Ley de Poe de cierta aplicación en Twitter

Ley de Poe

A todos nos ha pasado que en una conversación, o breve intercambio de palabras, alguien ha malinterpretado lo que hemos dicho, o al revés, que nosotros lo hemos hecho con las palabras de otros.
Y si eso ocurre en el lenguaje hablado con mayor razón ha de ocurrir en un lenguaje como el escrito carente de los recursos del hablado, expresiones faciales, tono de voz, etc.
En la red se utiliza este último y para evitar en la medida de lo posible lo anterior y dotar de mayor expresividad  a lo que se escribe surgieron los emoticonos (acrónimo de emoción e icono), sucesión de caracteres ASCII que en vez de formar palabras forman dibujos que reflejan distintos estados anímicos.
Al ser  dibujos, resulta fácil e intuitivo entender su significado, independientemente del idioma que se esté utilizando, aunque los japoneses suelen utilizar dibujos verticales en los que no hay que girar la cabeza (^_^)
Son casi tan antiguos como la propia internet, y aunque ya hubo en el siglo XIX algo remotamente parecido en la telegrafía, y cercanamente parecido en una revista satírica similar a nuestro Jueves (sin olvidar que el arte ASCII ya se practicaba con máquinas de escribir), el primero en proponer su utilización en el sentido y la forma que conocemos hoy en día, o mejor y para evitar disputas, que las hay, el primero en proponerlo y al que hicieron caso, fue un tal Scott E Fahlman en un grupo de noticias de la antigua y aún vigente Usenet en septiembre de 1982, su mensaje fue el primero en el que aparecieron por primera vez las ya muy populares expresiones  🙂  y   😦
19-Sep-82 11:44 Scott E Fahlman : -)
From: Scott E Fahlman <Fahlman at Cmu-20c>
I propose that the following character sequence for joke markers:
: -)
Read it sideways. Actually, it is probably more economical to mark
things that are NOT jokes, given current trends. For this, use
: -(
A partir de ahí su uso corrió como la pólvora y fueron apareciendo cientos de ellos, luego vino elsmiley, y por último el lenguaje de marcas, <ironic> para abrir un comentario sarcástico e </ironic> para cerrarlo, con innumerables variantes, [ironic mode on], [ironic mode of]; <ironic mode>, </ironic mode>, etc.

Pero por increíble que parezca los hay que a estas alturas  confiados en que el contexto no hace necesario el uso de tales señales (o desconociendo el contexto en el que están, según se mire), no las utilizan, con lo que dan pie a situaciones de lo más desternillantes cuando no desagradables.

#1 Fulano. Que digo yo que (…)
#2 Mengano. Ya te vale fulanito, cómo puedes decir que (…)
#3 Zutano. Muy bien campeón, bien dicho.
#4 Fulano. Ya te vale a ti que pareces bobo, no te has dado cuenta que no iba en serio.
#5 Mengano. Cómo coño voy a saber yo que no estás hablando en serio, a ver explícame cómo yo ni nadie puede tener forma humana de saberlo
#6 Fulano. Pues porque no existe nadie tan imbécil como para decir la parida que he soltado
#7 Mengano. Pues fíjate en Zutano, ahí jaleándote
#8 Fulano. Es que ese también estaba de coña
#9 Zutano. Ah, que no hablabas en serio, vergüenza debería darte reírte así de la gente
#10 Perengano, que tras leer el primer post ha saltado directamente a escribir su respuesta: Así se habla Fulano, con dos cojones
#11 Zutano. Y tú de qué vas cacho cabrón
#12 Perengano. Oye tú, a mí por qué me insultas si acabo de llegar

Y es entonces cuando se arma un pifostio de dos pares de cojones, al que se van sumando los nuevos que llegan, de manera que ya nadie se acuerda de qué iba la cosa de la que se estaba hablando.

Todo esto pasa porque se ignora la ley de Poe, cuyo enunciado reza así:

Sin un smiley guiñando u otra descarada muestra de humor, es imposible crear una parodia del fundamentalismo que alguien no confundirá con la cosa real.

Dicha ley fue enunciada por Natham Poe durante una incursión en un foro creacionista, he aquí el momento histórico, y si bien es cierto que las leyes epónimas (las que llevan el nombre de su descubridor) que nacen en internet y definen la manera en que los individuos interactúan entre sí en dicho medio, como la famosa Ley de Godwin,  no son tales leyes sino que suelen compartir la misma naturaleza que la no menos famosa ley de Murphy, esta en concreto ha sido reforzada  por un estudio realizado por la facultad de comunicación de la universidad de Ohio.

Un ejemplo que nos va a ayudar a entender mejor la mencionada ley lo constituyen estos dos artículos que enlazo  a continuación, uno de ellos es una sátira mientras que el otro es absolutamente  real.

1º La virginidad, obligación de toda mujer decente.

2º El sentido de guardar la virginidad. 

Lo sé porque el Gran Monesvol ha tenido a bien iluminarme mientras me debatía, entre dolorosos migrañas, por dilucidar tan dificil cuestión, por eso y por el par de pistas, no más, que contiene uno de ellos.

Publicado el diciembre 4, 2011 en REDES SOCIALES, REDES SOCIALES y etiquetado en , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: