioneros y tratantes de esclavos, fueron llevados a las islas y adoptaron el modo de vida huilliche. Se especula que los payospodrían haber sido chonos previamente mapuchizados.
  • Huarpes: Vivían en el Cuyo.
  • Poyas, incluyendo a los vuriloches, luego «poyuche»: Habitaban, y sus descendientes habitan, en las zonas montañosas del sur de la provincia del Neuquén y el noroeste de la provincia de Río Negro, principalmente.
  • Puelche («gente del este»): Nombre que los mapuche daban a los tsonek «patagones o tehuelches» septentrionales, llamados en su propio idioma genanken o gununakena.
  • Ranqueles (rangkülche, «gente de las cañas»): Los ranqueles, sobre todo en tiempos de Calfucurá, fueron los principales protagonistas de las «Guerras contra el huinca» entre 1580 y 1880 en el actual territorio argentino.

Los mapuches llamaron a todos los tsonek, llamados «patagones» por los españoles, con el nombre de chewelche, «gente brava»[cita requerida], debido a la resistencia que opusieron a la expansión mapuche al este de los Andes. Muchos autores[¿quién?] incluyen a los tsonek como una parcialidad mapuche, pero otros[¿quién?] consideran que las diferencias culturales, como por ejemplo las idiomáticas, entre los tsonek eran bastante importantes; del mismo modo, lo cierto es que la relación entre los tsonek y los mapuche fue constantemente belicosa (los tsonek septentrionales, superados en número y tácticas de combate, o debieron replegarse al sur ante la invasión mapuche al Comahue y región pampeana o quedaron aculturados). Hacia 1870, los tsonek libraban feroces combates contra los mapuche en las proximidades del río Chubut, zona que fue el límite meridional de la expansión mapuche.

En el siglo XXI, las subdivisiones son ligeramente distintas. Los nombres están dados casi siempre desde el punto de vista de los mapuche de la IX Región chilena, principalmente de Cautín:

  • En la Argentina, el término mapuchees de uso general, con ocasionales distinciones entre las parcialidades.
  • No existen miembros del pueblo picunche, porque fueron completamente aculturados durante la Colonia, formando en gran medida uno de los substratos originarios de la población del valle central de Chile, pero los mapuche usan el término, en su significado literal, para referirse a una comunidad que habita más al norte que el hablante.
  • En las provincias de Osorno y Chiloé habita el pueblo huilliche. En ocasiones los huilliches de Chiloé prefieren llamarse velichesa sí mismos y a la variante del idioma que usaron hasta fines del s. XIX.
  • En las provincias de Malleco y Cautín se usan los nombres nagche, «gente de abajo» para los habitantes de la Depresión Intermedia y wenteche, «gente de arriba», para quienes habitan en la Precordillera andina; ambas denominaciones tienen una connotación territorial más que cultural.

[editar] Identidades territoriales según los propios mapuche

Artículo principal: Wallmapu

El territorio reivindicado por el pueblo mapuche es conocido como Mapuche Wallontu Mapu o simplemente Wallmapu («tierra circundante» o «tierra que circunda»), el cual se halla dividido en dos partes separadas por el Pire Mapu (cordillera de los Andes):

[editar] Ngulu Mapu

Artículo principal: Ngulu Mapu

El Ngulu Mapu («tierra del Oeste»), parte de Chile, habitado por los nguluches, se extendía desde el río Limarí (desde el río Choapa el territorio era compartido con los diaguitas), por el Norte, hasta la Füta Wapi Chillwe y el Seno de Reloncaví por el Sur, y entre la cordillera de los Andes y el Füta Lafken. El Ngulu Mapu se divide entre los siguientes fütanmapu:[45]

  • Pikun Mapu («tierra del norte»):[46] habitado por los picunches, o gente del norte, ya extintos, entre los ríos Limarí y Biobío. Su población era de aproximadamente 110.000 y 220.000 personas.[47] [48]
  • Nag Mapu («tierra de abajo») o Lelfun Mapu («tierra de los llanos»):[49] habitado por los nagches, abajinos, llanistas o gente de los llanos del Valle Central, entre los ríos Biobío y Toltén. Eran cerca de 227.000 personas en 1545; 45.000 de ellos, guerreros.[50] Fueron los que sostuvieron el mayor esfuerzo bélico, las batallas se centraron en Purén y Arauco. Sus principales rivales eran los wentechescon los que eran frecuentemente confundidos por españoles y criollos.
  • Wente Mapu («tierra de los valles»):[49] habitado por los molulches y wenteches, arribanos o gente de la Precordillera de los Andes en las provincias de Malleco y Cautín al oriente de la cordillera de Nahuelbuta. Eran cerca de 227.000 personas en 1545.[50]
  • Lafken Mapu («tierra marina»):[51] habitado por los lafkenches o gente del mar de la región costera al poniente de la cordillera de Nahuelbuta entre los ríos Biobío y Toltén en la provincia de Cautín y entre las bahías de Mehuín y Corral en la de Valdivia. Pudo tener hasta 500.000 habitantes si se consideran ciertas las fuentes españolas de ejércitos mapuche costeros de 100.000 guerreros.[52]
  • Inapire Mapu (tierra cercana a las nieves o tierra colindante a las nieves) o Wichan Mapu (tierra de cerros):[53] [54] habitado por la gente de la precordillera entre los ríos Biobio y Toltén. Eran cerca de 227.000 personas en 1545.[55]
  • Pewen Mapu (tierra de las Araucarias) o Pire Mapu (tierra de las nieves):[56] habitado por los pehuenches o gente del pehuén en el Alto Biobío y en el sur de la provincia argentina de Mendoza y norte del Neuquén. Eran 40.000 personas.[57]
  • Willi Mapu (tierra del sur):[58] habitado por los huilliches o gente del sur, entre el río Toltén y el Seno De Reloncavi y Chiloé. Su población se estima en 180.000 indígenas en 1535.
  • Futa Willi Mapu o Chawra kawin (“gran territorio del sur” o “junta de la chaura“).[59] La región al sur del río Bueno. Algunos historiadores incluyen como mapuche a los cuncos, por que hablaban mapudungun, eran otras 100.000 personas.[60]

[editar] Puel Mapu

El Puel Mapu (“tierra del Este”), parte de la actual Argentina, habitado por los puelches (en sentido posicional, no histórico), se extiende entre los ríos Cuarto y Diamante, por el Norte, hasta los ríos Limay y Negro por el Sur, siendo su límite oriental el río Salado de Buenos Aires (o hacia 1750 la línea de los fortines y pueblos de San Nicolás de los Arroyos, San Antonio de Areco, Luján y Merlo) y el Ka Füta Lafken y el occidental la Cordillera de los Andes.

Estas dos partes se subdividen en espacios territoriales denominados Fütanmapu, relacionados hasta cierto punto con los butalmapus de la Guerra de Arauco. El Puel Mapu se divide entre los siguientes butanmapus:

  • Rangkül Mapu (tierra de los cañaverales): habitado por los ranqueles, gente de los carrizales o cañaverales al este de los mamulches. Desde principios del siglo XIX absorbieron a los mamulches, chadiches y otros pueblos y su territorio se amplió desde el oeste de Buenos Aires, sur de Santa Fe, sur de Córdoba, sur de San Luis, sureste de Mendoza, toda La Pampa y norte de Río Negro.[62]
  • Chadi Mapu (tierra de los salares): habitado por la gente de la tierra de la sal o salineros, también llamados chadiches, en torno a la Laguna Urre Lauquen en la zona deprimida del sur de la provincia de La Pampa, sus habitantes se diluyeron con los demás.
  • Puel Willi Mapu (tierra del sureste):[63] habitado por la gente del sudeste, los manzaneros o puelches. Corresponde a los territorios del oeste del Chubut y sur de Río Negro en donde se mixogenizaron mapuche, pehuenches y tehuelches.

Entre todos que hablaban mapudungun y que vivían en las Pampas se sumaban hasta 150.000 personas antes de su sometimiento por las tropas argentinas.[64]

Nota: Los mapuche nunca fueron una Nación unida, sino más bien una serie de tribus que hablaban un idioma común. El concepto de Nación empezó a surgir hacía fines del siglo XIX durante el proceso de conquista por los gobiernos chileno y argentino.[65] [66]

[editar] Historia

[editar] Periodo agroalfarero

Los mapuche fueron nucleándose a partir de una serie de culturas previas, desde el Paleoindio. Algunas de las primeras teorías los situaban apareciendo desde la actual Argentina, abriendo una cuña entre Huilliches y Picunches. Sin embargo, otras teorías posteriores han propuesto su origen en el propio territorio chileno. Según esta “teoría autoctonista”, su cultura derivó de otras culturas amerindias autóctonas anteriores. Actualmente, el origen de los mapuche es un asunto que aún no ha sido resuelto.

[editar] Expansión inca

Representación de Guamán Poma de Ayala sobre un enfrentamiento entre un grupo de indígenas del actual Chile (izquierda) y el capitán Apu Camac Inca.

Durante su reinado, Túpac Inca Yupanqui realizó una expedición que inició recorriendo el Collao, Cochabamba y Tucumán. De Charcas se dirigió al sur y conquistó a los diaguitas de los valles transversales y a parte de las poblaciones picunches, (grupo mapuche septentrional) que habitaban el Valle de Chile (el actual valle del Aconcagua o el valle del Mapocho) y algunas comarcas ubicadas al sur de él, fijándose así los límites del Imperio Inca, en una zona que convencionalmente los historiadores y la arqueología extienden hasta el río Maule.

El Inca Garcilaso de la Vega, en su libro Comentarios Reales de los Incas, el español Alonso de Ercilla en el poema épico La Araucana y los cronistas Vicente Carvallo y Goyeneche y Jerónimo de Vivar, relatan la expedición Inca hacia el río Maule y su encuentro con los promaucaes. Los incas sometieron algunos pueblos del Valle de Chile quienes les pagaron tributos. En esta campaña al sur se libró una guerra entre 20.000 incas de Yupanqui y 20.000 mapuche, al sur del Maule. El subgrupo picunche conocido como promaucaes por los españoles, enterados de la venida de los Incas se aliaron con los subgrupos Antalli, Pincu y Cauqui. Los incas enviaron parlamentarios para que los promaucaes reconocieran a Túpac Inca Yupanqui como soberano. Los incas llamaban promaucaes o purumaucas o purum aucca, a las poblaciones que no estaban sometidas a su imperio.

Los promaucaes decidieron dar batalla y se enfrentaron por tres días con los incas. Este suceso se conoce como Batalla del Maule.[67] El enfrentamiento produjo gran cantidad de muertos en ambos bandos, sin que ninguno de los ejércitos resultara vencedor. Al cuarto día decidieron no enfrentarse. Los promaucaes se retiraron del campo de batalla cantando victoria. Los incas habrían evaluado perseguirlos para continuar con la batalla o asegurar lo que ya había sido conquistado. Finalmente decidieron no tratar de continuar la conquista, sino fortalecer sus posiciones y administrar los territorios ya conquistados al norte, donde los nuevos pueblos vasallos aceptaron de buen grado el dominio y obtuvieron ventajas de él.

Aunque la arqueología no ha encontrado evidencia de que haya existido una presencia Inca al sur del Río Maule, también cabe mencionar que existen algunas crónicas españolas que indicarían que en esta expansión u otra posterior, se habría producido una hipotética última expansión o invasión más al sur, hasta el río Biobío; la que habría sido realizada por fuerzas incaicas durante el gobierno de Túpac Inca Yupanqui, o de Huayna Cápac. Las crónicas mencionadas son el Informe de Miguel de Olaverría, p. 24: «Conquistaron, los peruanos, y sujetaron todos los indios que había hasta el gran río de Biobío (VIII región de Chile), como hoy se ve haber llegado hasta el dicho río por los fuertes que hicieron en el cerro del río Claro, donde pusieron y tuvieron frontera a los indios del estado (de Arauco) con quienes tuvieron muchas batallas»; y la crónica del padre Anello Oliva en su “Historia del Perú” (publicada en una traducción al francés) «qu’il soumit jusqu’a la vallée d’Arauco, où il passa l’hiver, après y avoir fait construire quelques forts. Il soumit ensuite les provinces de Chillhue et de Chillcaras (que sometió hasta el valle de Arauco, donde pasó el invierno, después allí haber hecho construir algunos fuertes. Sometió a continuación las provincias de Chillhue y de Chillcaras. Sin embargo, los historiadores indican que la historia de las conquistas de los incas más allá del río Maule, referida en su conjunto, sólo se basan en lo indicado por cronistas que realizaron crónicas escritas generalmente con poco discernimiento y que raras veces se concuerdan entre sí.[68] Las crónicas[cita requerida] mencionan que luego por los años de 1520, cuando falleció el inca Huayna Cápac, y sus dos hijos, Huáscar y Atahualpa, se disputaron el Imperio en una encarnizada guerra civil, hizo que se debilitara el ejército Inca en territorio mapuche; lo cual los habría forzados a abandonar sus posiciones y a replegarse al norte para defender en mejores condiciones su territorio conquistado.

[editar] Llegada europea al territorio mapuche

Machis (chaman mapuche).

Décadas más tarde, los conquistadores españoles abatieron al Imperio Inca y, posteriormente, también intentaron someter a los mapuche, cuya población se estimaba entre 725.000 y 1.540.000 en esos tiempos.[69] Sin embargo, la resistencia de los mapuche llevaría a un prolongado conflicto conocido como la Guerra de Arauco. Así, personajes como Lautaro (destacado líder militar mapuche, hecho prisionero de niño por los españoles, sirvió a Pedro de Valdivia como paje) y más tarde la sublevación de Pelantaro en la década de 1590, llevarían a fijar la frontera militar entre españoles y mapuche en el río Biobío. El desastre de Curalaba, en 1598, donde perdió la vida el gobernador Martín Óñez de Loyola, marca la derrota de las fuerzas ibéricas en territorio mapuche.

El poema épico La Araucana (1569, 1578 y 1589) del conquistador español Alonso de Ercilla, dedicada al Rey Felipe II, es una epopeya que destaca la resistencia realizada por el pueblo mapuche.

Los grupos ubicados entre los ríos Biobío y el Toltén lograron resistir con éxito a los conquistadores españoles en la llamada Guerra de Arauco, una serie de batallas que duró unos 500 años, con largos periodos de tregua.

… como no fueran de tres naciones, Pijaos, Taironas y Araucos, que son las tres naciones de la gente más valiente de las indias…

Viaje del Mundo, Pedro Ordóñez de Ceballos (c. 1555-1634)

En los siglos siguientes, los españoles fueron cautelosos en adentrarse en territorio mapuche. En un comienzo lo hicieron a través de misiones religiosas (pacíficas) lideradas por el padre Luis de Valdivia en la llamada Guerra Defensiva, que no dio resultados, dando paso a los “parlamentos”. En estos encuentros ambos bandos intercambiaban regalos y firmaban pactos que juraban respetar.

Fue así como, en el Parlamento de Quillín, en 1641, se acordó[cita requerida] terminar con la guerra y fijar la frontera en el río Biobío, con el consiguiente despoblamiento de las ciudades españolas al sur de este; los mapuche prometieron liberar a los cautivos y a hacer frente a enemigos de la Corona. Posteriormente se celebraron otros parlamentos[cita requerida], con aprobación del Rey de España; en que se reiteraba el reconocimiento de la independencia de los mapuche frente a la Corona española, y las partes se comprometían a dejar de lado las acciones bélicas. Estos tratados fueron reconocidos[cita requerida] por el gobierno republicano del Director supremo Ramón Freire en Tapihue, el 7 de enero de 1825 en el Parlamento General de Tapihue. En sus artículos 18 y 19 se reconoce la soberanía mapuche sobre los territorios comprendidos al sur del Bío Bío.

[editar] Independencia y construcción de los Estados de Chile y Argentina

[editar] En Chile

Dibujo de mapuches de Giulio Ferrario publicado en Milán en 1827

Durante la Guerra de Independencia de Chile, lo más habitual fue que los mapuche tomaran partido por los realistas,[cita requerida] aunque no participaron mucho de las batallas, porque estas tuvieron lugar fuera de su territorio. Después de su independencia de España, Chile siguió una política de no agresión y cautela. Sin embargo, en la segunda mitad del siglo XIX, se ideó[cita requerida] un plan de expansión estatal sobre el territorio mapuche. Por esa misma época se produjo el nombramiento por parte de los principales loncos del Ngulumapu (“territorio occidental”, Chile) de Orélie Antoine de Tounens como Rey de la Araucanía dando lugar al Reino de la Araucanía y la Patagonia el 17 de noviembre de 1860.

Así, de 1861 a 1883, el ejército chileno ensayó diferentes estrategias, desde las alianzas con clanes enemigos entre sí, hasta la guerra, pasando por el soborno a base de bebidas alcohólicas. Las operaciones militares estuvieron fundamentalmente a cargo de Cornelio Saavedra (militar chileno nieto del presidente de la Primera Junta de Gobierno argentina instalada el 25 de mayo de 1810), que culminaron con el completo sometimiento de los mapuche en 1883. A todo este proceso se le dio el eufemístico nombre de Pacificación de la Araucanía.

En diciembre de 1866, el Congreso chileno aprobó una ley que reconocía los derechos propietarios de los mapuche en el “Territorio Indigena”, creando una Comisión de peritos – la Comisión radicadora de Indígenas- cuya misión era deslindar las posesiones indígenas. De acuerdo a esa ley,[cita requerida] aquellas tierras donde los mapuche no pudiesen probar posesión serían consideradas tierras baldías, por tanto fiscales de acuerdo al artículo 590 del Código Civil de 1857. La constitución de la propiedad, de acuerdo a la ley de 1866, solo pudo realizarse tras el triunfo militar chileno en 1883, tras el cual el Estado tomó el control militar de territorio mapuche, y trató las tierras como si fuesen fiscales, contraviniendo el sentido de su propia legislación, y se desconocieron masivamente los derechos propietarios de los mapuche. De esta manera, los mapuche pasaron de controlar[cita requerida] unas 10 millones de hectáreas, a tener que sobrevivir en apenas 500 mil, es decir, en un 5% de su territorio anterior. Por otra parte, las políticas de colonización de las tierras del sur terminaron[cita requerida] por marginarlos, y propiciaron la usurpación irregular de muchas de sus tierras; incluso de las reconocidas en los Títulos de Merced.

[editar] En Argentina

Paralelamente a la “Pacificación”, se llevaba a cabo por el Ejército argentino lo que se denominó la Conquista del Desierto, muy perjudicial para los mapuche. Hubo un primer intento en 1833 que permitió a las tropas argentinas ocupar casi todo el territorio al Norte del río Negro y del Limay e incluso la zona de Valcheta[cita requerida], pero la guerra civil en Argentina permitió que los mapuche y mapuchizados se rehicieran, de modo que a inicios de 1870 estos pueblos realizaban sus correrías casi hasta las inmediaciones de las ciudades de Mendoza, San Luis, Río Cuarto, sur de la provincia de Santa Fe y gran parte de la provincia de Buenos Aires hasta unos 70 km de la ciudad de Buenos Aires. Su derrota fue total a partir de la llamada Conquista del Desierto, iniciada formalmente en 1879 y dirigida por el general Julio Argentino Roca (al año siguiente, en 1880, fue elegido presidente del país).

[editar] El pueblo mapuche desde el siglo XX a la actualidad

[editar] De la reorganización mapuche hasta el Régimen Militar

Lof (comunidad) Mapuche Kuruwinka, en San Martín de los Andes, Neuquén.

En la siguientes generaciones de mapuche, emergieron diferentes organizaciones, tales como la Corporación Araucana de Venancio Coñoepan, Federación Araucana de Aburto Panguilef, la Sociedad Caupolicán y la Unión Araucana de Antonio Chiwailaf. Entre estas organizaciones mapuche existían diferentes posiciones, desde el tradicionalismo hasta el catolicismo asimilacionista, pero todos compartían la idea de recuperar las tierras usurpadas para poder conservar la cultura propia. De esta manera el “movimiento mapuche” ingresó a la escena pública chilena, entremezclándose con la política y sus partidos; aunque siempre conservando su especificidad. Este proceso llegó a su clímax a finales de la década de 1960 y principios de la de 1970.

La crítica radical al statu quo por parte de vastos sectores de la sociedad chilena, permitió a los mapuche incorporarse con sus demandas por la tierra. Fue así como en 1969 comenzaron las tomas de tierras reclamadas por los mapuche en la provincia del Cautín, proceso conocido como “el Cautinazo”.

Grabado de la estatua de Caupolicán, hecha por el escultor Nicanor Plaza.

Con el proceso de Reforma agraria acelerado por el gobierno de Salvador Allende, muchas comunidades mapuche se radicalizaron e iniciaron una inédita recuperación de tierras, al margen de los programas de gobierno. Hacia 1972, los latifundistas afectados se organizaron en los comités de retoma, grupos paramilitares armados que fueron perseguidos por el gobierno mediante la Ley de Seguridad Interior del Estado.

[editar] Régimen Militar y el Acuerdo de Nueva Imperial

La Dictadura Militar fue cruenta en la Araucanía, donde cientos de personas desaparecieron o fueron torturadas. Las organizaciones reaparecieron hacia 1978, como reacción al Decreto Ley 2675 que liquidaba la figura jurídica de la propiedad comunal sobre la tierra, último resguardo sobre sus propiedades, y además la calidad de indígena de sus ocupantes. Surgieron así los Centros Culturales Mapuche, única forma[cita requerida] de organización permitida por la dictadura, que más tarde darían paso a la organización Ad Mapu.

Desde 1978 en aplicación del artículo 25 del decreto ley Nº 2.568, de 1978, se dispuso la ampliación de las tierras indígenas, traspasando a 2.639 indígenas un total de 51 predios agrícolas durante el período, que eran propiedad del Fisco, SAG, ex CORA, CORFO y CONAF, con una superficie total de 113.342,07 hectáreas. Con la aplicación de dicha normativa, desde 1978 a 1990 se entregaron, en total, 69 mil 984 títulos de dominio individual a los indígenas, y en virtud de las demás disposiciones de ese texto legal y las nuevas tierras traspasadas, se completaron 72.931 títulos de dominio.[cita requerida]

En 1989, dirigentes[¿quién?] de diversas organizaciones mapuche se reunieron en Nueva Imperial con el candidato de la opositora Concertación de Partidos por la Democracia Patricio Aylwin Azócar. En ese “parlamento” se acordó que el Estado daría reconocimiento constitucional a los derechos económicos, sociales y culturales de los Pueblos Indígenas, se formaría una Comisión Especial en conjunto con las organizaciones indígenas para elaborar un proyecto de ley indígena. A cambio de esto, las organizaciones indígenas se comprometían a utilizar la vía institucional para canalizar sus demandas.[cita requerida]

[editar] Relación con los gobiernos de la concertación

[editar] El conflicto forestal y el papel del Estado de Chile

Recién comenzada la década de 1990 y vuelta parcialmente la democracia, el Consejo de Todas las Tierras llevó a cabo varias tomas ilegales simbólicas de tierras ancestrales mapuche en manos de privados.[cita requerida] La respuesta del gobierno fue el requerimiento de aplicación de la Ley de Seguridad Interior del Estado, dictada durante la guerra fría por el presidente Gabriel González Videla, lo que terminó con 141 mapuche condenados y con sus derechos políticos suspendidos.

En 1993 se aprobó la Ley de Desarrollo Indígena 19.253. Sin embargo, la nueva institucionalidad que consagraba operó con la cooperación de los principales referentes mapuche hasta que en 1997 sobrevino una nueva crisis. La empresa ENDESA España comenzó la construcción de una segunda central hidroeléctrica en la zona del Alto Bío Bío (con el nombre de Ralco). Algunos[¿quién?] de los mapuche-pehuenche que habitaban la zona se negaron a abandonar sus tierras, amparados en la nueva legislación que exigía la autorización de la Corporación Nacional de Desarrollo Indígena (CONADI) para poder permutar tierras indígenas. Ante la negativa de este organismo gubernamental a aprobar dicha permuta, por ser atentatoria contra los derechos de los pehuenches,[cita requerida] el Presidente Eduardo Frei destituyó al director de la CONADI y a la autoridad ambiental que también se oponía el megaproyecto. De esta manera, se inundaron miles de hectáreas de tierras y sitios sagrados[cita requerida] para el pueblo mapuche-pehuenche de una manera totalmente autoritaria.

Al mismo tiempo, en los valles centrales comenzaba la explotación de las plantaciones forestales sembradas a mediados de la dictadura, en predios que habían sido recuperados por los mapuche durante el gobierno de Allende, pero que posteriormente pasaron a manos de grupos económicos.[¿quién?] Los intereses de las grandes empresas madereras que explotan plantaciones forestales en territorio mapuche; el temor de los agricultores que explotan predios considerados como usurpados por las comunidades mapuche; y el aumento de la violencia hacia fines de los años 1990 en la zona, motivó al Senado a expresar en un informe su preocupación por la grave amenaza a la seguridad jurídica en la zona del conflicto (S 680-12). Sin embargo este informe ha sido[¿quién?] cuestionado[cita requerida] ya que contiene declaraciones de más de 15 agricultores afectados y sólo de un representante mapuche y porque el informe no ahonda en las causas del conflicto.

[editar] La desarticulación de la CAM y el escalamiento violento de la Protesta Social Mapuche

Durante el gobierno de Ricardo Lagos la respuesta estatal al conflicto mapuche, adquirió dos principales vías. Por un lado a través de la aplicación de la ley contra las acciones ilegales y violentas de los activistas mapuche, cuyo momento más critico ocurrió en 2002, durante una ocupación ilegal de tierras en el Fundo Santa Alicia en la comuna de Ercilla, Provincia de Malleco, el joven comunero Alex Lemun Saavedra perdió la vida por la acción de Carabineros de Chile, quienes hicieron uso de escopetas antimotines cargada con balines de plomo. Por otro lado, mediante una operación de inteligencia llamada “Operación Paciencia” dirigida desde la Sub Secretaría del Interior presidida por Jorge Correa Sutil se sindicó a la Coordinadora de Comunidades en Conflicto Arauco-Malleco, como una organización de carácter terrorista y fue perseguida como tal, encarcelándose a sus dirigentes. Ejemplos paradigmáticos de estos juicios fueron el llamado “Caso Loncos” -donde los Lonkos Pascual Pichun y Aniceto Norin fueron condenados a 5 años y 1 día de prisión por “amenaza de incendio terrorista” y el “Caso Puluco-Pidenco” -donde cuatro comuneros fueron condenados a 10 años y un día de prisión por “incendio terrorista”.

Estos juicios han sido denunciados por la Organización de Naciones Unidas, a través de su Relator Especial para Pueblos Indígenas Rodolfo Stavenhagen, y por organizaciones como Amnistía Internacional, que los denuncian como juicios que presentan una legalidad cuestionable. Los hechos fueron denunciados a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, por infracción al debido proceso, entre otras razones, consagrado en la Convención Interamericana de Derechos Humanos. Este órgano decretó la admisibilidad de la denuncia.[70]

Por su parte, en marzo de 2007, el Comité de Derechos Humanos, órgano encargado de la supervigilancia del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de 1966, en sus observaciones al informe de Chile, también denunció las prácticas criminalizadoras contra el movimiento social mapuche. En este sentido, instó al Estado chileno a modificar la Ley N° 18.314 (conocida como ley antiterrorista). Además, en relación a los artículos 1 y 27 del Pacto, el Comité lamentó la información de que las “tierras antiguas” continúan en peligro debido a la expansión forestal y megaproyectos de infraestructura y energía, expresando que el Estado chileno debía realizar todos los esfuerzos posibles para que sus negociaciones con las comunidades indígenas lleven efectivamente a encontrar una solución que respete los derechos sobre las tierras de estas comunidades de conformidad con los artículos 1, párrafo 2, y 27 del Pacto, debiendo agilizar los trámites con el fin de que queden reconocidas tales tierras ancestrales, debidamente demarcadas. También exhortó al Estado chileno a efectuar consultas con las comunidades indígenas antes de conceder licencias para la explotación económica de las tierras objeto de controversia y garantizar que en ningún caso la explotación de que se trate atente contra los derechos reconocidos en el Pacto.[71] El 2004 el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales ya había formulado observaciones en el mismo sentido.[72]

En marzo de 2006, 4 de los 9 presos mapuche condenados por ley antiterrorista iniciaron una huelga de hambre indefinida, que alcanzó más de 62 días sin lograr que el gobierno de Michelle Bachelet acceda a revisar el polémico juicio llevado a cabo bajo el gobierno de su antecesor.[cita requerida]

En 2007 muchos grupos mapuche[¿quién?] no han renunciado a sus demandas territoriales y muchas de sus organizaciones[¿quién?] exigen autonomía para sus territorios, devolución de sus tierras y más oportunidades de representación política.[cita requerida] En octubre de 2007 año se[¿quién?] inició una nueva huelga de hambre; que finalizó sin que el gobierno chileno haya dispuesto la mesa de negociación demandada por los huelguistas.

En el año 2008, ejerciendo el cargo de Jefe de Estado Michelle Bachelet Jeria, Matías Catrileo (n. 11 de septiembre de 1985 – † 3 de enero de 2008), estudiante de agronomía, chileno de origen mapuche, muere el 3 de enero de 2008 , cuando una subametralladora Uzi perforó por la espalda el pulmón. Matías Catrileo se encontraba participando de una ocupación ilegal de un fundo de propiedad privada que las comunidades mapuche reclamaban como territorio ancestral, razón por la cual, la fuerza pública fue llamada a actuar.

Tras los hechos el carabinero sindicado como el autor del asesinato fue encarcelado mientras se realizaron las investigaciones pertinentes.[73] Se[¿quién?] han elevado críticas[74] en contra del fiscal militar, José Pinto Aparicio, que investiga la causa por ser el mismo que indagó acerca del asesinato de Alex Lemún el año 2002, que permanece impune, pues la causa fue sobreseída por la Corte Marcial en 2004.[75]

[editar] Reclamo del derecho de autodeterminación

Wenufoye, bandera mapuche usada por el Consejo de Todas las Tierras y otras organizaciones.

La corona de España reconoció hasta cierto punto su autonomía y sólo varias décadas después de que lograran su independencia, los estados chileno y argentino invadieron los territorios que se mantenían independientes y asignaron a los mapuche a “reducciones” (Chile) y “reservas” (Argentina). La población mapuche del siglo XXI es principalmente urbana, pero mantiene vínculos con sus comunidades de origen y subsisten las reclamos de territorio y reconocimiento de su cultura. Varias organizaciones[¿quién?] mapuche están reclamando el reconocimiento del derecho a la autodeterminación que les corresponde en su calidad de pueblos, según reconoce la Carta de Naciones Unidas.[76] Con la adopción de la Declaración de los Derechos e los Pueblos Indígenas por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 13 de septiembre de 2007[77] la comunidad internacional ha reconocido expresamente el carácter de pueblos de los indígenas, como ya lo afirmara el Relator Especial de Naciones Unidas Miguel Alfonso Martínez quien en su estudio encargado por la ONU sostuvo que “no he podido hallar argumento jurídico suficiente para que pueda defenderse la idea de que los indígenas han perdido su personalidad indígena internacional como naciones/pueblos”.[78]

Si bien la amplitud de la autonomía y beneficios reclamados varían entre los distintos sectores mapuche, muchas[¿quién?] de las organizaciones mapuche que la reclaman, la relacionan y la piden de la misma forma que la autonomía obtenida por el pueblo inuit en Groenlandia, desde la década de 1990; o como los beneficios obtenidos por los indígenas de Bolivia a partir de la más reciente elección de un presidente aymara en ese país (Evo Morales). Además organizaciones mapuche como Wallmapuwen han entablado vínculos con el Bloque Nacionalista Gallego (BNG) y Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), proponiendo replicar el sistema de comunidades autónomas en Chile, así como el reconocimiento de los pueblos indígenas en la constitución (similar caso al reconocimiento de las administraciones y lenguas regionales en España).[79]

También en el mundo de la cultura su causa ha encontrado eco, ese es el caso del escritor internacionalista Asel Luzarraga, recientemente detenido,[80] o la cineasta Elena Varela, que tras estar detenida se encuentra en estos momentos en libertad vigilada,[81] en lo que parece una ofensiva del estado chileno para apagar las voces en defensa de este pueblo indio.[82]

Poseen representación en la UNPO.

[editar] Cultura

Dibujo de un trapelacucha, adorno pectoral hecho de plata y utilizado tradicionalmente por mujeres mapuche.

Su cultura se basa en la tradición oral. La conducta social y religiosa estaba regida por el Admapu (conjunto de antiguas tradiciones, leyes, derechos y normas). Su idioma es el mapudungun, una lengua aglutinante que hasta ahora no se ha relacionado de modo satisfactorio con ninguna otra.[83] Como deporte tradicional tienen el palín o chueca, un deporte que se presenta más o menos parecido al hockey, y en otros tiempos también al linao, especialmente entre los hulliches.

[editar] Organización social

Su organización social estaba basada principalmente en la familia y la relación entre ellas, la familia estaba conformada por el padre, su/s mujer/es y sus hijos. La línea de parentesco más fuerte era la materna. Al no considerarse parientes a los hijos del padre con otras mujeres, no existía el tabú sexual respecto de ellos. Esta creencia, y las conductas que permitía, fue interpretada por los españoles como una práctica generalizada de incesto. Actualmente la poligamia tradicional ya no existe entre los mapuche.

Los grupos de familias relacionados en torno a un antepasado común se denominaban los lof, a menudo escrito lov, levo o caví por los historiadores. Las familias que conformaban un lof vivían en rucas vecinas y se ayudaban entre ellas; cada uno tenía como jefe a un lonco (“cabeza” en mapudungun),

En tiempos de guerra se unían en grupos más amplios denominados rehues, que eran formados por varios lofs, que conformaban un grupo equivalente al de una tribu, a cargo de cada rehue existía un jefe militar llamado toqui.

En tiempos de grandes calamidades como sequías, epidemias, invasiones u otros grandes problemas que afectaban una gran extensión de territorio; se reunían varios rehues y conformaban unas agrupaciones denominadas aillarehues. Su jefe era el Mapu-toqui (jefe militar de una comarca en estado de guerra). Los aillarehues adquirieron gran importancia para enfrentar a los españoles.

Debido a la lucha en contra de los conquistadores españoles, los mapuche se vieron obligados a formar alianzas entre varios aillarehues. Los grupos formados por la unión de los aillarehues, se denominaron Butalmapus o Zonas de guerra. Los jefes de los Butalmapus eran elegidos por los toquis, y este jefe era conocido por los españoles como Gran toqui. Existieron tres Butalmapus históricos principales:

Actualmente en su organización social, a los grupos de familias cercanas ubicadas en un sector geográfico específico se les denomina comunidades.

[editar] La familia mapuche y el sistema de parentesco

Familia mapuche a finales del Siglo XIX.

La familia mapuche desempeña, esencialmente, dos funciones: económica y cultural.

  • En el ámbito económico, se manifiesta como una unidad de producción y consumo. Todos los miembros desempeñan un rol económico, diferenciado según el sexo y la edad.
  • En el cultural, la familia es el ámbito donde los jóvenes miembros de la familia son socializados, aprendiendo la cultura e incorporando el estilo de vida tradicional.

Pero estos dos aspectos, el económico y el cultural, no se hallan disociados: el desarrollo cultural se efectúa en el mismo proceso de producción y consumo, y viceversa. Es por esto que el desarrollo cultural es indisociable del desarrollo económico. La transmisión de los saberes culturales se efectúa en el ámbito doméstico (de padres-madres a hijos, de abuelos a nietos, de tías y tíos a sobrinas y sobrinos, etc.) y a través de las prácticas: en el mismo momento en que se realiza una actividad se está enseñando y aprendiendo (la cría del ganado, la elaboración de comidas, la confección de tejidos, etc). Mientras en las grandes sociedades humanas son principalmente la familia, la escuela y los medios de comunicación quienes administran y transmiten la cultura; en las comunidades o grupos humanos más pequeños, tales como las comunidades mapuche, estas funciones suelen estar mezcladas con otras de índole económica y social.

[editar] Reglas de vida familiar mapuche
  • El patrilinaje: Los miembros de la familia están unidos por vínculos de parentesco que vienen desde la línea paterna. La nomenclatura de las relaciones es de tipo omaha.
  • La exogamia: Se busca pareja fuera del grupo familiar propio.
  • La patrilocalidad: La mujer sigue al hombre a su residencia.

[editar] Creencias y religión

Artículo principal: Creencias del pueblo mapuche

Rehue y canelo, símbolos sagrados mapuche.

La religión mapuche se basa en términos generales en la ligación del mundo espiritual con el mundo tangible. Sus aspectos principales son el respeto a la naturaleza Admapu; el culto a los espíritus de la naturaleza, llamados Ngen; el culto a los antepasados Pu Longko; y el culto a los héroes convertidos en Pillanes volcanes y Wangulen estrellas;. Con la llegada del cristianismo algunos mapuches actualmente creen en un ser superior Ngünechen (“Dueño de la Gente”, castellanizado Guenechén o Ngenechén); el que está formado principalmente por cuatro aspectos (Anciano, Anciana, Joven mujer y Joven Hombre), pero que antes de la influencia cristiana en esta cultura, sus características habrían correspondido a espíritus individuales e independientes. A pesar del número de seres presentes en sus creencias, nunca erigieron un panteón de dioses propios como tal, a la manera de la cultura griega o nórdica. Además su mitología se caracteriza por presentan numerosos seres mitológicos, tales como el Chonchón y personajes semimíticos como los kalku. Dentro de su tradición, destaca el mito de la creación de la geografía del sur de Chile, en la historia de Cai Cai y Tren Tren o Ten Ten.

Referente a las figuras más importantes dentro de la religión son por excelencia el Ngenpin, la Machi y el Lonco, encargados del culto, el conocimiento y de la celebración de variados rituales; en el que destaca un ritual mezcla de adoración y diversión, llamado guillatún, según el territorio en dónde se celebre, siendo de carácter netamente religioso en la zona de precordillera y Cordillera; y el machitún, que es una ceremonia de sanación y augurio.

Existen antecedentes de sacrificios humanos de niños entre los Picunches bajo el dominio Inca, y de prisioneros asesinados de forma ritual en la Guerra de Arauco, o como sacrificios, para evitar o finalizar una calamidad o desastre en el Pueblo Mapuche. El último caso que se conoce ocurrió luego del terremoto de Valdivia de 1960, el más devastador de los registrados por la sismología, cuando en las cercanías de Puerto Saavedra una machi sacrificó y lanzó al mar a un niño de cinco años luego del maremoto.[84]

[editar] El arte textil mapuche

Los datos más antiguos sobre la existencia de tejidos en las zonas más australes del continente americano (sur de los actuales Chile y Argentina) se encuentran en algunos hallazgos arqueológicos como los de los Cementerios Pitrén en las proximidades de la ciudad de Temuco (Chile), el sitio Alboyanco en la VIII Región de Chile y el Cementerio Rebolledo Arriba en la Provincia de Neuquén (Argentina). Se han hallado evidencias de tejidos realizados con complejas técnicas y diseños con un fechado que ronda entre el 1300-1350 d. C.[85] En base a estos y otros hallazgos se ha vinculado a la práctica textil desarrollada en la Araucanía con las culturas del norte andino (actuales Ecuador y Perú): los textiles y el saber textil habrían llegado a la región araucana a través de los contactos e intercambios mantenidos con esas lejanas regiones.[86]

Los documentos históricos más antiguos que refieren sobre la existencia del arte textil entre los aborígenes del sur del actual territorio argentino y chileno, datan del siglo XVI y consisten en crónicas de exploradores y colonizadores europeos. Esos testimonios aseguran que a la llegada de los europeos a la región de la Araucanía, los nativos de esa zona vestían textiles realizados con pelo de camélidos que ellos mismos confeccionaban con la materia prima que obtenían de la cría de esos animales. Posteriormente, y con la incorporación del ganado ovino traído por los europeos, estos aborígenes comenzaron a criar esos animales y a utilizar su lana para la confección de sus tejidos, luego de lo cual ésta prevaleció por sobre el empleo del pelo de camélidos. Hacia finales del siglo XVI, estos ovinos criados por los indígenas degeneraron en animales con un cuerpo más robusto y una lana más gruesa y larga que la del ganado traído por los europeos, características éstas que permiten suponer que se trataba de animales de una mayor calidad.[87]

La prenda principal era el chamal, especie de manta cuadrada, que los hombres sujetaban en la cintura y la envolvían en las piernas a modo de pantalón; las mujeres la sujetaban en el hombro izquierdo con un alfiler grande, mientras otra manta les servía de falda. Estas prendas se teñian con arcillas y pinturas vegetales, combinando tonos y dibujos con gran sentido artístico. Completaban la vestimenta con mantos, vinchas, cintas para la cabeza y cintura.

Importancia económica de los textiles

Estos tejidos eran realizados por las mujeres, quienes transmitían sus conocimientos de generación en generación, en forma oral y mediante la imitación gestual, usualmente dentro del ámbito familiar. Ellas eran altamente valoradas por su saber textil: a través de la elaboración de sus tejidos las mujeres desempeñaban un importante rol económico y también cultural. Por tales razones, al momento de entregar una dote por su matrimonio, un hombre debía entregar una dote mucho mayor si la mujer desposada era una buena tejedora.[88]

En la actualidad, muchas mujeres mapuche continúan realizando los tejidos según la usanza de sus ancestros y transmitiendo su saber de la misma manera: en el ámbito doméstico y familiar, de madres a hijas, de abuelas a nietas, tal como sucedía en el pasado. Esta forma de aprendizaje se basa en la imitación gestual y sólo en contadas ocasiones, y cuando resulta estrictamente necesario, la aprendiza recibe instrucciones explícitas o ayuda por parte de sus instructoras. Es decir que el saber se transmite en los momentos de realización de los tejidos: hacer y transmisión del saber van juntos.[89]

En las sociedades andinas los textiles tenían una gran importancia. Ellos eran elaborados con el fin de ser empleados como vestimenta, como utensilio y abrigo para el hogar, y también como símbolo de estatus.[90] Esta característica de los textiles también fue visible en la región de la Araucanía en los siglos XVI y XVII, en donde, según informan distintos cronistas de Chile, los indígenas se esforzaban por conseguir ropa y telas hispanas como trofeo de guerra y en los tratados con los españoles, e incluso los cadáveres eran vestidos con sus mejores prendas en sus sepelios.[91]

Pero además, los tejidos constituían un excedente y un bien de cambio muy importante para los indígenas. Numerosos relatos a partir del siglo XVI evidencian que los tejidos eran destinados al trueque entre los diferentes grupos aborígenes y, a partir del establecimiento de las colonias, entre éstos y los colonos. Estos trueques permitían obtener aquellos bienes que los indígenas no producían o que tenían en alto aprecio, como por ejemplo, los equinos. Los volúmenes de tejidos realizados por las mujeres aborígenes y comercializados en la Araucanía y en el norte de la Patagonia argentina eran realmente considerables y constituían un recurso económico fundamental para las familias indígenas.[92] Por lo tanto resulta erróneo afirmar que la confección de tejidos en los tiempos previos a la colonización europea estaba destinada exclusivamente al uso de la familia o miembros de los grupos indígenas.[93]

En el presente, los tejidos elaborados por los mapuche continúan destinándose para el uso doméstico así como también para regalo, venta o trueque. Aunque desde los inicios del siglo XX las mujeres y sus familias visten prendas con diseños foráneos y confeccionadas con materiales de origen industrial y sólo los ponchos, las mantas, las fajas y los cintos son de uso asiduo. Gran parte de los tejidos realizados se destinan al comercio y en muchos casos constituyen una importante fuente de ingresos para las familias.[94]

[editar] Construcciones y estructuras mapuche

Proporción de un chemamüll, estatua funeraria mapuche, respecto de una persona.

Como vivienda tradicional de los mapuche, construían viviendas de gran tamaño denominadas Rucas, con superficies que varían entre los 120 y 240 metros cuadrados; las cuales estaban formadas por paredes de adobe o tablas o de varas de colihue, reforzadas por dentro con postes de madera y se tapizan con totora. El techo es de junquillo o de algún pasto semejante a paja brava. Usualmente no tienen ventanas.

Una estructura ritual importante son las estatuas de madera denominadas chemamüll o chemamull (del mapudungun: che, persona y mamüll, madera, Persona de madera), las cuales utilizaban en ritos funerarios.

En 2007 el arqueólogo Tom Dillehay identificó la existencia de alrededor de 300 túmulos funerarios en las vecindades de Purén y Lumaco, llamados cuel. Estas colinas artificiales cónicas, de piedra y barro, superan en algunos casos los 40 metros de altura. Según la hipótesis del autor, en la “ciénaga de Purén” se habría desarrollado un núcleo altamente poblado, que permitió la edificación de monumentos. Dillehay data los cuel a las dos centurias anteriores a la llegada de los españoles: el siglo XIV y el siglo XV. Como hipótesis, postula que las estructuras podrían ser fruto de la influencia inca o de alguna otra de las culturas de los Andes centrales en general.[95]

[editar] Música

[editar] Música mapuche tradicional

La música tradicional mapuche es principalmente religiosa, como las cantadas en Guillatún, por ejemplos las tayüḻfe, quienes acompañan al choike con cantos en su danza, aunque también existen composiciones amorosas, de borracheras, canciones acerca de los sucesos de la tierra natal y de personas importantes. Puede ésta estar cantada a modo de monólogo o estar acompañada de algún instrumento musical ceremonial, haciendo de la música en si un cuerpo fusionado, se usan instrumentos de percusión como el cultrún, pero de uso exclusivamente ritual, y las cascahuillas, que son una especie de cascabeles atados a los nudillos. Dos instrumentos característicos son la trutruca, una caña hueca de coligüe con un cuerno en su extremo, y el trompe, que usa la garganta y boca como caja de resonancia. Actualmente se han incorporado otros instrumentos como el acordeón y la trompeta en La Araucanía y la guitarra y el bombo en Los Lagos. Unas cantantes destacadas de música mapuche son:

[editar] Poesía mapuche contemporánea

El pueblo mapuche cuenta con una dilatada literatura oral, alentada por el tradicional aprecio de este pueblo por el uso estético del idioma y la capacidad oratoria como suprema destreza social. Las principales formas de relato son el epew y el nütram.

Durante la segunda mitad del siglo XX numerosos poetas mapuche decidieron cruzar la frontera entre oralidad y escritura. Muchos de ellos publican sus poemarios en ediciones bilingües, en castellano y mapudungun, pero el uso de la lengua vernácula y los tópicos literarios propios de la etnia, como las referencias al entorno natural, la simbología y la cosmovisión mapuche, son características centrales de la mayoría de estos autores.

Entre los poetas mapuche contemporáneos se encuentran:

  • Lorenzo Aillapán (1940 – ): Poeta y músico que se declara üñümche, hombre pájaro, por su entendimiento del lenguaje de las aves. Ha trabajado circunstancialmente como actor.
  • Elicura Chihuailaf (1952 – ): Uno de los más reconocidos poetas mapuche. En su obra destaca el uso de elementos de la simbología tradicional de la etnia, como el culto a los antepasados y el color azul. Ha traducido obras de Pablo Neruda y Víctor Jaraal mapudungun.
  • Rosendo Huenumán: Poeta y recopilador de poesía tradicional. Fue diputado por el Partido Comunista de Chile hasta 1973.
  • Jaime Luis Huenún (1967 – ): Poeta huilliche, que también ha editado antologías de otros autores mapuche.
  • Leonel Lienlaf(1969 – ): Se declara abiertamente un poeta bilingüe. También es músico.
  • Eliana Pulkillanca: (1963 – ): Poeta autodidacta Lafkenche de la zona de Comunidad de Piutril, San José de la Mariquina)

[editar] El etnoturismo mapuche

En los años recientes, algunas comunidades mapuche han empezado a desarrollar programas de etnoturismo, denominados turismo mapuche. El etnoturismo cae en el ámbito de una nueva tendencia turística hacia un turismo más responsable.

El turismo, desde su nacimiento en la segunda mitad del 1900, en general ha creado laceraciones, modificado equilibrios de siglos o milenios, introducido conceptos de civilidad unidireccionales, borrado o relegado en un rincón tradiciones y usanzas locales, destruido ecosistemas naturales de cualquier tipo. Últimamente se revierte esta situación, con formas alternativas de desarrollo turístico a partir del respeto hacia el recurso y las comunidades locales.[96]

A partir de la realización de los daños implicados en el turismo masivo del sol y la playa, surgió la necesidad de crear una nueva forma de viajar y experimentar otros lugares. Una forma en la cual en vez de destruir, se puede proteger y fortalecer la cultura y el medioambiente del destino turístico. Se define este turismo responsable como un viaje que toma en consideración los contextos naturales, socio-culturales, económicos y políticos de un destino, procurando aumentar los beneficios y minimizar los impactos negativos del turismo.[97]

En este aspecto podemos mencionar el etnoturismo realizado a través del ecoturismo en zonas habitadas por el pueblo Mapuche. En el destaca como ejemplo el ecoturismo llevado a cabo por comunidades Huilliches, con su participación en la creación de una red de Parques silvestres en el Área marina y costera Lafken Mapu Lahual.

Al hacer eso, se crea un turismo verdaderamente sustentable. Esta idea se manifiesta en varias formas incluyendo turismo aventura, agroturismo, turismo rural, turismo ecológico, turismo científico, turismo histórico-cultural, y etnoturismo. Aunque cada uno tiene sus especificaciones, la idea en general es explorar la realidad que existe en los destinos. Particularmente, el etnoturismo tiene como metas la preservación de la identidad étnica y la valorización y la transmisión del patrimonio cultural.

En América Latina, la tendencia hacia un turismo responsable ha resultado en el desarrollo de programas y redes que desean proveer oportunidades así—tanto al nivel internacional como al nivel nacional. La iniciativa de Redturs, una red que tiene como meta la formación y fortalecimiento de programas de turismo comunitario, representa un esfuerzo del nivel internacional. Los países como Perú, Bolivia, México y Nicaragua tienen adentro ejemplos muy desarrollados a nivel nacional. De hecho, en comparación con otros países latinoamericanos, Chile está todavía al principio de este proceso. No obstante, sigue en crecimiento rápido, gracias en parte a los mapuche—un pueblo que sí tiene una valorización de sus raíces y quiere compartirla con el mundo.[96] Dando cuenta de que es fundamental usar las herramientas que tienen, algunos grupos, comunidades e individuos mapuche se han dirigido a programas de turismo mapuche para compartir con el mundo su cultura.

[editar] Véase también

[editar] Referencias y notas de pie

  1. Bravo, Patricia (1999). «[http://www.mapuche.info/news01/punto991029.htm¿La pobreza es una infiltrada? Pregunta alcalde mapuche de Tirúa.]». Consultado el 16 de mayo. 2007.
  2. Municipalidad de Esquel. «Museo de culturas originarias patagónicas. Comunidad Nahuelpán. Estación del Ferrocarril.». Consultado el 16 de mayo. 2007.
  3. Al respecto, Fernando Zúñiga señala en una nota al pie de su libro “Mapudungun. El Habla Mapuche“:
    “El origen de la antigua denominación araucanos aún es materia de controversia.” – Zúñiga, 2006, pag. 29
  4. María del Milagro Lee Arias señala en sus Breves notas de la etnohistoria del pueblo mapucheque:
    Cuando Pedro de Valdivia fundó la ciudad de Santiago el 12 de Febrero de 1541, los grupos indígenas que poblaban el centro-sur del territorio entonces llamado “Nueva Extremadura” no eran propiamente mapuche, sino reche -gente pura, indio de Chile (Valdivia 1606)-. Estos grupos reche darán origen, a través de un proceso de etnogénesis que reconfigurará su identidad étnica, a los actuales mapuches a mediados del siglo XVIII (1760 aproximadamente).

    (énfasis en original)

  5. a b Adalberto, Salas. «Mapuche o araucano (mapudungu)». Consultado el 23 de agosto del 2009.
  6. Diego Barros Arana, Historia general de Chile. Capítulo tercero
  7. Coña, Pascual. (1995.). Lonco Pascual Coña ñi taculpazugun. Testimonio de un cacique mapuche.. Santiago: Pehuén. [Edición original: Moesbach 1930]. 
  8. Zúñiga, Fernando (2006). Mapudungun. El habla mapuche.. Santiago: Centro de Estudios Públicos. 402 p. ISBN 956-7015-40-6
  9. Jiménez, Juan Francisco; Alioto, Sebastián (2007). «“Que ningún desgraciado muera de hambre”: agricultura, reciprocidad y reelaboración de identidades entre los ranqueles en la década de 1840.» (en español). Mundo Agrario. Revista de estudios rurales. Vol. 8, nº 15.. Centro de Estudios Histórico Rurales. Universidad Nacional de La Plata. Consultado el 24 de enero de 2009.
  10. «Revistas Electrónicas UACh – Minga Online».
  11. a b c Entrevista a la dirigente mapuche Eugenia Calquín
  12. El genocidio burocrático, de Sabina Bassani“Benedicto Melin, presidente regional de las comunidades mapuche en Chile, habla de “genocidio burocrático” pues según estimaciones de los mismos mapuche, son alrededor de 1.400.000 personas.
  13. «Los pueblos indígenas de Chile».
  14. INDEC: Encuesta Complementaria de Pueblos Indígenas (ECPI) 2004-2005 (Mapuche)
  15. Postura Mapuche frente a la incorporación de “la variable indígena” en el Censo Nacional 2001, Puel Mapu – Octubre de 2001
  16. La actual situación poblacional de las comunidades indígenas, por la Dra. Teodora Zamudio, Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, 30 de octubre de 2001
  17. Argentina
  18. Derecho de los Pueblos Indígenas – por la Dra. Teodora Zamudio, Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires, 30 de octubre de 2001
  19. Equipo Nacional de Pastoral Aborigen – ENDEPA
  20. Farn Report: Benetton-Mapuche Case
  21. Población y Desarrollo. “Autonomía o Ciudadanía incompleta: el pueblo mapuche en Chile y Argentina” por Isabel Hernández, pág. 18 (vista rápida)
  22. http://www.webzinemaker.com/admi/exec/print.php3?ident=cucutiar&rubr=3&id=60034
  23. Reflexiones metodológicas en torno a los censos de 1992-2002 y la cuestión Mapuche
  24. a b Aborigenes andinos
  25. Historia de Los Toldos, tribu de Coliqueo
  26. pueblo Mapuche
  27. mapuche
  28. pueblo Mapuche (Neuquen)
  29. Historia del Mapuche: el proceso de araucanización y la guerra contra el “Huinca”, por Gigliola Paschetta
  30. [1]
  31. http://www.eclac.org/publicaciones/xml/8/13108/lcl1935-p1.pdf
  32. Coordinadora del Parlamento del Pueblo Mapuche, de Río Negro : Argentina Indymedia (( i ))
  33. Primera asamblea de comunidades indigenas en Santa Cruz
  34. De “reservas” a comunidades: Procesos de visibilización de los pueblos originarios en la provincia de Santa Cruz (Argentina). Mariela Eva Rodríguez1
  35. Indymedia
  36. Relevan a las comunidades originarias en territorio malargüino
  37. The Languages of the Andes, Willem F. H. Adelaar, Pieter Muysken, Published by Cambridge University Press, 2004, ISBN 0-521-36275-X, 9780521362757, Pg. 509.
  38. «Argentina – Pueblos Originarios de la Pampa».
  39. «El estudiante de Historia: El complejo Tehuelche 6 – Araucanización».
  40. Historia del pueblo Mapuche. Proceso de araucanización y las guerras contra el huinca
  41. «historia».
  42. «Transformaciones étnicas».
  43. [ http://patagoniaaustral.idoneos.com/index.php/Historia_patag%C3%B3nica/Asimilaci%C3%B3n_cultural_aborigen#Tehuelchizaci%C3%B3n]
  44. [2]
  45. Primera Parte
  46. Chiapino, Roberto (11 de junio de 2005). «El Kultrum». bioetica.org.
  47. Salazar Vergara, Gabriel, y Julio Pinto (abril de 1999). Historia contemporánea de Chile II: Actores, identidad y movimiento (1ª edición). Santiago: LOM. pp. 147. ISBN 956-282-174-9. http://books.google.cl/books?id=Vyx8JQtvU78C&pg=PA147&lpg=PA147&dq=picunches+110.000&source=bl&ots=Ud8tlUft06&sig=196Gg5BK9IPapqISSvwnzcizvMk&hl=es&ei=p7nUSqf5Kcvg8Aa7sNj_DA&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=7&ved=0CBQQ6AEwBg#v=onepage&q=picunches%20110.000&f=false. Consultado el 5 de marzo de 2011. 
  48. Rothhammer, Francisco, y Elena Llop, ed (julio de 2004). Poblaciones chilenas: Cuatro décadas de investigaciones bioantropológicas (1ª edición). Santiago: Editorial Universitaria, S.A. pp. 228. ISBN 956-11-1713-4. http://books.google.cl/books?id=ANq-zHwe6VYC&pg=PA228&lpg=PA228&dq=picunches+220.000&source=bl&ots=Ul8JQZIWgq&sig=3nHwJ3jPLqu81qf9G6K3imi35iU&hl=es&ei=ILrUStHWI82M8AbMsOmFDQ&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=3&ved=0CAwQ6AEwAg#v=onepage&q=picunches%20220.000&f=false. Consultado el 5 de marzo de 2011. 
  49. a b Mariqueo, Reynaldo, y Jorge Calbucura (2002). «La Nación Mapuche».
  50. a b s/a (s/f). «Pueblos aborígenes chilenos».
  51. «Caleta Olivia, Comunidad Mapuche».
  52. [3]
  53. «Caleta Olivia, Comunidad Mapuche».
  54. Diccionario Mapuche newen mapu
  55. «Pueblos aborígenes chilenos».
  56. [4]
  57. «Pueblos aborígenes chilenos».
  58. «El Kultrum».
  59. Ricardo E. Latcham, La organización social y las creencias religiosas de los antiguos araucanos, Santiago de Chile, Impr. Cervantes, 1924. [5]
  60. «Mapahumano de Etnias, Pueblos y Culturas – mapahumano.fiestras.com».
  61. «] Club de caza Mammul Mapu [».
  62. Artículos
  63. «Nacion Mapuche – Pueblo Mapuche».
  64. «Indígenas americanos: Explotación, genocidio y olvido – Monografias.com».
  65. Argentina Tour
  66. Los mapuche
  67. Nombrada por Francis Goicovich Videla y Osvaldo Silva Galdames en el artículo y el analisis sobre Detuvo la Batalla del Maule la expansión Inca hacia el sur de Chile?
  68. Diego Barros Arana, Historia general de Chile. Capítulo tercero, puntos 3,4 y 5
  69. Evolución histórica de a población mapuche del reino de Chile. 1536-1810
  70. Véase resolución en la página de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos
  71. Comité de Derechos Humanos. Observaciones finales al Informe de Chile. Doc. ONU: CCPR/C/CHL/CO/5 (26 de marzo de 2007)
  72. Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales. Observaciones finales al Informe de Chile. Doc. ONU: E/C.12/1/Add.105 (nov. de 2004). párrs. 13, 32-34 y 49.
  73. [6]Artículo periodístico de la Tercera en línea.
  74. [7]Artículo en azkintuwe.cl.
  75. [8]Ibidem
  76. Por la autonomía en el país mapuche: Wallmapuwen
  77. La Declaración fue aprobada por 143 votos a favor, 4 en contra –Canadá, Estados Unidos, Nueva Zelanda y Australia – y 11 abstenciones. Ver la noticia en la página de la ONU
  78. Estudio sobre los tratados, convenios y otros acuerdos constructivos entre los Estados y las poblaciones indígenas. Informe final presentado por el Sr. Miguel Alfonso Martínez, Relator Especial. Doc. ONU:E/CN.4/Sub.2/1999/20. párr. 265.
  79. El arribo del etnonacionalismo: Mapuche, un pueblo en marcha, por Pedro Cayuqueo, Memoria Viva, 6 de mayo de 2005
  80. El caso de Asel Luzarraga, por Sanbtiago Bereziartua, Euskaria Fundazioa
  81. Campaña internacional aboga por documentalista detenida en Chile, por Enrique Guzmán de Acebedo, Euro Latin News
  82. El caso de Asel Luzarraga y la práctica sobre DD.HH. del Estado chileno, por José Venturelli Barón, 09 de enero de 2010, Diario Clarín
  83. Zúñiga, Fernando (2006). «Los mapuche y su lengua.». Mapudungun. El habla mapuche.. Santiago: Centro de Estudios Públicos. 402 p. ISBN 956-7015-40-6
  84. Zúñiga, Arturo. (15-08-2001). «El niño inmolado». Diario El Mercurio. Consultado el 24 de agosto del 2009.
  85. Brugnoli y Hoces de la Guardia, 1995; Alvarado, 2002
  86. Millán de Palavecino, 1960; Chertudi y Nardi, 1961; Nardi y Rolandi, 1978; Corcuera, 1987, 1998; entre otros.
  87. Joseph, 1931; Palermo, 1994; Méndez, 2009a.
  88. Wilson, 1992; Mendez, 2009a.
  89. Wilson, 1992; Mendez, 2009a.
  90. Murra, 1975.
  91. Palermo, 1994; Méndez, 2009b.
  92. Guaravaglia, 1986; Palermo, 1994; Mendez, 2009b.
  93. Méndez, 2009b.
  94. Wilson, 1992; Alvarado, 2002; Mendez, 2009a.
  95. Dellehay, Tom. (2007). «Monuments, empires and resistance.». Cambridge University Press. 504 p.
  96. a bBenetti, Ricardo, “Turismo Responsable: La Alternativa del Respeto,” Travesía: Turismo Sostenible en la Patagonia 15 mayo/15 junio de 2006.
  97. Espinoza, Allan Rhodes, “¿Qué es realmente el turismo responsable?” Travesía: Turismo Sostenible en la Patagonia marzo de 2006.

[editar] Bibliografía

  • Aldunate, Carlos (1997). Mapuche: gente de la tierra en Culturas de Chile. Santiago, Andrés Bello.
  • Alvarado, Margarita (2002). “El esplendor del adorno: El poncho y el chanuntuku” en Hijos del Viento, Arte de los Pueblos del Sur, Siglo XIX.Buenos Aires: Fundación PROA.
  • Bengoa, José (1999 [1985]). Historia del pueblo mapuche: siglo XIX y XX. Santiago de Chile: LOM Ediciones.
  • Bengoa, José (1999). Historia de un conflicto: los mapuche y el Estado en el siglo XX. Santiago de Chile: Planeta.
  • Boccara, Guillaume (1998). Guerre et ethnogenèse mapuche dans le Chili colonial. L’invention du soi. Paris: L’Harmattan. ISBN 2-7384-7298-2.
  • Brugnoli, Paulina, y Soledad Hoces de la Guardia (1995). “Estudio de fragmentos del sitio Alboyanco” en Hombre y Desierto, una perspectiva cultural, 9: 375–381.
  • Corcuera, Ruth (1987). Herencia textil andina. Buenos Aires: Impresores SCA.
  • Corcuera, Ruth (1998). Ponchos de las Tierras del Plata. Buenos Aires: Fondo Nacional de las Artes.
  • Correa, Martín, et al. (2005). La Reforma agraria y las tierras mapuche. Chile 1962-1975. Santiago de Chile: LOM Ediciones.
  • Chertudi, Susana, y Ricardo Nardi (1961). “Tejidos Araucanos de la Argentina” en Cuadernos del Instituto Nacional de Investigaciones Folklóricas, 2: 97-182.
  • Eim, Stefan (2010). The Conceptualisation of Mapuche Religion in Colonial Chile (1545-1787). [9]
  • Federación Internacional de Derechos Humanos (2006). Chile. La otra transición chilena, derechos del pueblos mapuche, política penal y protesta social en un estado democrático. Consultado en línea el 24 de septiembre de 2007. [10]
  • Garavaglia, Juan Carlos (1986). “Los textiles de la tierra en el contexto colonial rioplatense: ¿una revolución industrial fallida?” en Anuario IEHS, 1:45-87.
  • Hérnandez, Isabel (2003). Autonomía o ciudadanía incompleta. El pueblo mapuche en Chile y Argentina. Santiago de Chile: Pehuén Editores. ISBN 956-16-0371-3
  • Human Rights Watch (2004). Indebido Proceso: los juicios antiterroristas, los tribunales militares y los mapuche en el sur de Chile. Consultado en línea el 24 de septiembre de 2007. [11]
  • Ibarra, Mario (2003). Algunas reflexiones y notas a propósito de algunos tratados, en éste momento, no reconocidos, firmados entre potencias coloniales o Estados actuales y pueblos indígenas en Seminario de expertos sobre tratados, convenios y otros acuerdos constructivos entre los estados y los pueblos indígenas. Ginebra: Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.
  • Joseph, Claude (1931). Los tejidos Araucanos. Santiago de Chile: Imprenta San Francisco, Padre Las Casas.
  • Méndez, Patricia (2009a). “Herencia textil, identidad indígena y recursos económicos en la Patagonia Argentina” en Revista de la Asociación de Antropólogos Iberoamericanos en Red, 4, 1:11-53.
  • Méndez, Patricia (2009b). “Los tejidos indígenas en la Patagonia Argentina: cuatro siglos de comercio textil” en Anuario INDIANA, 26: 233-265.
  • Millán de Palavecino, María Delia (1960). “Vestimenta Argentina” en Cuadernos del Instituto Nacional de Investigaciones Folklóricas, 1: 95-127.
  • Murra, John (1975). Formaciones económicas y políticas del mundo andino.Lima: Instituto de Estudios Peruanos.
  • Nardi, Ricardo, y Diana Rolandi (1978). 1000 años de tejido en la Argentina. Buenos Aires: Ministerio de Cultura y Educación, Secretaría de Estado de Cultura, Instituto Nacional de Antropología.
  • Observatorio de derechos de los pueblos indígenas (2005). Los derechos de los pueblos indígenas en Chile: Balance de 2004. Temuco, Chile. Consultado en línea el 24 de septiembre de 2007. [12]
  • Ordóñez de Ceballos, Pedro (1851). Viaje del Mundo. Cartas a Real Audiencia de Santafe. 
  • Palermo, Miguel Ángel (1994). “Economía y mujer en el sur argentino” en Memoria Americana3: 63-90.
  • Pinto, Jorge (2000). De la inclusión a la exlusion: la formación del estado, la nación y el Pueblo Mapuche. Santiago de Chile: Instituto de Estudios Avanzados.
  • Saavedra Peléz, Alejandro (2002). Los mapuche en la sociedad chilena actual. Santiago de Chile: LOM Ediciones. ISBN 956-282-490-X.
  • Toledo Llancaqueo, Víctor (2001). En Segura y Perpetua Propiedad. Notas sobre el debate jurídico sobre derechos de propiedad indígena en Chile, siglo XIXen Actas 4° Congreso Chileno de Antropología, Colegio de Antropólogos de Chile, Santiago, pp. 1129-1136.
  • Verta, Ricardo, José Aywin, Andrea Coñuecar y Elicurá Chihauilaf (2004). El despertar del pueblo mapuche. Nuevos conflictos, viejas demandas. Santiago de Chile: LOM Ediciones. ISBN 956-282-647-3.
  • Wilson, Angélica (1992). Arte de Mujeres. Santiago de Chile: Ed. CEDEM, Colección Artes y Oficios Nº 3.

[editar] Enlaces externos

Del 11 de septiembre a la revolución árabe

Para el Debate: Del 11 de septiembre a la revolución árabe

de Periódico El Libertario, el Martes, 10 de mayo de 2011 a las 14:14
 
Por Simón Rodríguez Porras

De acuerdo con la versión oficial, un grupo comando yanqui entró en la noche del 1 de mayo a la vivienda donde se encontraba escondido Osama Bin Laden junto con miembros de su familia, cerca de la capital pakistaní, y pese a no ofrecer resistencia fue ejecutado, al igual que varios de sus acompañantes. Luego arrojaron su cuerpo al mar, aplicando el método de la desaparición forzada que durante años la Escuela de las Américas enseñó a los terroristas de Estado latinoamericanos.

Bin Laden fue un integrista islámico armado y entrenado por la CIA, como otros miles de mercenarios, para combatir a los soviéticos en Afganistán. Los cuervos criados por el imperialismo luego impulsaron su propia agenda, que incluía expulsar las bases militares yanquis de Arabia Saudita, donde se encuentran los sitios religiosos más importantes para los musulmanes, y terminar con la situación colonial de Palestina. La agrupación de Bin Laden ya había alcanzado cierta notoriedad antes de 2001, por ataques contra objetivos militares de EEUU en Arabia Saudita y Yemen, y contra las embajadas gringas en Kenya y Tanzania, ataques en los que hubo centenares de víctimas civiles africanas. Su actividad había sido el pretexto para bombardeos criminales como el perpetrado por el gobierno de Clinton contra la precaria industria farmacéutica de Sudán. Cuando cayeron las torres gemelas de Nueva York el 11 de septiembre de 2001, Bin Laden aplaudió los atentados sin asumir responsabilidad por su ejecución. Como suele ocurrir con las acciones aisladas, estos atentados no generaron ningún tipo de movilización contra la política exterior de los EEUU, ni siquiera en aquellos países oprimidos donde fueron percibidos como una venganza por los largos años de matanzas y crímenes de todo tipo perpetrados directamente o con apoyo del gobierno estadounidense, tales como Irak y Palestina. En EEUU generaron una confusión general que fue aprovechada por la élite gobernante para alimentar un patrioterismo extremo.
El gobierno de Bush solicitó a la dictadura teocrática del Talibán que extraditara a Bin Laden por la autoría intelectual de los ataques, pero la dictadura pidió pruebas de las acusaciones para detenerlo y entregarlo. Bush respondió a esta solicitud invadiendo Afganistán, invasión que ha cobrado decenas de miles de víctimas civiles. (1)
 
Casi diez años después, embriagado por la ejecución de Bin Laden, Obama pronunció un discurso en el que aseguró que EEUU podía hacer cualquier cosa que se propusiera en el mundo. Los hechos nos dicen todo lo contrario: hoy el imperialismo no puede hacer lo que le dé la gana. Es cierto que los ataques de 2001 crearon las condiciones políticas internas para que el gobierno de los EEUU pudiera lanzar una campaña de invasiones, restringiera las libertades democráticas con la Ley Patriota y otros instrumentos regresivos, e incluso creara centros de tortura secretos en Europa y un campo de concentración en Guantánamo, todo esto a nombre de la guerra contra el terrorismo. Parecía que, como diría Obama, los yanquis podían hacer lo que se propusieran, sin importar el odio que despertaran en todo el mundo sus crímenes. Pero esa situación ha cambiado radicalmente.
El pueblo árabe “ha dicho basta y ha echado a andar”
Los invasores han tenido que replegarse en Irak y comenzar su retirada, derrotados por la resistencia, mientras que Afganistán se ha convertido en un pantano para los invasores. Los saharahuis y los palestinos se mantienen en resistencia contra la ocupación colonial, que no ha podido ser derrotada. A partir del presente año se ha desatado una insurrección de masas contra las dictaduras y las degeneradas monarquías que plagan el mundo árabe. Uno de los pilares de la dominación yanqui en la región, y aliado incondicional de Israel, el dictador egipcio Hosni Mubarak, ha caído, al igual que el dictador tunecino Ben Alí. Hay tremendos procesos revolucionarios en curso en Libia, Siria, Yemen y Bahrein. Son procesos con una importante carga antiimperialista, en los que los integristas islámicos no juegan ningún papel relevante. En Egipto, los Hermanos Musulmanes tienen un programa político se asemeja al del partido gobernante de Turquía, autoritario y sin roces significativos con el imperialismo. Pese a ser una organización de relativa importancia dentro de Egipto, no apoyaron activamente la rebelión, de hecho se pronunciaron contra Mubarak después de que había caído.
El programa burgués y autoritario de los integristas islámicos choca con las reivindicaciones democráticas y sociales que están en el centro de la rebelión árabe, las cuales son la expresión de sus potencialidades anticapitalistas. Incluso en Palestina, donde Hamas había capitalizado un gran apoyo popular gracias a su posición de independencia y resistencia frente al fascismo sionista, se ha materializado un pacto de unificación del gobierno con la dirección de Fatah, que es la máxima expresión del colaboracionismo y de la renuncia a las banderas originales de la lucha anticolonial. El camino recorrido por Fatah es análogo al de los nacionalismos burgueses de la región, incluyendo el propio Mubarak, heredero del nasserismo, Kadafi y Al Assad de Siria, quienes demostraron las limitaciones y el retroceso de ese proyecto histórico, convirtiéndose en apéndices de la política imperialista en la región y sus regímenes son hoy el blanco de la furia popular.
Terrorismo o revolución
Por enésima vez se confirma que el terrorismo como método de lucha no sólo es ineficaz sino perjudicial para la causa de los pueblos, pues impide a las masas asimilar que a través de la movilización pueden tomar su destino en sus propias manos. Acciones aisladas e indiscriminadas, que cobran numerosas víctimas civiles, aterrorizan mucho más a la población general que a la élite gobernante, y por eso le brindan a ésta la ocasión para desatar la represión y en ocasiones utilizar otro tipo de terrorismo mucho más poderoso, por cuanto cuenta con recursos infinitamente mayores, como lo es el terrorismo de Estado.
En cambio, las acciones de masas en Yemen, las huelgas en Egipto, la creación de los comités revolucionarios en Túnez, el armamento popular y el combate contra Kadafi en Libia, los choques con los esbirros del ejército sirio y la quema del Palacio de Justicia por parte de miles de manifestantes enardecidos, los alzamientos estudiantiles contra la monarquía corrupta marroquí, son experiencias en las que son protagonistas y se educan políticamente millones de personas, saboreando el verdadero poder transformador de la movilización. Cuando el ejército reprime salvajemente, se fractura, como ha ocurrido en Libia y en menor grado en Siria, y si es incapaz de hacerlo, como en Túnez y Egipto, los gobiernos caen.
Obama: alegría de tísico
Los festejos en Washington por la ejecución del líder de Al Qaeda no se corresponden con la severa crisis de dominación yanqui en el mundo árabe, la cual no se revertirá por la desaparición física de un fanático que llevaba años aislado y sin ejercer una influencia significativa sobre la vida política de la región. El propio secretismo oficial sobre la ejecución es una muestra de debilidad, y es pasto para que proliferen diversas versiones sobre qué pretende Obama ocultar.
Con la intervención militar en Libia y la invasión saudí contra Bahrein, el imperialismo intenta frenar la revolución árabe, pero hasta los momentos no ha tenido el menor éxito. Hundiéndose en una crisis económica de enormes dimensiones y con escaso apoyo popular para aventuras guerreristas, la tradicional disposición agresiva y violenta de la política exterior yanqui se resiente de una tremenda impotencia. La celebración del gobierno de Obama es alegría de tísico. Hoy los pueblos árabes están logrando algo mucho más importante y efectivo que derribar las Torres Gemelas. Están derribando los regímenes en los que se ha apoyado EEUU durante décadas para oprimir y saquear el Mahgreb y el Oriente Medio.
Nota:
1.- Hasta el día de hoy, no se ha publicado una investigación profunda y concluyente sobre los ataques del 11 de septiembre. La página del FBI incluye a Bin Laden en su listado de “Criminales más buscados”, y en la ficha correspondiente menciona su responsabilidad en los ataques a las embajadas estadounidenses en Tanzania y Kenya, pero curiosamente no menciona su relación con los ataques del 11 de septiembre. La ficha de Bin Laden se puede observar en el siguiente enlace: http://www.fbi.gov/wanted/wanted_terrorists/usama-bin-laden
(Consultada el 9 de mayo de 2011).

Tomado de Laclase.info

Nobel de la Paz bendice atentado terrorista

Obameces (VI): Nobel de la Paz bendice atentado terrorista

Escrito por: Cordura el 04 May 2011 – URL Permanente

«El mundo es más seguro y es un lugar mejor como consecuencia de la muerte de Osama bin Laden. En un día como hoy, esto nos recuerda que como nación no hay nada que no podamos hacer cuando nos marcamos un objetivo.»
(Barack H. Obama )
«Hijo de hombre, adviértele al rey de Tiro que así dice el Señor omnipotente: “En la intimidad de tu arrogancia dijiste: Yo soy un dios. Me encuentro en alta mar sentado en un trono de dioses. ¡Pero tú no eres un dios, aunque te creas que lo eres! ¡Tú eres un simple mortal!”»
(Ezequiel 28: 2)


Cuentan que Obama asesinó a Osama…

O su gente, lo mismo da. Él es su “comandante en jefe”.

¿Lo han hecho? No nos consta. Sí sabemos que el presidente de Estados Unidos y Nobel de la Paz ha bendecido un atentado terrorista que, aseguran, él mismo ordenó (y en el que, eso sí parece constatado, ha habido varios muertos). También sabemos que enseguida le corearon líderes-siervos como Zapatero, Sarkozy… e incluso la Unión Europea en su conjunto. En alegre apología del terrorismo. Su Comisión, ante una molesta pregunta, ha declarado que la acción «no va contra los valores y principios» europeos. Esta afirmación axiológica sorprenderá a más de uno, pero hoy por hoy es la pura verdad. En el siglo en curso, Europa, con la pasividad de la gran mayoría de sus habitantes, no ha hecho sino profundizar su estado éticamente cadavérico. Hace tiempo que dejó de defender, como ente paneuropeo (y frente a quien haga falta), valores como la presunción de inocencia, los derechos humanos de cualesquiera ciudadanos y pueblos, y la propia libertad (sobre esto último, ver). Es un muerto espiritual, un zombi sumiso al Imperio, valioso en cualquier caso para sus fines hegemónicos.

Obama sin Laden puede ser aún más peligroso que Obama con Laden.
Y en todo caso, muchísimo más que Osama bin Laden.

La noticia que tantos celebran

¿Se puede matar a un muerto? Hablamos ahora de un muerto físico, de Osama. Más o menos desde el 11-S, sucesivos indicios señalan que su defunción se habría producido mucho antes del atentado terrorista bendecido por Obama. Se incluyen testimonios de no pocos personajes con toda la pinta de estar en el ajo (ver 1 y 2). O de expertos en la materia que destacan la mala salud que tenía en diciembre de 2001, como el analista de la CNN Peter Bergen. Y aun del propio FBI.

Hablamos de alguien que ya en 2001 no podía albergar una larga esperanza de vida (no más de dos años). De alguien que necesitaba diálisis regular y que, según la prensa convencional, se hallaba en julio de ese año en un hospital estadounidense de Dubai. Difícilmente habrá podido corretear de acá para allá hasta llegar a esa residencia de Abotabad (Pakistán) tras hacer escala en las cuevas de Tora Bora. Sobre todo, si se admite que le perseguían esbirros dotados de los más avanzados cachivaches tecnológicos. Todo lo cual, por supuesto, también arroja espesas sombras sobre la versión oficial del 11-S.

Tampoco aconseja pensar que hasta hace tres días Osama siguiera vivo el testimonio de Benazir Buto, a la sazón primera ministra de Pakistán. En una entrevista concedida al periodista inglés David Frost el 2 de noviembre de 2007 en Al Yazira, Benazir habló de pasada y con la mayor naturalidad del asesinato de Osama (ver minuto 2′ 23”). Según Wikipedia, la BBC censuraría esas palabras pero luego se vería obligada a restaurarlas porque en Internet es difícil poner puertas al campo. Menos de dos meses después, la propia Benazir era asesinada, lo que resulta significativo, aunque ya unas semanas antes de las citadas declaraciones habían intentado matarla (además el estudioso David R. Griffin –crítico del mito oficial sobre el 11-S y Bin Laden– ofrece consideraciones que relativizarían esas palabras de Buto).

Así pues, hasta la reciente comparecencia de Obama anunciando solemnemente la muerte de su cuasitocayo, era razonable sospechar que éste llevaba años muerto, pero no podíamos tener una seguridad completa. Ésta llegó con el anuncio por responsables estadounidenses de que, a las pocas horas de asesinar a Osama, su supuesto cadáver había sido arrojado al mar. Tan grotesca afirmación sobre la eliminación del cuerpo del delito disipa cualquier duda.

De paso hemos sabido que se asegura haber seguido las prescripciones islámicas con su cuerpo, aunque la realidad parece ser justo la contraria. También hemos conocido distintas versiones sobre el asesinato y detalles relacionados (seguramente emitidas todas ellas por las mismas fuentes imperiales; los desmentidos de sus propias falsedades buscarían aportar algo de verosimilitud al asunto, pensando siempre en el público más dócil, que suele ser el mayoritario). La penúltima señala que Bin Laden no iba armado. La última, que su hija de 12 años –según terceros– ha declarado que su padre fue asesinado tras rendirse. Uno se pregunta cómo es posible que el Imperio permita que una mocosa les saque los colores… La respuesta obvia es que les importa un rábano que esa niña desmienta detalles de su versión, siempre y cuando la “hija de Bin Laden” declare haber presenciado la muerte de su padre.

A estas horas, a los tres días del atentado, siguen mareando la perdiz con la posibilidad de mostrar o no alguna imagen del cadáver. Hablaron del ADN… pero ésa es obviamente una “prueba” circular –ellos mismos custodian la referencia genética previa–, o sea, nula. Se nos informó (ver fotografía superior) de que Obama y su entorno más íntimo presenciaron en directo desde la Casa Blanca la operación que acabó con la vida de Osama. ¿Por qué no enseñan ese vídeo?
Por qué han matado a un muerto

El demonio barbudo ya no era útil. Se les había quedado obsoleto. La credibilidad de los vídeos y comunicados que se le atribuían siempre fue escasa y en los últimos años tendía a cero. Además, ya eran demasiados años –casi una década– sin pillarle, cosa poco vendible entre la parroquia.

Al margen de ello, la coyuntura política de Obama necesitaba un golpe de efecto. La noticia del asesinato llegó muy pocos días después de que Barack se viese al parecer obligado a mostrar su partida de nacimiento ante las dudas de algunos sectores del partido opositor. Al conocerse el supuesto fin de Osama, los republicanos dedicaron, junto a los demócratas, una hasta entonces inédita ovación al presidente.

La popularidad del dictador del mundo entre sus compatriotas se ha disparado hasta un 56% tras conocerse el asesinato. El dato, aparte de dejar en evidencia el nivel ético y/o intelectual de un altísimo porcentaje de estadounidenses, apunta al móvil de la astracanada, pero no lo agota.

Pues la clave principal es otra, más siniestra. El Imperio se siente poderoso y tiene prisa por consumar sus planes de hegemonía global. El Magreb y Oriente Próximo arden con las revueltas árabes que, pese a ciertas interpretaciones miopes, favorecen grandemente dichos planes (en particular, los de quitar de en medio a Siria y, sobre todo, a Irán). Pero para acelerar sus pasos, metido como está en tres guerras de agresión simultáneas, necesita nuevos superatentados que legitimen nuevas intervenciones bélicas. La eliminación del agente Osama –fuera o no ya cadáver, pues para estos fines es lo mismo– provee la excusa perfecta para que sus seguidores perpetren una venganza a la altura del magnicidio sufrido. Se trataría, una vez más, de reeditar el 11-S. Además, ahora que dicen que tienen los ordenadores de Osama, podrán montar nuevas películas de su “Guerra contra el Terror”…

Los aliados más fieles del Imperio ya se han puesto a la tarea: la policía británica detuvo ayer a «cinco sospechosos de terrorismo cerca de planta nuclear». En España, el inicuo Rubalcaba avisó del riesgo de represalias «yihadistas».

Que nadie se crea que los del Partido Republicano son tan bobos como para creerse que a Osama le han matado ahora o, en todo caso, que no se le podía haber matado antes. Si participan de la farsa junto con los demócratas, a sabiendas de que puede proporcionar réditos electorales al actual presidente, es porque hay algo mucho más relevante a la vista: el Poder mundial, del cual, unos y otros, con el conjunto del establishment, se cuentan entre los principales beneficiarios. Sí, matar a un muerto puede dar mucho juego.
La barbarie ya esta aquí

Han dicho que lo han tirado al mar pero, total, qué más da… si –añaden– le habían disparado a la cabeza, lo que implica dejarlo más bien irreconocible. Además, caray, ellos pueden permitirse hacer lo que quieran. Lo ha dicho Leon Panetta, actual jefe de la CIA y próximo ministro de Defensa: ellos no tienen que demostrar nada al mundo, que por algo son los Estados Unidos de América.

Pueden hacer lo que les dé la gana. Pueden –y no es ni la primera ni la segunda vez– entrar en un país sin permiso para matar a un acusado y a sus acompañantes, qué más da el derecho internacional, el derecho a un juicio justo, el habeas corpus, el principio de presunción de inocencia. Pueden inventarse excusas para la guerra (que si las Torres Gemelas, que si las armas de destrucción masiva, que si el programa nuclear de Irán…), pues ya el mundo se encargará de creérselas. Y cuando deje de hacerlo, se olvidará de pedirles cuentas por ellas. Pueden –la humanidad se lo consiente– inventarse que han hecho lo que no han hecho y sostenerlo con datos inverosímiles, que para eso tienen legiones de periodistas que los corean.

Sí, ellos pueden: “Yes, we can”, lo dijo Obama. Y seguirán en Afganistán, si les da la gana, a pesar de que –nos cuentan– ya capturaron a Osama… en Pakistán. Y continuarán legitimando la tortura, más ahora que Panetta ha subrayado que fue útil para llegar a culminar el crimen. No en vano hace ya meses que Obama restauró las comisiones militares en cuyo marco se venía practicando.

La barbarie, completamente instalada entre nosotros, y no nos hemos enterado.

Estos días resulta llamativo comprobar cómo en muchos medios, medios sistémicos, plumas diversas parecen pese a todo cuestionarse lo ocurrido. La irónica incredulidad, las preguntas sin responder, las dudas de todo tipo… pueblan muchos artículos de autores poco o nada subversivos (cinco ejemplos: 1, 2, 3, 4 y 5). Por momentos hasta parece que los corifeos habituales sufrirán por fin un ataque de decencia…

No. Podrán –el tema vende– acentuar las contradicciones de la versión oficial. Podrán usar cierta sorna a la hora de contarla. Incluso, algunos, llegarán a cuestionar la ética de la acción criminal (¿quizá sobre todo por estética?). Pero no irán más allá. Sería, en ellos, violar el Tabú de los Tabúes, un absurdo disparate, un contradiós. ¿Acaso lo de Osama no lo han hecho los buenos?

Los buenos son los que escriben el guión, pero también los que lo ejecutan. Vemos la realidad con sus ojos. Y sus ojos son los medios masivos, los que publicitan la película, los que nos hipnotizan.

Los buenos a veces hacen cosas malas, eso es todo. No hay que darle más vueltas. Aunque nos vendan películas inverosímiles.

[Además, si nos ponemos muy tontos, ¿no mandarán a la CIA contra nosotros? Si son capaces de matar a un muerto, un muerto célebre, ¿les preocupará mucho matar a vivos anónimos? (La pregunta no es ésa, en realidad, sino cuánto tiempo tardarán en hacerlo).]

Así que ésta es la premisa fundamental, el tabú inviolable: lo han hecho los “buenos”, por eso está bien aunque se cuestione (casi) todo lo demás. Ockham venía a decir que Dios no es bueno porque haga el bien, sino que el bien es bien porque es lo que hace Dios. Y resulta que éstos se creen dioses. Léase la cita que abre este artículo: «…como nación no hay nada que no podamos hacer…» Nada nueva, por cierto, pues ya el predecesor –y alma gemela– de quien pronunció esa frase decía cosas no menos bárbaras y endiosadas: «Esta nación es pacífica, pero feroz cuando nos enfurecen.»

Sabiendo todo esto, hace falta estar muy ciegos para no comprender que Obama sin Laden puede ser aún más peligroso que Obama con Laden. Y en todo caso, muchísimo más que Osama bin Laden.

No es lo mismo llamarse Libia, Siria o Baréin

No es lo mismo llamarse Libia, Siria o Baréin

  • Los intereses de Occidente condicionan la ayuda a los pueblos árabes
  • Los expertos dudan que se vaya a intervenir militarmente en Siria
  • La base militar de EE.UU. en Baréin pudo modificar la agenda mediática
Una niña libia dibuja una caricatura de Gadafi junto con la palabra "Libertad", en BengaziUna niña libia dibuja una caricatura de Gadafi junto con la palabra “libertad”, en Bengasi.REUTERS / Amr Abdallah Dalsh

Ver vídeo  'En portada - La metamorfosis libia'Vídeo

LUISA SEGURA ALBERTLUISA SEGURA ALBERT – MADRID 27.04.2011¿Que si ayudamos a los árabes a plantar cara a sus dictadores? Pues depende del país que sea. Esta podría ser la respuesta de las potencias occidentales si se les preguntara estos días por su verdadera intención de apoyar a los miles de ciudadanos árabesque se manifiestan estos meses en favor de la democracia.

¿Por qué es tan diferente la respuesta de Occidente en Libia y en Siria, por ejemplo, si tantoGadafi como El Asad se han obstinado por igual en estrujar los intentos de sus pueblos de ser libres?

¿Por qué el Consejo de Seguridad de Naciones Unidastardó una semana en reaccionar en el caso de Libia y ha necesitado cinco semanas en el caso de Siria?

Pues, entre muchas otras cosas –apuntan los expertos–, porque ni los ejércitos, ni las reservas de petróleo, ni los intereses en la zona, ni la posición geoestratégica ni los vínculos que hay con ambos países son los mismos.

Estas son las principales razones reales que llevan a Occidente a reaccionar de manera distinta según se trate de uno u otro país:

  • Las relaciones de Siria con Irán

Siria es el más cercano aliado de Irán, así que intervenir militarmente en ese país o intentar derrocar a toda costa a Bachar El Asad supondría para Irán “un ataque a su propio territorio”, explica Ignacio Álvarez-Osorio, profesor de Estudios Árabes e Islámicos de la Universidad de Alicante.

“Hace ya unos tres años Irán dejó claro que, si se atacaba a Siria, iba a actuar en consecuencia”, añade este experto. Y, claro, a EE.UU. no le interesa enzarzarse en otra guerra –esta vez con Irán– precisamente a unos meses de que empiece la campaña electoral.

A EE.UU no le interesa enzarzarse en otra guerra un año antes de las presidenciales

la UE tampoco le interesa. Recordemos que Sarkozy se enfrenta a las urnas también en 2012, y, tal y como están las encuestas en Francia, lo mejor para él es aparcar el tema.

Libia, sin embargo, no es aliado de Irán ni de ningún otro país que pueda poner tan en juego la estabilidad de la región.

  • El posible efecto dominó que conllevaría intervenir en Siria

Siria tiene una posición geoestratégica muy diferente a la del país africano. Con vecinos como Líbano, Irak y Turquía, una intervención podría prender la mecha en una región que ya está bastante encendida.

“Si Occidente responde ante Siria como lo ha hecho en Libia, Hezbolá –grupo terrorista apadrinado por el régimen sirio– podría generar un conflicto en la zona, empezando por la frontera sur, que implicaría también a Israel y a otros países”, argumenta Álvarez-Osorio.

La gente está cansada de las guerras en el extranjero, explica un analista

Y EE.UU. no tiene la más mínima intención de tener que explicar a sus ciudadanos por qué ha jugado, si ardiera la mecha, sus cartas en otra guerra. “La gente está cansada de intervenciones bélicas en el extranjero”, añade este profesor.

Otro de los países que podría salir malparado seríaTurquía, cuenta Félix Arteaga, investigador de Seguridad y Defensa del Real Instituto Elcano. “Ankara, que ha intentado durante tiempo un acercamiento entre Israel y Siria,perdería influencia en la zona”, explica.

El conflicto armado en que se ha convertido la situación en Libia, sin embargo, nada tiene que ver con esta reacción en cadena. Para empezar, porque este país tiene apenas “amigos”. Pero también porque la Casa Blanca no se juega nada en el país africano.

Pero es que, además, la Odisea del Amanecer (encabezada por EE.UU. primero y en manos de los socios europeos ahora) está demostrando a los aliados que puede que operaciones militares como ésta no sean la solución para que los dictadores dejen de aferrarse al poder con tantas ganas. Empezar con otra “odisea” en Siria, además de muy complicado, puede que no sirviera de mucho.

Por otro lado, la resolución de la ONU para Libia se le está quedando corta a la OTAN. “La coalición internacional parece dispuesta a forzar al máximo la resolución 1973”, asegura Jesús A. Núñez, codirector del Instituto de Estudios Sobre Conflictos y Acción Humanitaria (IECAH). Y dicho forzamiento les está permitiendo armar a los rebeldes y atacar directamente a Gadafi, complejo residencial incluido, sentencia Núñez.

  • El “factor petróleo”

A la comunidad internacional, dicen algunos analistas, no se le ha perdido nada en Siria.En Libia, sí: el petróleo.

Los intereses comerciales y económicos de Occidente en Siria no se pueden comparar, por tanto, con los que hay en Libia.

A Occidente no se le ha perdido nada en Siria. En Libia, sí: el petróleo

Por otra parte, el precio del barril de crudo está ahora a 125 dólares frente a los 80 del año pasado, y ello se debe principalmente al recorte de suministro por parte de Libia y a que Arabia Saudí ha disminuido la producción.

  • Baréin es la sede de la Quinta Flota de EE.UU.

¿Por qué EE.UU y la UE apenas han condenado lo que hizo el régimen de Baréin hace unos meses? Es cierto que la represión en esta monarquía del Golfo Pérsico no ha sido tan fuerte como en Libia o –seguramente– en Siria pero qué casualidad que no hayan tenido, ni de lejos, una parecida repercusión mediática.

¿No será que Baréin es la sede de la Quinta Flota de EE.UU., desde donde este país echa un ojo a Irán y desde donde controla las rutas marítimas más importantes? “Sí, eso tiene que ver, pero también hay que tener en cuenta que mientras todos sigamos fijándonos en lo que hace Gadafi, nadie se fijará ya en Baréin ni en Arabia Saudí”, aclara Arteaga.

Por si fuera poco, las relaciones entre la monarquía británica y la de Baréin son tan buenas que el heredero de la Corona del Golfo Pérsico ha sido invitado a la boda de Guillermo y Catalina. Al final no irá, parece ser, para no sacarle los colores a los británicos.

  • Gadafi y El Asad pertenecen a dos mundos distintos

“La comunidad internacional lleva años advirtiendo al presidente sirio que se contenga”, explica Arteaga. Y lo seguirá haciendo a no ser que su postura se radicalice aún más y siga matando a civiles, añade.

En cambio, las potencias occidentales consideran que Gadafi –que anuncia las atrocidades que va a hacer para luego cumplir con su palabra– ha de caer, siga igual de radical o no. Es decir, que se le cuestiona como mandatario, cosa que no ocurre con El Asad, quien no alardea tanto de los supuestos crímenes contra su pueblo.

La Liga Árabe también los trata de manera distinta: cuando empezaron las manifestaciones en Libia, se reunió urgentemente para buscar una solución; ahora, con Siria, se reunirá en unos días y “uno de los asuntos a tratar será lo que está haciendo Al Assad a su pueblo”, recuerda este experto.

  •   Los Ejércitos tampoco son iguales

Las tropas sirias están muy bien dotadas. Cuentan con misiles rusos, aviones de combate y, probablemente, armas químicas. Arsenal que haría temblar a cualquier tropa de Occidente. “Son muy potentes, funcionan muy bien, están mucho más profesionalizadas que las de Libia y dependen mucho más del régimen”, comenta Arteaga. “Si cae Al Assad, probablemente caerá el Ejército detrás”, puntualiza.

El Ejército libio, por el contrario, es débil, no está vertebrado y no tiene apenas capacidad operativa.

Si lo que ocurre en Siria fuera una película

Por todas estas razones, la respuesta de la Comunidad Internacional en Libia, Siria,Egipto, Túnez y Baréin no ha sido, en absoluto, parecida.

Pero EE.UU. tampoco lo pretende disimular. Ejemplo de ello son las declaraciones excesivamente diplomáticas de la Casa Blanca en relación con este tema. “Siria ya está sometida a sanciones de EE.UU., así que estamos buscando otros medios para incrementar la presión sobre el régimen”, explicaba hace unos días de manera calmada el portavoz del Gobierno estadounidense.

Sin embargo, la situación de Siria es muy grave. Como dice Jesús A. Núñez, delIECAH, “si lo que ocurre en Siria fuera una película habría que descalificar al guionista por incompetente”. Y habría que hacerlo –aclara– porque el nivel de incoherencia es tan alto que ninguno de los espectadores estamos dando crédito a lo que se está viviendo allí desde el 4 de abril.

Condenar la violencia. Puede que sea lo único a que se atreva el Consejo de Seguridad de la ONU a la hora de castigar a Siria. A pesar de que el régimen se considere a sí mismo legitimado para sacar los tanques a la calle y aplastar a los manifestantes, disparándoles –claro está– a matar.

Terrorismo de Estado en Colombia

Terrorismo de Estado en Colombia
Por: Movimiento de Intelectuales Bolivarianos
Fecha de publicación: 10/05/11

Terrorismo de Estado en Colombia y asesinato de Jorge Eliecer Gaitán por la CIA en 1948, causas del surgimiento de las guerrillas. Penetración de la CIA en el movimiento estudiantil.

Este escrito ayudará  a comprender mejor qué representa para el pueblo colombiano, Joaquín Pérez Becerra, y qué representan, el Estado y el Gobierno de Colombia.

Contenido

  • Recuento histórico de las condiciones que en Colombia condujeron al surgimiento de las guerrillas como única respuesta posible del pueblo al terrorismo de Estado imperante en el país, para preservar la vida, la dignidad y la libertad.
  • Trascripción de algunos apartes de la confesión del agente que participó en la organización del asesinato de Gaitán cuando trabajaba al servicio de una agencia de inteligencia de Estados Unidos, que el llama “El Centro”, probablemente el SSE (Servicio Secreto Especial) puesto que, propiamente,  la CIA, solo fue creada oficialmente en 1950. La trascripción completa fue  publicada en Colombia en la edición No. 100 del periódicodesde abajo, de Julio de 2005. Esta fue filmada “en el transcurso de la indagatoria que la policía cubana le hiciera al agente estadounidense John Emplees Spirito, detenido en la isla cuando adelantaba operaciones de inteligencia para la CIA con miras a derrocar el régimen de la revolución cubana en los años 601.
  • Penetración del movimiento estudiantil por los servicios de inteligencia de los Estados Unidos.

El terrorismo de Estado en Colombia: forma histórica de gobernar de la oligarquía. Surgimiento del movimiento guerrillero. 

El terrorismo de Estado ha sido, desde la conquista española hasta el presente (2010), la forma de gobierno utilizada por las clases dominantes, con diversos grados de intensidad según el nivel de desarrollo del movimiento popular y revolucionario, para liquidar a la oposición política en Colombia y con ella, destruir sistemáticamente la resistencia del pueblo y los trabajadores a la aplicación de sus políticas y leyes, y a sus acciones violentas e ilegales, orientadas siempre a explotarlos de manera creciente; y a su expropiación y concentración de la propiedad, en especial las tierras, la riqueza nacional y los ingresos, en manos de las elites dominantes.

El movimiento guerrillero colombiano actual, en lo fundamental conformado por las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia – Ejercito del Pueblo (FARC- EP); y por el  Ejercito de Liberación Nacional (ELN), tienen su origen en 1964. Pero el terrorismo de Estado ha estado siempre presente en la historia de Colombia.

En realidad, el movimiento guerrillero surge como respuesta popular al terrorismo de Estado, cuando en determinadas condiciones históricas, sociales, económicas, políticas, culturales, militares y geográficas concretas, ha sido la única forma de preservar la vida,  la dignidad y la libertad.

Sin embargo, después de más de 30 años de guerra sucia contra el pueblo, con el propósito comprensible de “protegerse”, y guiados muy probablemente por la falsa idea que con ello se librarán de ser asesinados por los ejecutores del terrorismo de Estado, algunos escritores, periodistas y dirigentes de la llamada “izquierda democrática”, condenan equivocadamente la lucha armada que lleva a cabo la insurgencia revolucionaria en Colombia; pues una cosa es criticar algunos de sus métodos, formas de operar o equivocaciones políticas coyunturales; y otra cosa es condenar políticamente una forma de lucha revolucionaria, cuando ésta es la única vía posible de acción frente al terror y la violencia extrema para una parte de la población, ejercidas por un ejército de ocupación extranjera o por las fuerzas militares y la oligarquía de un país como Colombia, que han entregado la soberanía nacional al imperialismo de los Estados Unidos y que cumplen, subordinados a ellos, esta función.

Para tratar de ganar aún más indulgencias por parte de la oligarquía, estos sectores aducen que la represión violenta del movimiento popular y el terrorismo de Estado aplicado durante el siglo XX en Colombia y lo que va del XXI, son culpa de la guerrilla, que según ellos, los ha provocado.

También es muy  probable que esta falsa creencia, sea estimulada entre personas de buena fe pero desconocedores de la historia nacional,  por agentes secretos de las Fuerzas Militares infiltrados en los movimientos políticos de izquierda, en las organizaciones populares y en el movimiento estudiantil, como se prueba con la confesión del agente de la CIA que participó en 1948 en el asesinato de Gaitán en Bogotá.
Terrorismo de Estado siempre presente en la historia de Colombia

Pero como dijimos anteriormente, el terrorismo de Estado ha estado siempre presente en la historia de Colombia.

A continuación, relacionamos algunas de las masacres cometidas por el terrorismo de Estado, antes y después de la existencia del movimiento guerrillero: matanza de las Bananeras (1928); matanza de Gachetá (1939); genocidio de gaitanistas, matanza de Ceilán (1949); matanza en la Casa Liberal de Cali (1949); matanza de Líbano, Tolima (1952); matanza de estudiantes en Bogotá (1954); matanza de Galilea (1955); matanza de Santa Bárbara, Antioquia (1965); matanza en el Paro Nacional de septiembre de 1977 en Bogotá; matanza del Palacio de Justicia (1985); masacres de La Negra, Mejor Esquina, Honduras (1987); masacre de La Rochela (1988), explosión de un Jet de Avianca donde murieron todos sus pasajeros (1990); masacre de Mapiripán (1997); matazón de Bojayá2, genocidio de la Unión Patriótica (más de 4.000 dirigentes y militantes) desde 1984; asesinato de sindicalistas (más de 3.000);   liquidación o desaparición forzada de miles de dirigentes campesinos e indígenas, periodistas, indigenistas, defensores de derechos humanos, curas y monjas revolucionarias.

Durante los últimos años, entre 2007 y 2009, es de resaltar el caso de los llamados falsos positivos, en el que la Fiscalía ha reconocido la existencia de más de 1.800 personas asesinadas a sangre fría por miembros de las fuerzas armadas para hacerlos aparecer como guerrilleros, cobrar las recompensas y obtener ascensos de grado.

También el Fiscal General de la Nación, Mario Iguarán, reconoció la existencia de más de 11.000 fosas comunes identificadas por los paramilitares que ingresaron al “programa de justicia y paz”, la mayoría de las cuales no han sido abiertas aduciendo falta de recursos, en las que reposan los restos mortales de decenas de miles de víctimas de asesinatos y de  desaparición forzada.

En Internet, en el sitio www.semana.com, el 27 de diciembre de 2009, aparece la noticia: “Justicia y Paz ha localizado más de tres mil cuerpos”, en la que se dice con información de la Fiscalía General de la República: “La Unidad Nacional para la Justicia y la Paz concluirá 2009 con la identificación plena de 850 cuerpos, de los que 721 han sido entregados a sus familiares y quedan pendientes 129 restos. Esta Unidad durante la última semana entregó a sus familiares 36 restos en Medellín (Antioquia), 20 restos en Cartagena (Bolívar), 17 restos en Bucaramanga (Santander) y siete restos en Ibagué (Tolima). Según el coordinador de la Subunidad de Apoyo a Justicia y Paz, a la fecha han sido hallados 3.140 cadáveres en todo el país. También han sido exhumadas 2.500 fosas, y 597 cuerpos están identificados indiciariamente”. Finalmente, la mencionada Subunidad ha realizado la exhumación de 31 cuerpos de casos a cargo de fiscales de Derechos Humanos, y ha exhumado 52 cuerpos correspondientes a investigaciones que se llevan en las fiscalías seccionales.

Todo esto es aterrador. Sin embargo, empiezan a revelarse pruebas de que la magnitud del terrorismo de Estado en Colombia es de proporciones inimaginables y que sus métodos fascistas son iguales a los usados por los nazis en Europa, durante el III Reich de Hitler.

En diciembre de 2009, por revelación de uno de los paramilitares que se acogieron al plan de “justicia y paz” fue encontrada en los llanos orientales de Colombia, en el municipio de La Macarena, una fosa común con más de 2.000 cadáveres, en donde los paramilitares en complicidad con militares activos y miembros de los organismos de inteligencia del gobierno arrojaron  descuartizadas a sus víctimas. Muchas de ellas fueron desmembradas vivas con motosierras y machetes.

Como puede verse, los que culpan a la insurgencia de provocar la represión contra el movimiento popular, en su argumentación no tienen en cuenta que en 1928, -cuando no existía aún el movimiento guerrillero en Colombia-, el ejército nacional a instancias de la compañía estadounidense United Fruit Company (hoy Chiquita Banana Brands), realizó la “masacre de las bananeras”3.

En este macabro episodio de la historia de Colombia,  fueron asesinados más de 3.000 trabajadores de las bananeras en el territorio del Magdalena, que se habían organizado sindicalmente y que exigían mediante una huelga, la aplicación de mínimas normas y derechos laborales conquistados por el movimiento obrero mundial4.

El llamado período de la violencia de 1947-1953 y el asesinato de Gaitán por la CIA  produjo 300.000 muertos y desató la guerra que hasta hoy perdura

Las personas sin memoria histórica, no tienen en cuenta que entre 1947 y 1953, fueron asesinados más de 300.000 colombianos, cuando la elite del partido conservador, entonces en el poder, -conciente del riesgo inminente de perderlo en las próximas elecciones de 1950, ante el prestigio creciente de Jorge Eliécer Gaitán, caudillo popular y candidato liberal a la presidencia de la República, decidió, como los mismos conservadores decían, “descontar a bala” la diferencia de votos.

Para ello, desde el gobierno de Laureano Gómez, organizaron y utilizaron sistemáticamente a los llamados “chulavitas”, policía asesina, que tuvo su origen en el municipio de Chulavita en el Departamento de Boyacá, entrenada por la policía española franquista de clara orientación fascista; y a los asesinos a sueldo llamados “pájaros”.

Más tarde, utilizaron para ejercer el terrorismo de Estado, a los llamados “liberales limpios”, antes guerrilleros liberales moralmente descompuestos, ambos convertidos en mercenarios respectivamente de la oligarquía conservadora y liberal, antecesores inmediatos de los actuales paramilitares, para cometer masacres contra el pueblo y combatir en sus primeros años a las guerrillas de orientación comunista.

Los “chulavitas” y “pájaros” actuando contra las fuerzas democráticas y revolucionarias, con la dirección y protección del Estado, como ocurre actualmente con los paramilitares; e instigados desde los púlpitos por sacerdotes reaccionarios, tuvieron la función de liquidar a “sangre y fuego” a la oposición política mas importante, en ese entonces el partido liberal. Miles de liberales y comunistas fueron asesinados y pueblos enteros masacrados, saqueados, incendiados y borrados del mapa. En total, se calcula en 300.000 , los colombianos que perdieron la vida entre 1949 y 1953.

Entre 1984 y el año 2005, como se dijo anteriormente, fueron asesinados por medio del terrorismo de Estado, directamente por las fuerzas militares de Colombia, y/o por paramilitares narcotraficantes,  más de 4.000 dirigentes y militantes de la Unión Patriótica y el Partido Comunista Colombiano; alrededor de 3.000 dirigentes sindicales; y centenares de defensores de derechos humanos, dirigentes indígenas, cooperativistas y en fin, miles de dirigentes de las organizaciones sociales que luchan por sus derechos económicos y sociales, y de las fuerzas de oposición política al sistema imperante y al neoliberalismo, que han sido perseguidos, encarcelados, exiliados, asesinados, torturados, desaparecidos…

No tener en cuenta esta cruenta realidad, siempre presente en la historia de Colombia, es nefasto para el movimiento popular y para las fuerzas revolucionarias, no solo de Colombia sino de todo el continente. 

Porque la falsa democracia pregonada por el establecimiento, solo tolera los resultados electorales de la oposición mientras no pongan en riesgo su control del poder político. Este siempre recurre al terrorismo de Estado para liquidar físicamente a la oposición política, cuando aún con sus propias leyes y normas electorales, las clases dominantes y partidos gobernantes, -liberal y conservador en el caso de Colombia-, corren el riesgo de perderlo. También realiza golpes de Estado e invasiones con tropas imperialistas de los Estados Unidos, como en los casos de Guatemala en 1954, Chile en 1973 y Honduras en 2009.

El asesinato de Gaitan por el SSE (Servicio Secreto Especial) de los Estados Unidos, detonante en Colombia de una guerra que ya dura medio siglo

El 9 de abril de 1948, Gaitán, que encarnaba los más profundos anhelos y sentimientos populares, cae asesinado en el centro de Bogotá. Su autor material es linchado por la muchedumbre. Las pruebas de la  autoría intelectual de este magnicidio, organizado por el SSE (Servicio Secreto Especial) de los Estados Unidos, que ocasionaría el inicio de la llamada “violencia en Colombia” y que produjo más de 300.000 muertos entre 1948 y 1953 y más de un millón hasta el presente (2010), y cuyas consecuencias se proyectan hasta el día de hoy con el escalamiento incesante de la guerra que desde entonces consume a Colombia, se mantuvieron en reserva durante más de medio siglo.

Se produjo entonces “el Bogotazo”, día en que la población liberal enfurecida pero sin mayor conciencia ni dirección política, arremetió contra todo lo que consideraba ligado al gobierno conservador y a la oligarquía colombiana defendiéndose de la represión conservadora, y al mismo tiempo quemando, saqueando, destruyendo. Las fuerzas revolucionarias no tuvieron la capacidad de encausar políticamente hacia la toma del poder ese levantamiento espontáneo de la población.

El comandante Fidel Castro, quien se encontraba en Bogotá ese día como delegado de la Federación de Estudiantes Universitarios de Cuba, FEU, organizando el Congreso Latinoamericano de Estudiantes, contraposición antiimperialista  de la IX Conferencia Panamericana, que bajo la égida de Estados Unidos,  se reunía simultáneamente en la misma ciudad para producir la declaración anticomunista  que llevó el nombre de Declaración de Bogotá, y la creación de la OEA, como organismo intervencionista en Latinoamérica, dijo en entrevista concedida al escritor Arturo Alape:

  “Yo diría que aquello fue un volcán que estalló. Un pueblo muy oprimido, un pueblo muy explotado, un pueblo hambriento que estalla en un momento determinado frente a un incidente determinado. Digamos que la muerte de Gaitán, quien evidentemente era una esperanza para el pueblo de Colombia, es el detonante de aquella explosión  que no organizó ni pudo organizar nadie, que se produjo de forma absolutamente espontánea (…) Me quedé con el dolor de la muerte de Gaitán, me quede con el dolor del pueblo explotado, me quede con el dolor del pueblo ensangrentado, me quedé con la impresión de lo que puede hacer el imperialismo, de lo que puede hacer la oligarquía, de lo que pueden hacer las clases reaccionarias y sobre todo, me quedé con el dolor de la traición.  El pueblo fue traicionado porque dijeron: ha habido un arreglo, una tregua; se suponía que significaba un cambio en la situación, el cese de derramamiento de sangre, garantías para todo el mundo. Pero no se me podrá olvidar jamás, cómo después de que se hace el arreglo, se hace la tregua, se entregan las armas, decenas de revolucionarios fueron cazados literalmente en la ciudad. Yo digo que esos eran héroes. !Que tipos tan valientes aquellos que se quedaron como francotiradores! Allí combatiendo solos, sin saber nada, sin información, luchando”5.
El gobierno de Estados Unidos organizó el asesinato de Gaitán

A continuación presentamos la trascripción de algunos apartes de la confesión del agente que participó en la organización del asesinato de Gaitan cuando trabajaba al servicio de una agencia de inteligencia de Estados Unidos, que el llama “El Centro”, probablemente el SSE (Servicio Secreto Especial) puesto que propiamente,  la CIA, solo fue creada oficialmente en 1950. La trascripción completa fue  publicada en Colombia en la edición No. 100 del periódico desde abajo, de Julio de 2005.

Esta fue filmada “en el transcurso de la indagatoria que la policía cubana le hiciera al agente estadounidense John Emplees Spirito, detenido en la isla cuando adelantaba operaciones de inteligencia para la CIA con miras a derrocar el régimen de la revolución cubana en los años 606.

Confesión agente de la CIA 

Agente de la CIA: Mi nombre es John Emplees Spirito. Soy nacido en los Estados Unidos, de origen siciliano. Mis padres, ambos, también son sicilianos; ciudadanos norteamericanos ahora.

En el año cuarenta y ocho sucedió lo que se llamó el “Bogotazo”. Ahora…ese Bogotazo…yo en el Centro de Houston fui mandado directamente a Colombia para participar dentro de un “teem way”, o sea, dentro de un grupo de especialistas ya establecidos en el país, para trabajar junto con ellos; para llevar a cabo una operación denominada “Pantomima”. 

(…) Esta operación tenía como parte fundamental de tratar, por todos los medios, de hacer que un abogado de tendencia izquierdista, líder muy popular en aquel entonces, llamado …eh,…eh…Eliécer Gaitán de profesión abogado, dijo criminalista.

Por tanto este abogado ya estaba en contrariedades –según los informes que me dieron en aquel entonces, como parte de mi trabajo- (…) con la Embajada de los Estados Unidos y con varios emisarios, que un jefe de grupo llamado Tomas Elliot trataba de arreglar, hacer como una…tratar una especie de…de…componenda, puedo decir con este individuo, o sea, Eliécer Gaitán.

Al fracasar tales negociaciones, este individuo se veía un poquito, digamos, difícil de poderlo trabajar dentro de lo que nosotros habíamos hablado anteriormente, de otra administración y entrenamiento, que era el medio de la política…o sea, el tratar de llegar al individuo por medio del soborno y el chantaje. Es decir, había que trabajarlo entonces en otra forma.

(…) Me presento en Colombia con un falso pasaporte, como estudiante7. El nombre en aquel entonces era Giorgio Ricco. Al llegar a Colombia me encuentro con que tengo que reportar con un maestro o profesor de la universidad llamado, apellidado Dávila. Además de esto –de que sirviera de profesor y asesor, introductor, inclusive, dentro de la universidad-, ¿Cuál era el objetivo?: estudiar las tendencias estudiantiles que causaban muchos alborotos en aquel entonces. Tenía fundamentalmente la misión de tratar, por todos los medios, de saber cómo, porqué, cuándo, se recibían dentro del estudiantado las ordenes directas y de parte de quien venían esas ordenes. Además, quién apoyaba con dinero o con recursos a esos estudiantes para proseguir esas manifestaciones por Eliécer Gaitan.

Esto, naturalmente, para llevarlo a cabo me hice pasar por un estudiante de habla italiana, debido a mi caracterización. Dentro de los cuadros de estudiantes participé  y entonces pude saber a ciencia cierta su fortaleza, pude saber a ciencia cierta quién los apoyaba y naturalmente estos estudios, con otros ya hechos por los agentes radicados ahí, como el tal Tomas Elliot, jefe de grupo, pues llegamos a un acuerdo de que Eliécer Gaitan, el líder, independentista liberal, muy popular, pues era necesario llevarlo a una eliminación física.

Esta extremada orden, naturalmente que ya llegaba a formar un plano completamente diferente al que yo me venía (sic) hecho en otros años.  Es decir, en cuanto era la primera vez que participaba ya en la eliminación física de un individuo por otros medios. Para esto está Tomas Elliot. Se fundamenta en dos formas para poder hacerlo. Es decir, si nosotros llevábamos ya la eliminación física del individuo, amparado y acunado por la Embajada de los Estados Unidos en Colombia, pues era necesario tratar de darle otro matiz, otra forma diferente, para que la opinión pública no se formara una idea como la que se tenía que formar de que la Embajada de Estados Unidos estaba detrás de todo esto.

Al llegar a Colombia conocí a otras gentes que trabajaban también para el Centro (se refiere al Centro de Houston), vinculados a la embajada de Bogotá (entiéndase Embajada de Estados Unidos en Bogotá). Me presentaron a un individuo llamado Juan Roa Sierra. Este individuo, colombiano, de nacionalidad colombiana, como dije antes, de tendencias fascistas8 fue un individuo de confianza ya que había hecho con anterioridad algunos otros programas u otras misiones para los agentes, tanto del Centro como para la Embajada. Este individuo se le prometió en aquella ocasión protegerlo debidamente contra las autoridades colombianas en caso de  que fuera arrestado al cometer el hecho y a la misma vez también se le prometió, aparte de dinero, sacarlo lo más pronto posible fuera del país. En sí, todo esto se arregló con él de una manera bastante bien. Pero para nosotros, pensábamos después eliminarlo físicamente –ya que este individuo, después de cometido el hecho, iba a ser para nosotros un estorbo y un testigo presencial del caso. Por lo tanto, nos ahorramos ese problema ya que este individuo, al ajusticiar a Gaitán, también fue ajusticiado por el pueblo en ese momento que cometió el hecho en una de las céntricas calles de Bogotá.”
Gloria Gaitán, hija de Jorge Eliécer Gaitán, amplía la información dando cuenta de la participación en el complot del Director de la policía de entonces, Virgilio Barco, por órdenes directas del Presidente de la República y corrobora la versión del agente de la CIA, de la siguiente manera:

“En un viaje a Cuba, en los años de 1961 o 1962, el Comandante Piñeiros, a quien todo el mundo llamaba Barba Roja, me invitó a ver una filmación de una declaración de un agente de la CIA que afirmaba haber hecho parte del complot para asesinar a mi padre, Jorge Eliécer Gaitán.

En la versión original, sin editar, que fue la que yo ví,  el agente entraba en pormenores sobre la primera etapa adelantada por Tomas Elliot para intentar el soborno de mi padre a fin de que abandonara la política. Sufrí un ataque de taquicardia que obligó a la suspensión temporal de la proyección, ya que el agente de la CIA relataba un hecho que yo había conocido directamente de boca de mi padre.

En efecto, en el año 47, papá llegó  un día a almorzar a la casa y le contó  a mamá, en presencia mía, que le habían ofrecido ejercer la cátedra de derecho penal en la Sorbona en París o en la Universidad de Roma, garantizándole la propiedad en uno de los barrios más lujosos de esas ciudades, de un espléndido apartamento. Le darían igualmente una inmensa finca en la sabana de Bogotá y otra en los Llanos orientales, y le otorgarían la financiación necesaria para que sus hijos pudieran, por el resto de sus vidas, estudiar en los colegios o universidades de Europa. Esta última parte fue la que no permitió que yo olvidara el asunto, pues me empeciné en insistirle a mi papá que abandonara la política para poder irme a estudiar al viejo continente. Mamá a veces me decía que era una lástima que mi papá no se hubiera dejado tentar, pues así hubiera salvado su vida. 

El impacto que recibí fue tremendo, cuando comencé a oír de labios de ese hombre la descripción de todas y cada una de las propuestas de soborno que yo ya conocía. El agente, en lugar de hablar de los Llanos, se refería a “la pampa colombiana”, pero el resto era idéntico, con las mismas palabras, como lo había relatado mi padre.”
Y como parte de los comentarios hechos para el artículo citado, Gloria Gaitán continúa:

“En 1993, el doctor Yesid Castaño,  miembro de la Junta Directiva de la Federación Colombiana de Cafeteros, me contactó para decirme que el doctor Robayo, dueño de kokorico y en aquel entonces de Diners y el Banco Superior, tenía toda la documentación de un agente de la CIA llamado Tomas Elliot, quien había sido su cercano amigo y quien le dejó, antes de morir de cáncer, todo el archivo sobre la preparación del asesinato de Jorge Eliécer Gaitán, entre otras cosas, fotografías donde se ve la salida de mi padre, en diferentes días y horas, del edificio Agustín Nieto, y donde están consignados pormenorizadamente todas las acciones previas al asesinato. El doctor Castaño me dijo que el doctor Robayo estaba dispuesto a hacerme conocer la documentación. No obstante, me fue imposible localizarlo y hasta el presente nunca respondió mis llamadas. Se debió arrepentir.

En cuanto a la vinculación del jefe de la policía, también existe otro testimonio, el del padre Camilo Torres, quien me llamó  un día para decirme que su señora madre sabía quienes eran los asesinos intelectuales  de mi papá, y que quería reunirse con mi madre, con mi entonces esposo, Luis Emiro Valencia, y el abogado de la familia, Guillermo Hernández Rodríguez, y conmigo, para revelarnos la información que ella había guardado por muchos años por miedo a que a él lo mataran como represalia.

 

Mamá dijo que no quería reunirse con una encubridora. La madre de Camilo nos dijo que ella era muy amiga de la amante del coronel Virgilio Barco, director en 1948 de la Policía Nacional, y que pocos días después del 9 de abril, estando de visita donde ella, llegó Barco, quien estaba de pelea con su amante, en busca de una reconciliación. La señora le dijo a doña Isabelita de Torres que se escondiera en el cuarto vecino para que el coronel Barco no se sintiera cohibido, ya que ella sí quería reconciliarse. El coronel comenzó diciéndole que no era cierto que él la hubiera engañado, que eran solo celos infundados de ella, motivo por el cual estaban de pelea y que era tal el amor y la confianza que él le profesaba, que iba a confesarle un gran secreto para poner su vida en manos de ella: le contó que con la asesoría de agentes norteamericanos y por órdenes de la Presidencia de la Republica el había planeado la ejecución del asesinato de Jorge Eliécer Gaitan. Explicó que esa era la razón por la cual, cuando dos policías habían encerrado a Roa Sierra en el local de una farmacia y lo vieron a él sentado en un café al frente del edificio Agustin Nieto –donde permaneció toda la mañana vigilando los acontecimientos –se le habían acercado para preguntarle que hacían con el asesino y el les respondió: “Déjenselo a la multitud”, mientras que otros cómplices vociferaban “Maten al asesino”, con el fin de que fuera la gente enardecida la que acallara directamente al asesino material.

El doctor Guillermo Hernández le pidió a doña Isabel que declarara en el proceso, pero ella dijo que solo le hacía una confesión a la familia Gaitán por insistencia de Camilo para calmar su conciencia, pero que no quería poner en peligro la vida de su hijo y que con su confesión mi padre no resucitaría y en cambio Camilo si podía ser asesinado, lo cual impediría que él hiciera la revolución que mi padre no pudo hacer.  

El padre Camilo insistió mucho en que ella declarara, e incluso manifestó  que él iba a contarles la versión a los jueces. Doña Isabel le respondió tajantemente que si el se atrevía a hacerlo, ella lo desmentiría”. 

Se corrobora entonces que el asesinato del líder popular Jorge Eliécer Gaitán fue un crimen de Estado, un acto de terrorismo de Estado, instigado y dirigido por los servicios secretos de los Estados Unidos, con participación directa del Estado colombiano, en cabeza del Presidente de la República y del Comandante de la Policía de Bogotá, con el que se impidió su participación en las elecciones presidenciales de 1950 y su ascenso  al poder, cerrando la vía política a las transformaciones democráticas que el país reclamaba y desatando una guerra fratricida que, en sus varias etapas, ya dura más de medio siglo.

El origen de las FARC EP y la lucha contra el terrorismo de Estado 

El movimiento guerrillero surgió en Colombia, como única respuesta posible al terrorismo de Estado ejercido contra el pueblo, las organizaciones sociales y la oposición política; como única forma para preservar la vida por parte de importantes núcleos de campesinos políticamente conscientes y ante la imposibilidad de desarrollar la lucha política en condiciones democráticas, porque los partidos políticos tradicionales: el liberal y conservador,  establecieron en la Constitución Nacional desde los años 50, la exclusión de otras fuerzas en la vida política del país. Y porque todo esfuerzo de organizar partidos o movimientos políticos de oposición ha sido aniquilado a sangre y fuego por medio del terrorismo de Estado, ejercido de manera directa por los organismos represivos del Estado o por fuerzas paramilitares, organizadas por ellos en conjunto con los sectores sociales y políticos más reaccionarios, que   actúan bajo su dirección y protección.

Para comprender mejor esta realidad, y la dinámica de su desarrollo, es necesario conocer la historia del movimiento guerrillero. Dejemos que las mismas FARC y el ELN, cuenten su historia. Conozcamos inicialmente la historia contada por los primeros en el libro  FARC-EP , Esbozo Histórico, publicado en 1998 por su Comisión Internacional:
EL ORIGEN DE LAS ACTUALES GUERRILLAS EN COLOMBIA

“La guerrilla colombiana no ha sido, ni es, fenómeno impuesto por mano ajena desde fuera de su territorio. Se origina como semilla fecunda con voz y visión propias, sembrada y enraizada profundamente en la historia contemporánea del país. (…) Ha sido una historia plena en avatares y heroísmo, de avance en la conciencia y en la madurez entre los combates y los amargos desaciertos, de desarrollo en las victorias y las leyendas; su historia es la historia de un pueblo que mantiene su fe en el futuro que el mismo construye. Y en este sentido es una historia imposible de leerse en los manuales de la historia oficial tan plagada de mentiras y deformaciones.

La guerrilla en sus comienzos no se origina por un decreto de nadie, aparece y sobrevive impulsada por la necesidad vital de la defensa de la vida, de bienes y honra de la población; enfrenta al enemigo sin ninguna experiencia, (…) en la lucha por la tierra para quien la necesita y quiera trabajarla. Se esconde y actúa sobre una geografía exuberante y abrupta que le brinda seguro abrigo en los nudos y en el cuerpo de tres cordilleras, que espera en la inmensidad de las llanuras y en la selva inexpugnable para los ojos del enemigo. Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC- EP, devienen en línea directa de esa valiosa y hermosa experiencia.

La violencia oficial de los años 48-50 y el surgimiento de la guerrilla colombiana. Primera fase.

El origen de la actual guerrilla en sus actuales vertientes conceptuales y orgánicas, debe buscarse sin lugar a dudas, en los años 48-50, en lo que concierne a su razón de ser históricamente. En esos primeros años, la guerrilla colombiana es la actitud primaria y valerosa de un pueblo como respuesta inmediata a un proceso de violencia oficial que había logrado deteriorar profundamente la vida nacional,  pocas regiones se libraron de la devastación humana. Violencia política, violencia como despojo de la tierra para  hacer crecer los linderos de los grandes latifundios, violencia económica expresada en las ansias desmesuradas de enriquecimiento personal, violencia religiosa contra quienes no creían ni practicaban  los ritos de la iglesia oficial. Proceso incontenible de violencia que desató una guerra civil no declarada, la cual dejó más de trescientas mil sepulturas, y todos los muertos y toda la sangre derramada pertenecían al pueblo.

(…) No hubo muertes entre los de arriba, ellos apenas se apersonaban en su dirección de la contienda que habían desencadenado entre los de abajo. Fue la violencia que buscaba en lo esencial el aniquilamiento del contrincante político. En ese entonces, liberales y comunistas fueron señalados y marcados como víctimas destinadas a la muerte violenta. En ese dramático periodo se prohibió en la práctica la muerte natural. En su iniciación, época de los gobiernos conservadores de Mariano Ospina Pérez (1946-1948), Laureano Gómez (1950-1953), y durante la dictadura militar de Gustavo Rojas Pinilla (1953-1957), la guerrilla surge como agua que brota de la tierra en forma espontánea. Ante la amenaza diaria de arrasamiento total de la vida, bienes y honra por parte de fanatizados y criminales grupos de policías y civiles, la población decide como ultimo recurso, organizar la defensa de su zona.

Se desentierran viejos fusiles de las guerras civiles,  se reúnen las escopetas, se inventan armas improvisadas amarrando los machetes en la punta de los palos y se nombran como instructores a los viejos que habían participado en la última guerra civil y a los jóvenes que recientemente habían pagado el servicio militar obligatorio. (…) La guerrilla se organiza inevitablemente dentro del corazón y la respiración de la población, la guerrilla actúa en defensa de la población, la población vibra y ve por los ojos del núcleo armado.

Ese nacer de la guerrilla no es el producto de un esquema generalizado, al contrario expresa múltiples características afines a las diferentes regiones. En algunas zonas continúa la experiencia de antiguas luchas agrarias, en otras su aparición está signada por el deseo supremo de la sobre vivencia. Guerrilla y población deambulan juntos en la trashumancia de las marchas; guerrilla y población abren nuevas trochas por montañas y selvas. Existe entre la guerrilla y la población una comunicación de viva voz; la guerrilla es la familia, en la guerrilla se encuentra el padre, está el hermano, se enrolan los hijos, la novia, la mujer. La guerrilla siembra influencia especialmente en los departamentos del centro del país, Tolima, Cundinamarca, Huila, también en Santander del Sur; se desarrolla vertiginosamente en los llanos orientales, y allí la guerrilla liberal logra ejercer dominio en vastos territorios, guerrilla dirigida por hombres salidos de la misma tierra, Guadalupe Salcedo, es uno de sus legendarios comandantes.

Posteriormente se crean las guerrillas comunistas y en el desarrollo histórico surgen de ellas las FARC y el ELN en 1964, que desde entonces han luchado en condiciones desventajosas durante 47 años, a través de los cuales siempre propusieron la solución política del conflicto y que en los últimos años se ha concretado en la consigna “Paz con justicia social”. No es la paz a cualquier costo. No es la paz de los sepulcros y aceptación de la tiranía y la entrega de la soberanía nacional al saqueo y explotación del imperialismo de  los Estados Unidos. Es la paz con dignidad y libertad, con soberanía nacional, con democratización de la vida política, económica y social del país. Es la paz con garantías para la vida de los combatientes guerrilleros y dirigentes e integrantes del movimiento social democrático y revolucionario. Esto solo puede ser posible desmontando el terrorismo de Estado, el paramilitarismo, y depurando las fuerzas militares y de policía y los organismos de inteligencia; juzgando y condenando a los promotores y dirigentes políticos y militares responsables del genocidio y de todos los crímenes cometidos contra el pueblo; y restituyendo a éste, la soberanía nacional sin tropas ni bases militares gringas en territorio colombiano, para que no puedan utilizarlo jamás como plataforma de guerra para amenazar ni agredir a otros países y pueblos del continente, en primer lugar al hermano pueblo de la República Bolivariana de Venezuela y a los países integrantes de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA-TCP). 

Solo la solución política del conflicto social y de la guerra, con paz y justicia social,  hará posible la verdadera integración de los pueblos de Colombia y Venezuela, con el ideal bolivariano como fundamento ideológico e histórico, para avanzar con paso firme hacia la integración latinoamericana y caribeña.

Es esa paz humanista y verdaderamente democrática, la que permitirá  conformar en el ciclo bicentenario de la independencia 2010-2030, una Patria Grande Bolivariana en marcha al Socialismo, que contribuya a la paz mundial, a la reestructuración de las relaciones internacionales creando un mundo multipolar en el que se respete el derecho de las naciones a la autodeterminación; en que estas se complementen sobre principios de igualdad, equidad, justicia social y solidaridad. 

Es esa paz con justicia social, la que hará posible crear en Latinoamérica y El Caribe, la Patria Grande Bolivariana y Socialista que permita construir, -como anhelaba El Libertador Simón Bolívar-,  un nuevo equilibrio del universo con el que se asegure la subsistencia de la especie humana y del planeta en el siglo XXI.
Caracas, Febrero de 2011

Con el mercado hemos topado, amigo Sancho

Con el mercado hemos topado, amigo Sancho

11MAY
Con el mercado hemos topado, amigo Sancho
Ocho mitos sobre la crisis alimentaria actual
Vicent Boix | Para Kaos en la Red | 10-5-2011 a las 18:59 | 219 lecturas | 2 comentarios
www.kaosenlared.net/noticia/mercado-hemos-topado-amigo-sanch

Antecedentes

Un accidente nuclear, unos bombardeos de la OTAN y un Bin Laden después, y sigue subiendo el número de hambrientos. De hecho, desde el verano pasado los precios de los alimentos no han dejado de crecer hasta alcanzar valores récord en 2011. El punto de ignición se originó con la disminución de las cosechas de cereales en algunos países exportadores, que se transformó en una reducción de la oferta que espoleó el incremento de los precios. Para garantizar su propio abastecimiento y poder defenderse del aumento, estas naciones limitaron sus exportaciones lo que constriñó más aún la oferta generando más tensión y alzas en el mercado, a la vez que el caos se iba expandiendo a otros alimentos.

Los primeros balances sociales consecuencia del terremoto de precios de los alimentos los dio a conocer el Banco Mundial a mediados de febrero, anunciando que durante este año el número de hambrientos podría crecer en 75 millones hasta oscilar los 1000 millones, a la vez que aumentaría en 44 millones el número de pobres extremos.[1]

De esta forma se arriesga gravemente el primero de los Objetivos del Milenio, que se compromete a reducir a la mitad el porcentaje de personas hambrientas. El presente y el futuro no invitan al optimismo. Datos del “Índice para los Precios de los Alimentos”, que calcula la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), muestran que durante el mes de febrero se alcanzó el record en los precios, aparte de constituir el octavo mes seguido con una tendencia claramente alcista.[2] Los últimos índices de marzo y abril mantienen la dinámica y perpetúan esta agónica situación, porque a pesar de la ligera reducción en los precios, éstos siguen un 36% más inflados respecto a los valores de hace un año.[3]

Dos lógicas opuestas para diagnosticar un mismo problema

A efectos de este artículo, la cadena comercial alimentaria se podría dividir en tres eslabones. El primero lo componen los países exportadores; que comercian sus cosechas en el mercado internacional que es el segundo eslabón; para que puedan ser adquiridos por las naciones importadoras que conformarían el tercero.

Una vez hecho este matiz decir que la primera de las lógicas se denominará “humana”, porque antepone el estómago de las personas que debería prevalecer a cualquier otra premisa. La segunda es la “lógica del mercado” y es la que imponen con calzador los poderosos y sus políticos. Para ésta el centro del universo es el mercado, que debe ser totalmente libre de ataduras y obstáculos porque se basa en el principio metafísico de que el mercado es capaz de autorregularse, o como se dice metafóricamente, existe una especie de mano invisible que repartirá el pastel de forma justa y equitativa.

Para la “lógica humana” -defendida por el que escribe- el problema de la crisis de los precios tiene su origen en “manos visibles” del mercado cuyas operaciones bursátiles, sin ser armadas, son socialmente más criminales que las bombas del cadáver Bin Laden; por tanto, las soluciones deben encaminarse a frenar los abusos de este mortífero segundo eslabón de la cadena. Para la otra lógica, el mercado es un ente intocable que por dogma de fe debe ser libre a cualquier precio. Los idealistas creen las propiedades sobrenaturales de su autorregulación filantrópica, mientras que para los pragmáticos el mercado es una manera de forrarse y por eso no quieren regulación, salvo cuando les interesa para lucrarse más si cabe. Bajo la “lógica del mercado”, que es la que se ha impuesto, la causa del incremento de precios tiene su origen en los países exportadores e importadores (eslabones primero y tercero), es decir, en la humanidad misma.

Mito 1: Existe un desequilibro entre la oferta y la demanda de alimentos

O dicho de otra manera, el problema es que el primer eslabón de la cadena produce menos alimentos y el tercero consume más. Por el contrario, el papel del segundo eslabón (mercado) se ciñe a fijar inocente, salomónica y mecánicamente unos precios que en este caso son elevados porque la oferta de cereales es menor a la demanda.

Con datos de la FAO de este mes de mayo, para este ciclo 2010-2011 se prevé que el balance mundial entre la producción y el consumo de cereales arroje un déficit de 43,1 millones de toneladas. Pero las reservas, que oscilan los 483 millones, permiten hacer frente 11 veces al déficit estimado.[4] Durante varios años en la última década fue peor la relación entre producción, consumo y reservas, pero nunca los precios ascendieron tanto como ahora o 2008. En 2003-2004 las reservas sólo cubrían 6 veces el déficit existente en aquel momento y los precios eran la mitad que ahora.[5]

La propia FAO, en septiembre de 2010 repartía optimismo a través de un comunicado de prensa en el que afirmaba que “no hay indicios de una crisis alimentaria mundial” y que “el suministro y la demanda mundial de cereales se presentan suficientemente equilibrados (…) La previsión para la producción mundial de cereales en 2010 se sitúa en 2 239 millones de toneladas, tan sólo un uno por ciento menor que el pasado año y la tercera mayor registrada hasta hoy.”[6]

El discurso sereno, paradójicamente se tornó en dramático dos meses después coincidiendo con la edición del informe “Perspectivas Alimentarias”, en el que se informaba de los cereales que “unos déficit imprevistos de producción debidos a fenómenos meteorológicos influyeron negativamente en las perspectivas para el suministro mundial de cereales…”.[7]Se cuantificaba la nueva cantidad de cereales en 2216 millones de toneladas, frente a los 2239 de septiembre.

Y es que de no haber indicios de crisis y de un equilibrio del suministro y la demanda, en unas pocas semanas se pasa al alarmismo por 23 millones de toneladas menos (el 1% de la producción mundial) pero ¿realmente puede este 1% provocar tal desbarajuste?

Porque en una resolución de febrero el Parlamente Europeo mantenía que “…en la actualidad el suministro total mundial de alimentos no es insuficiente (…) son más bien la inaccesibilidad de los mismos y sus elevados precios los factores que privan a muchas personas de la seguridad alimentaria.”[8] Entonces, si la crisis no es de escasez sino que se origina por el alza de los precios que impide la accesibilidad a los alimentos, pero este ascenso no surge de un desequilibrio real por una menor oferta y una mayor demanda, y si además se suma que durante años la situación fue peor pero los precios se mantuvieron equilibrados, entonces, indudablemente, hay un factor independiente al primer y tercer eslabón que está distorsionando gravemente los precios, que se llama especulación, que está incrustado en el segundo eslabón (mercado) y que según la Eurocámara es el causante del 50% de los incrementos en los precios.

Para más información decir que hay dos tipos de especuladores. Los fondos de inversión, de pensiones, de cobertura, etc. que según el Observatori del Deute en la Globalització “…compran y venden contratos de futuros esperando sacar beneficios en cualquiera de las transacciones, independientemente de que estos contratos se materialicen.”[9] Después están los intermediarios (destacando las transnacionales agroexportadoras como Cargill, Monsanto, etc.) que manejan grandes cantidades de productos como el cacao, cereales, etc. lo que les confiere influencia en la oferta de alimentos, no dudando en almacenar grandes cantidades para desabastecer el mercado y forzar una subida de precios. Estos intermediarios también especulan con contratos de futuros.

Bajo la “lógica humana” habría que actuar sobre estos elementos transgresores para evitar más hambrientos, pero bajo la todopoderosa e imperante “lógica del mercado” debe ser el mundo quién se amolde a sus reglas y concretamente los países del primer eslabón que deben disponer más alimentos en el mercado en busca de su bendita autorregulación, aunque esté infestado de especuladores, aunque caigan más famélicos y aunque en realidad hay alimentos suficientes.

Mito 2: Los chinos y los indios comen más y mejor

En este supuesto son dos países del tercer eslabón quienes han desquilibrado la balanza, aunque con cifras de la FAO de noviembre, el consumo humano de cereales estimado para este año crecerá un 7,10% respecto a 2005 y el consumo de cereales para piensos lo hará un 2,24%. En cuanto a la oferta, la producción mundial de cereales prevista para 2011 será un 8,10% superior a la de 2005. Por tanto, los incrementos en los consumos de cereales para humanos y piensos, porcentualmente serán armónicos y proporcionales al crecimiento de la producción, tomando como referencia datos de 2005 y 2011.

Para el ciclo 2010-2011, el volumen de cereales para consumo humano y para piensos rondará los 1820 millones de toneladas (demanda) cuando se prevé una producción global de 2216 millones de toneladas (oferta). Alimentando estómagos y animales de granja sobrarían 396 millones de toneladas. El verdadero desequilibrio en la demanda de cereales es producido por otros consumos alejados de los esófagos, fundamentalmente agrocombustibles. Para 2011 se estima que se desviarán 433 millones de toneladas para estos usos, que respecto a 2005 supone un aumento del 44%. Los 396 millones de toneladas sobrantes, no sólo desaparecen sino que se genera un déficit de 37 millones.[10]

Señalar los menús chinos e indios como posible causa de la crisis, aparte de ser tendencioso porque difícilmente pueda justificar el tenue desequilibrio en la demanda, tiene implícito dos mensajes subliminales hábilmente calibrados para confundir a la ciudadanía. Primero, mientras se acuse a los estómagos chinos e indios se librarán los especuladores y los coches europeos y norteamericanos. Segundo, con esta premisa, el sistema económico global basado en el libre mercado no sólo se deshace de cualquier responsabilidad por la crisis alimentaria, sino que se apunta el tanto de haber generado riqueza y progreso en países emergentes como China e India… que ahora comen mejor.

Mito 3: Los países exportadores e importadores han actuado irracionalmente

Se dice esto porque durante los primeros meses de la crisis, los primeros limitaron sus exportaciones y los segundos compraron grandes partidas de alimentos, ambos con el objetivo común y legítimo de poder garantizar el suministro de alimentos para sus poblaciones. Pues bien, para algunos organismos y expertos este comportamiento en el primer y tercer eslabón ha sido irracional, porque ha estrangulado más la ecuación entre la oferta y la demanda.

Es curioso que en la sociedad del supuesto comercio libre, los inversionistas -aprovechando esa “libertad”- especulen en el mercado con total impunidad sin que nadie diga o haga algo, mientras a ciertos estados se les critica y se les presiona cuando libremente compran y venden en el mismo mercado. Por ejemplo la FAO, en enero publicaba una nota de prensa en la que explicaba algunas de las actuaciones que realizó para frenar la escalada de precios durante los meses iniciales de la crisis en 2010. Se menciona en dicha nota que “La FAO entró en ese momento en contacto con los diferentes países exportadores, con la intención de evitar un fenómeno de contagio tras las restricciones a la exportación de trigo anunciadas por Rusia. Y lo consiguió, excepto en el caso de Ucrania, país en el que al menos logró retrasar la decisión durante varios meses.”[11]

A los países importadores la FAO ha sugerido, a través del documento Guide for policy and programmatic actions at country level to address high food prices, que apliquen medidas económicas y comerciales regresivas para reducir el precio de los alimentos en sus territorios, como por ejemplo subvenciones directas, incentivos fiscales, reducción de impuestos como el IVA, reducción de los aranceles, etc. La FAO, además, ha organizado seminarios para dar a conocer estas sugerencias y considera esencial que los estados revisen sus opciones legislativas, supuestamente para incorporar estas medidas que, van encaminadas a que las opulentas ganancias de los inversores financieros sean costeadas por los estados soberanos, que verán reducidos sus ingresos arriesgando la financiación de sus programas sociales mientras incrementan su endeudamiento.[12]

No ha sido posible localizar documento alguno en el que la FAO u otro organismo internacional hayan cabildeado a instituciones financieras para que frenaran la sangría especuladora.

Mito 4: Se trata de una crisis alimentaria mundial

Llegado este momento hay que indicar que la especulación en los mercados de futuros, por si misma no es la causa de la crisis. Dicho de otra manera, los países que se cultivan sus propios alimentos no tienen porque adquirirlos en el mercado. El problema lo tienen los países que han instaurado el modelo agroexportador que fomenta la siembra de cultivos para la exportación al supermercado global (sobre todo los exóticos y las materias primas) en detrimento de la producción nacional de unos alimentos que ahora obligadamente tienen que adquirir en el segundo eslabón.

Olivier De Schutter, relator de la o nU para el derecho a la alimentación, lo dejaba entrever en una reciente entrevista: “Los países africanos se han beneficiado de unas cosechas en 2010 relativamente buenas y no afrontan un riesgo inmediato (…) Los países que importan la mayor parte de la comida que necesitan son más vulnerables. Los menos desarrollados compran el 20% de sus alimentos, y su factura se ha multiplicado por cinco o seis desde los años 90. Esta dependencia de los mercados internacionales es muy peligrosa.”[13]

Ameritaría otro artículo explicar los mecanismos que han propiciado el abandono de la soberanía alimentaria, pero destacar que muchos organismos como el Banco Mundial presionaron y espolearon a naciones pobres para que apostaran por la agroexportación ahogando su propia agricultura campesina. También la desaparición de los aranceles bajo la “lógica del mercado”, facilitó que excedentes alimentarios subsidiados de Estados Unidos penetraran en países pobres, aniquilando la producción local lo que derivó en una dependencia de las importaciones. O casos como el de España, que en 2006 aprobó una reforma en la que reducía considerablemente su producción de azúcar (500.000 toneladas de cuota con un consumo de 1,3 millones de toneladas). El acatar la disminución en lugar de legislar en favor de una agricultura sostenible que garantice dicho suministro interno generando a la vez empleo y desarrollo rural, ha propiciado que España dependa de las importaciones y de los precios internaciones.[14]

A nivel general, la liberalización del mercado agrícola alejó a los estados de su función tradicional de legislar según los intereses de sus poblaciones, lo que ha provocado que la cadena alimentaria sea controlada por grandes empresas que exprimen al agricultor hasta su desaparición. Sin éste no hay cultivos y crece la dependencia hacia unas pocas transnacionales que manejan y especulan con el comercio agrícola.

Por tanto la crisis actual no se trata de un fenómeno coyuntural, sino que el escenario para la tragedia actual, durante décadas se fue preparando en muchos países a través de políticas liberales ortodoxas impuestas en algunos casos a través de chantajes y conflictos armados (recuerden si no, el paquete de medidas económicas que instauró el gobierno “amigo” de Irak tras la defenestración de Sadam Hussein).

Mito 5: Los agricultores salen ganando por el alza de los precios

Se cree que los elevados precios de los alimentos repercuten positivamente en los agricultores de países del primer eslabón, que se benefician de la situación y reciben mejores precios por sus cosechas. Pero esto no suele ser así, porque el principal problema que enfrenta la agricultura para la exportación es que las diferentes fases de la cadena agroalimentaria (semillas, insumos, intermediación, distribución, transformación, etc.) se concentran cada vez en menos manos. Esta situación de oligopolio da fuerza a estas “manos” que determinan las condiciones y en el caso de la intermediación y la distribución, son éstas las que establecen los precios de compra sin que la política ponga límite al abuso.

En España el saqueo se visualiza en el Índice de Precios en Origen y Destino de los Alimentos, que calculan la coordinadora agraria COAG y las organizaciones de consumidores UCE y CEACCU. En el estudio último de abril de 2011, los cultivos, de media, multiplicaban un 505% su valor desde el agricultor al consumidor y en algún caso concreto se llegaba al 761%. Para COAG “Una vez más, los datos evidencian que la distribución mueve los hilos de la cadena agroalimentaria a su antojo, independientemente de la evolución de los precios en el campo, e impone condiciones desde arriba para salvaguardar sus márgenes, manteniendo o incluso elevando los precios en épocas de mayor consumo…”.[15] La situación es tan decimonónica que los agricultores en muchos casos no negocian un precio de venta, sino que entregan su producción y al final les abonan una pequeña migaja que a veces no cubre ni los costos de producción.

La propia Comisión Europea reconocía en un informe la detección de “…una serie de graves problemas en la cadena de abastecimiento, como el abuso de poder de compra dominante…”. Mientras el Parlamento Europeo dejaba claro en una Resolución de febrero pasado “Que el alza de precios de los productos alimenticios no se traduce automáticamente en un incremento de las rentas de los agricultores, debido sobre todo a la velocidad con que aumentan los costes de los insumos agrícolas (…) el porcentaje de la renta de los agricultores procedente de la cadena alimentaria ha disminuido considerablemente, mientras que los beneficios de los transformadores y los minoristas han experimentado un aumento constante…”.[16]

Mito 6: Hay que liberalizar más los mercados agrícolas

En un artículo publicado en enero y firmado por el ex director de la FAO, Jacques Diouf, decía que “Las medidas sanitarias y fitosanitarias unilaterales, así como los obstáculos técnicos al comercio, suponen un freno para las exportaciones y, en particular, para los países en desarrollo.” y “Se debe llegar a un consenso en las negociaciones ya demasiado largas de la Organización Mundial del Comercio (OMC) para poner fin a la distorsión de los mercados y a las medidas comerciales restrictivas para el comercio que agravan los desequilibrios entre la oferta y la demanda.”[17]

Una vez más, se parte de un desequilibrio que realmente no existe entre el primer y el tercer eslabón, como aclara Olivier De Schutter: “Hay escasez localizada en regiones donde las cosechas han sido bajas o que han sufrido desastres naturales o conflictos o donde las rutas de comunicación son muy pobres. Pero producimos suficiente para alimentar al mundo. Si los mercados funcionasen bien y la gente tuviera la capacidad adquisitiva para comprar la comida disponible no habría hambre. El hambre es un problema político.”[18]

Las afirmaciones de Jacques Diouf son más graves por cuanto se apuesta, bajo la aplastante “lógica del mercado”, por incidir en un modelo agrario basado en el comercio libre y en la exportación (el de los tres eslabones), en detrimento de uno que garantice la seguridad y la soberanía alimentaria de los pueblos. Con él se fomenta entre las naciones, el abandono de su auto abastecimiento de alimentos y la dependencia hacia el segundo eslabón (mercado) con su voracidad y perversidad incluidas. Para los agricultores una mayor liberalización no es provechosa, porque como se decía antes, la distribución y la intermediación imponen los precios de compra y venta. Por tanto, por mucho que se desregule y por muchas fronteras que se abran, al final es el intermediario quién acaba repartiendo el pastel. De Schutter indicaba al respecto que “…ni los pequeños agricultores se benefician siempre de los altos precios, porque están en el eslabón de la cadena más débil, ni los consumidores de la bajada de precios porque las empresas importadoras o los pequeños comercios no los trasladan al mercado.”[19]

Mito 7: Hay que aumentar la inversión y la producción

No hay una escasez pero se busca acrecentar la producción (oferta) en el primer eslabón para calmar el alza de precios que acaece en el segundo. Dicho gráficamente, el lobo asaltó el gallinero y por las ventanas se echan más gallinas para saciar su voracidad.

Pero, el problema no es de cantidad sino de accesibilidad. No se requieren cirugías financieras y técnicas con aparatosos postoperatorios, sino una ración de justicia social y coherencia. Según el Parlamento Europeo “…al menos el 30 % de todos los alimentos producidos en el mundo se despilfarra en varios puntos de la cadena alimentaria.”[20] Se refiere a la cadena controlada por unos pocos, en donde los alimentos recorren largas distancias para transformarse en productos envasados que se exponen luego en un supermercado. Y es cierto que de cara al futuro se tiene que plantear un aumento en la producción teniendo en cuenta el incremento de la población, aunque más temprano que tarde habrá que cuestionarse medidas controvertidas como el control de la natalidad, si no quiere la raza humana convertirse en una plaga que arrase con el planeta.

La producción y la inversión, per se, no son la panacea. Un incremento de ambas puede ser positivo si el protagonista activo es el pequeño agricultor y campesino, que genera alimentos dignamente para las comunidades locales de una forma sostenible y accesible. Pero conforme está montado el cotarro agroexportador bajo el libertinaje comercial, de nada sirve aumentar la inversión y la producción si después: A- La tierra está en manos de terratenientes e inversores que no siembran comida sino cultivos exóticos (café plátanos, etc.) y materias primas para la exportación (algodón, soja para biodiesel, etc.). B- No se legisla para eliminar, sino que se mantienen los engranajes que permiten los atropellos ejercidos por los especuladores y las transnacionales que controlan las semillas, insumos, comercialización, transformación, precios de compra y venta, etc.

De hecho, en una nueva vuelta de tuerca, en algunos países del sur, desde hace años ha crecido vertiginosamente la cantidad de hectáreas acaparadas por extranjeros. Algunos son estados soberanos que buscan su abastecimiento, pero otros son inversores que una vez dominados los mercados, la venta de semillas e insumos, la distribución, la comercialización, etc. ahora van a por la tierra que es lo único que no tienen bajo sus zarpas. Y es que después del batacazo de las “subprimes”, el negocio agrícola es una garantía como explicaba un financiero al diario Público: “No hay prácticamente otro producto en el que invertir en estos momentos cuya demanda real sea tan clara…”[21] Porque puede bajar la demanda de coches o móviles, pero comer es preciso.

 

En esta coyuntura los “agrinversores” no irán con pequeñeces. Sus tierras dispondrán de regadíos modernos, tractores, transporte, buenas carreteras y no dudarán en contaminar el medio ambiente (ajeno) con agroquímicos y cultivos transgénicos. Abandonarán la tierra cuando acaben con su fertilidad y buscarán otras para arrasar, como hizo con sus bananeras la United Fruit. Y nunca, absolutamente nunca sembrarán para los pobres frijoles a diez pesos la libra, pudiendo vender en dólares maíz para bioetanol. Sin duda más inversión y producción pero ¿quién come?

Mito 8: Hace falta una nueva revolución verde

A mediados del siglo pasado la agricultura se mecanizó y se incorporaron semillas mejoradas y productos químicos. Este proceso que facilitó un aumento de la producción se denominó “revolución verde”, aunque no logró acabar con el hambre porque no solucionaba el problema de la accesibilidad a los alimentos. Esta evidente contradicción no es óbice para que algunas voces clamen ahora por una segunda “revolución verde” que sería encabezada por las semillas transgénicas. La justificación la de siempre: aumentar la producción para paliar el desequilibrio de la oferta y la demanda entre el primer y tercer eslabón.

Sin embargo, apostar por una segunda “revolución verde” sería incidir en un modelo ecológicamente insostenible que ha contaminado al medio ambiente y las personas. Los efectos negativos y los fracasos de los cultivos transgénicos han sido documentados ampliamente. Actualmente sólo tienen cabida en una agricultura industrial, mecanizada, con vocación exportadora y fuertemente dependiente del agonizante y caro petróleo. Sin olvidar que los agroquímicos y las semillas transgénicas forman parte del mismo “paquete tecnológico” que se tiene que comprar, lo que amarra al agricultor a unas pocas transnacionales que se lucran con este negocio.

En diciembre, De Schutter publicó un informe en el que apostaba por la agroecología como un modelo ambientalmente más sostenible y socialmente más justo. Se detallaban experiencias de agricultores ecológicos que lograron mejores producciones que los convencionales y se afirmaba que “…la propagación de las prácticas agroecológicas puede aumentar al mismo tiempo la productividad agrícola y la seguridad alimentaria, mejorar los ingresos y los medios de sustento de la población rural y contener e invertir la tendencia a la pérdida de especies y la erosión genética.”[22]

Son precisamente estas bondades sociales y ambientales las que dificultarán su propagación, ya que el modelo agroecológico cuestiona la “lógica del mercado” a la vez que desmonta el chiringuito de los que se enriquecen con las penurias de la mayoría. Por tanto, a seguir comiendo moscas y salvando bancos que Bin Laden murió y estamos de fiesta.


[1] http://www.europapress.es/epsocial/noticia-numero-personas-sufren-hambre-cronica-acerca-mil-millones-20110216141925.html

[2] FAO: “Dificultades en los mercados de cereales con una nueva subida de los precios” Roma, 3 de marzo de 2011.

[3] FAO: “El último Índice de precios de la FAO muestra su primer descenso en ocho meses” Roma, 7 de abril de 2011.
Vicent Boix.

Escritor, autor del libro El parque de las hamacas y responsable de Ecología Social deBelianís. Artículo de la serie “Crisis Agroalimentaria”, ver más aquí.

A %d blogueros les gusta esto: